Mar­ta Ale­jan­dre hi­zo his­to­ria en

El 2008 al ser la pri­me­ra ara­go­ne­sa en su­bir un ocho­mil. Aho­ra tra­ba­ja en For­mi­gal, lle­va on­ce años sin pi­sar el Hi­ma­la­ya, pe­ro quie­re re­gre­sar a los te­chos del mun­do

El Periódico Aragón - - Deportes -

lle­ga­mos a la ci­ma jun­tos y re­gre­sa­mos jun­tos a Ma­drid. Éra­mos com­pa­ñe­ros de cor­da­da y así lo eje­cu­ta­mos», di­ce.

Gran par­te del día de ci­ma ha­bía que tran­si­tar por una tra­ve­sía a me­dia la­de­ra muy pe­li­gro­sa. Fue allí don­de se ma­tó Pe­pe Gar­cés. «Es un te­rreno pe­li­gro­so si hay mu­cha nie­ve y es­tá he­la­da. Si las con­di­cio­nes son fa­vo­ra­bles, se pue­de su­bir tran­qui­la­men­te. Es­ta vez la tra­ve­sía es­ta­ba bien, se cla­va­ban bien los cram­po­nes y no iba en­cor­da­da». En el Dau­la tam­bién mu­rió el ejeano San­tia­go Sa­gas­te. Pe­ro a Ale­jan­dre no le in­va­die­ron los fan­tas­mas en los mo­men­tos más di­fí­ci­les del as­cen­so. «No pen­sa­ba en Gar­cés, ni en el ac­ci­den­te de San­tia­go Sa­gas­te. No po­día per­mi­tir que esos pen­sa­mien­tos me abru­ma­ran por­que pa­sa­ría de­ma­sia­do mie­do y no ten­dría la ener­gía su­fi­cien­te pa­ra po­der su­bir. So­mos osa­dos si pien­sas que no te va a pa­sar na­da», ex­pli­ca Ale­jan­dre.

R. M.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.