El Tri­bu­nal Su­pre­mo po­ne lí­mi­tes a las tar­je­tas de pa­go apla­za­do

El fa­llo de la Sa­la Pri­me­ra res­pal­da la nu­li­dad de un cré­di­to ‘re­vol­ving’ al 27,24% del año 2012 Con­si­de­ra que si es­tos con­tra­tos se ale­jan de un in­te­rés del 20% sí que su­po­nen usu­ra

El Periódico Aragón - - Economía - ÁN­GE­LES VÁZQUEZ epa­ra­gon@el­pe­rio­di­co.com MA­DRID PE­GAS «DEU­DOR CAU­TI­VO»

La Sa­la Pri­me­ra del Tri­bu­nal Su­pre­mo ha pun­tua­li­za­do el cri­te­rio so­bre los cré­di­tos re­vol­ving que fi­jó en el 2015. Lo hi­zo ayer al ava­lar la nu­li­dad de un con­tra­to de es­te ti­po me­dian­te uso de tar­je­ta en el que de­cla­ra «usu­ra­rio» el in­te­rés re­mu­ne­ra­to­rio, fi­ja­do en el año 2012 en el 26,82% TAE y que al­can­zó el 27,24% cuan­do se in­ter­pu­so la de­man­da. La sen­ten­cia de­cla­ra es­tas can­ti­da­des «no­ta­ble­men­te» su­pe­rio­res «al nor­mal del di­ne­ro y ma­ni­fies­ta­men­te des­pro­por­cio­na­das», por­que el Ban­co de Es­pa­ña lo fi­ja­ba en el 20% en sus es­ta­dís­ti­cas.

Los ma­gis­tra­dos de lo Ci­vil ex­pli­ca­ron que la de­man­da so­lo pe­día la nu­li­dad de la ope­ra­ción de cré­di­to por su ca­rác­ter usu­ra­rio, en fun­ción de la Ley de Re­pre­sión de la Usu­ra de 1908, pro­mul­ga­da en un mo­men­to en el que las cir­cuns­tan­cias so­cia­les en Es­pa­ña eran tan dis­tin­tas a las ac­tua­les que uti­li­za tér­mi­nos «cla­ra­men­te in­de­ter­mi­na­dos», co­mo in­te­rés «no­ta­ble­men­te su­pe­rior al nor­mal del di­ne­ro» y «ma­ni­fies­ta­men­te des­pro­por­cio­na­do con las cir­cuns­tan­cias del ca­so». Eso obli­ga a los tri­bu­na­les a «ha­cer una pon­de­ra­ción», una vez fi­ja­do el ín­di­ce de re­fe­ren­cia.

La sen­ten­cia de­cla­ra que / la re­fe­ren­cia del «in­te­rés nor­mal del di­ne­ro» que ha de uti­li­zar­se, pa­ra de­ter­mi­nar si el in­te­rés re­mu­ne­ra­to­rio en­tra den­tro de lo jus­ti­fi­ca­do o es usu­ra, es el ti­po me­dio apli­ca­do a las ope­ra­cio­nes de cré­di­to me­dian­te tar­je­tas de cré­di­to y re­vol­ving pu­bli­ca­do des­de el 2017 por las es­ta­dís­ti­cas del Ban­co de Es­pa­ña.

Ahí es don­de se aga­rra el ban­co que fir­mó el con­tra­to anu­la­do, el Wi­zink Bank, pa­ra po­ner pe­gas a la re­so­lu­ción. Es­ta en­ti­dad sos­tie­ne que el ór­gano su­per­vi­sor no re­fle­ja en su ba­re­mo el TAE, sino el TEDR (que ex­clu­ye las co­mi­sio­nes).

Pe­ro pa­ra sa­ber cuán­do el in­te­rés de un cré­di­to re­vol­ving es usu­ra­rio, el Tri­bu­nal Su­pre­mo es­ta­ble­ce que se ten­ga en cuen­ta que el ti­po me­dio del que se par­te pa­ra la com­pa­ra­ción, que era al­go su­pe­rior al 20% anual. Co­mo es ya muy ele­va­do, se­ría «ab­sur­do» que se ne­ce­si­ta­ra que se «acer­ca­ra al 50%» pa­ra po­der de­cla­rar que su­pera «no­ta­ble­men­te» el pre­cio nor­mal del di­ne­ro.

