Nao­mi Seibt, la ca­ra opues­ta de Gre­ta

La ale­ma­na de 19 años, di­ce que los eco­lo­gis­tas «exa­ge­ran» y los ta­cha de «alar­mis­tas»

El Periódico Aragón - - Gente - LAU­RA ESTIRADO MA­DRID NEGACIONIS­TAS

Co­mo en un có­mic de Mar­vel, a Gre­ta Thun­berg le ha sa­li­do una ar­chi­ene­mi­ga ca­si de su mis­ma edad, tam­bién ru­bia, elo­cuen­te y eu­ro­pea. Se tra­ta de Nao­mi Seibt, una jo­ven ale­ma­na de 19 años que se ha he­cho fa­mo­sa en Youtu­be por sus ví­deos cri­ti­can­do la «ideo­lo­gía des­pre­cia­ble­men­te an­ti­hu­ma­na» de los ac­ti­vis­tas con­tra el cam­bio cli­má­ti­co, que a su jui­cio «exa­ge­ran» y son unos «alar­mis­tas». Seibt ase­gu­ra que lle­gó a pro­bar el ac­ti­vis­mo cli­má­ti­co ju­ve­nil de las huel­gas es­tu­dian­ti­les im­pul­sa­das por Thun­berg, los Fri­days for Fu­tu­re. Sin em­bar­go, no tar­dó en cam­biar de ban­do. Aho­ra jue­ga en la be­li­ge­ran­te li­ga de los negacionis­tas. Por eso en la red ya se la co­no­ce co­mo la an­ti-Gre­ta.

Con ca­nal pro­pio / en Youtu­be des­de ma­yo y va­rios ar­tícu­los en la pren­sa ale­ma­na, la chi­ca ya ha lla­ma­do la aten­ción al otro la­do del char­co. The Was­hing­ton Post le aca­ba de de­di­car un per­fil a Seibt, que re­si­de en Müns­ter. Cuen­ta la ca­be­ce­ra que le ha ve­ni­do que ni pin­ta­da a un gru­po de negacionis­tas li­be­ra­les de Chica­go, reuni­dos en el Ins­ti­tu­to Heartland, que tie­ne mano di­rec­ta en la Ad­mi­nis­tra­ción de Trump.

«Nao­mi Seibt ver­sus Gre­ta Thun­berg: ¿En quién de­be­mos con­fiar?», se pre­gun­ta el Ins­ti­tu­to Heartland en un ví­deo en el que to­ma par­ti­do por la ale­ma­na an­tes de su de­but en la Con­fe­ren­cia de Ac­ción Po­lí­ti­ca Con­ser­va­do­ra que se ce­le­bra es­ta se­ma­na en Was­hing­ton. Fundado en 1984 y fi­nan­cia­do por do­na­cio­nes anó­ni­mas, el ins­ti­tu­to Heartland da la es­pal­da a los ex­per­tos que ha­blan de la emer­gen­cia cli­má­ti­ca.

Des­de que en el 2015 ini­cia­ra su pro­tes­ta, Gre­ta ha im­pul­sa­do ma­ni­fes­ta­cio­nes ju­ve­ni­les en to­do el mun­do y fue nom­bra­da Per­so­na del Año por la re­vis­ta Ti­me. An­te los lí­de­res mun­dia­les reuni­dos el pa­sa­do ve­rano en la Asam­blea de las Na­cio­nes Uni­das, en Nue­va York, pro­nun­ció su fa­mo­so dis­cur­so ¿Có­mo os atre­véis?, en el que re­pro­chó a los po­lí­ti­cos que mi­ren «pa­ra otro la­do» mien­tras «la gen­te su­fre y mue­re» y «se des­tru­yen eco­sis­te­mas». «Me ha­béis ro­ba­do los sue­ños y la in­fan­cia», les gri­tó.

Seibt ase­gu­ra que Gre­ta, de 17 años, exa­ge­ra en sus cálcu­los. En un ví­deo su­bi­do a la web del Ins­ti­tu­to Heartland ase­gu­ra, con la mi­ra­da cla­va­da en la cá­ma­ra, muy al es­ti­lo Gre­ta: «No quie­ro que en­tres en pá­ni­co. Quie­ro que pien­ses». Y has­ta emu­la a su ri­val to­cán­do­se la bar­bi­lla de la mis­ma for­ma. Nao­mi, a la que, por cier­to, no le gus­ta que le lla­men an­ti

Gre­ta, pre­fie­re los ca­li­fi­ca­ti­vos de «li­be­ral» y «cli­má­ti­ca rea­lis­ta». No dis­cu­te que las emi­sio­nes de efec­to in­ver­na­de­ro es­tán ca­len­tan­do el pla­ne­ta, pe­ro ase­gu­ra que el im­pac­to no es tan gran­de co­mo sos­tie­nen los cien­tí­fi­cos.

Ba­sán­do­se en con­je­tu­ras y sin im­por­tar­le los nu­me­ro­sos in­for­mes cien­tí­fi­cos que con­fir­man lo con­tra­rio, afir­ma: «¿Las emi­sio­nes de CO2 cau­sa­das por el hom­bre tie­nen tan­to im­pac­to en el cli­ma? Creo que es ri­dícu­lo creer­lo».

AP / EDUAR­DO MUNOZ

La ac­ti­vis­ta sue­ca Gre­ta Thun­berg.

La jo­ven ale­ma­na Nao­mi Seibt.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.