Fuentes ju­rí­di­cas res­tan im­por­tan­cia a la crí­ti­ca de la en­ti­dad y se­ña­lan que no quie­re de­cir que los prés­ta­mos de es­te ti­po con un TAE su­pe­rior al 21% ten­gan que ser ne­ce­sa­ria­men­te usu­ra, pe­ro sí lo se­rán en cuan­to se ale­jen e lo mar­ca­do por el ór­gano su­per­vi­sor.

La pa­tro­nal /

As­nef, la más re­pre­sen­ta­ti­va de cré­di­tos al con­su­mo, cuen­ta con una es­ta­dís­ti­ca de ti­pos TAE. En el 2012, cuan­do se sus­cri­bió el con­tra­to anu­la­do, se mo­vía en­tre el 23 y el 19%, por lo que el fir­ma­do por 26.82% era sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te su­pe­rior.

La sen­ten­cia, co­mo la emi­ti­da en el 2015, se­ña­la que es­te pro­duc­to se di­ri­ge a par­ti­cu­la­res que no pue­den ac­ce­der a otros cré­di­tos me­nos gra­vo­sos y que el lí­mi­te del re­vol­ving se re­com­po­ne cons­tan­te­men­te y los in­tere­ses y co­mi­sio­nes se ca­pi­ta­li­zan pa­ra de­ven­gar el in­te­rés; co­mo las cuan­tías de las cuo­tas no sue­len ser ele­va­das en com­pa­ra­ción con la deu­da pen­dien­te, la per­so­na aca­ba con­vir­tién­do­se en un «deu­dor cau­ti­vo».

El tri­bu­nal nie­ga que pue­da jus­ti­fi­car­se la fi­ja­ción de un in­te­rés tan su­pe­rior al nor­mal por el ries­go de­ri­va­do del al­to ni­vel de im­pa­gos anu­da­do a ope­ra­cio­nes de cré­di­to con­ce­di­das de mo­do ágil, sin com­pro­bar ade­cua­da­men­te la ca­pa­ci­dad de pa­go del pres­ta­ta­rio.

El Su­pre­mo agre­ga que «la con­ce­sión irres­pon­sa­ble de prés­ta­mos al con­su­mo a ti­pos de in­te­rés muy su­pe­rio­res a los nor­ma­les, que fa­ci­li­ta el so­bre­en­deu­da­mien­to de los con­su­mi­do­res, no pue­de ser ob­je­to de pro­tec­ción por el or­de­na­mien­to ju­rí­di­co».

Se tra­ta de una cues­tión que, ade­más, con­du­ce a una ele­va

La sen­ten­cia se­ña­la que es­te pro­duc­to se di­ri­ge a par­ti­cu­la­res sin ac­ce­so a cré­di­tos me­nos gra­vo­sos

ción por­cen­tual del ti­po de in­te­rés me­dio to­ma­do por «in­te­rés nor­mal del di­ne­ro».

En un co­mu­ni­ca­do pu­bli­ca­do ayer, Wi­zink Bank re­cuer­da que las tar­je­tas de cré­di­to con pa­go apla­za­do son un pro­duc­to re­gu­la­do y uti­li­za­do por con­su­mi­do­res en to­da Eu­ro­pa y que la en­ti­dad cum­ple la nor­ma­ti­va vi­gen­te.

A con­ti­nua­ción pa­sa a re­su­mir el fa­llo y des­ta­ca que re­co­no­ce que las tar­je­tas de pa­go apla­za­do son un mer­ca­do di­fe­ren­cia­do con unas ca­rac­te­rís­ti­cas con­cre­tas, dis­tin­tas a otros pro­duc­tos de cré­di­to.

A par­tir de ahí, el ban­co des­ta­ca que el Tri­bu­nal Su­pre­mo no es­ta­ble­ce un cri­te­rio fi­jo pa­ra en­ten­der qué pue­de con­si­de­rar­se «no­ta­ble­men­te su­pe­rior» a la re­fe­ren­cia del mer­ca­do y ca­li­fi­ca de «con­fu­sos» los tér­mi­nos de com­pa­ra­ción que uti­li­za por mez­clar el ín­di­ce TAE (que in­clu­ye co­mi­sio­nes) en el que se fir­ma el con­tra­to con el TEDR del Ban­co de Es­pa­ña.

REUTERS / SU­SA­NA VE­RA

Una ofi­ci­na de Wi­zink, el ban­co que sus­cri­bió el con­tra­to anu­la­do, en Ma­drid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.