Se re­clu­ye en el pa­la­cio de Wind­sor

El Periódico Aragón - - Gente - EL PE­RIÓ­DI­CO LON­DRES SUS­PEN­SIO­NES RUM­BO A LOS ÁN­GE­LES

http://www.el­pe­rio­di­co­dea­ra­gon.com

La rei­na Isa­bel II se re­ti­ra­rá du­ran­te va­rias se­ma­nas a su cas­ti­llo de Wind­sor, a unos 40 ki­ló­me­tros al oes­te de Lon­dres, de­bi­do al co­ro­na­vi­rus, se­gún anun­ció ayer el Pa­la­cio de Buc­king­ham. «Co­mo pre­cau­ción y por ra­zo­nes prác­ti­cas en las cir­cuns­tan­cias ac­tua­les [el avan­ce del co­ro­na­vi­rus] se han rea­li­za­do una se­rie de cam­bios en la agen­da de la Rei­na», ex­pli­có el pa­la­cio en un co­mu­ni­ca­do.

«La Rei­na irá al cas­ti­llo de Wind­sor pa­ra Pas­cua, des­de el jue­ves, 19 de mar­zo –es de­cir, hoy– una se­ma­na an­tes de lo es­pe­ra­do. Es pro­ba­ble que se que­de allí des­pués de Pas­cua», pro­si­gue el tex­to. La mo­nar­ca sue­le pa­sar los fi­nes de se­ma­na en es­te cas­ti­llo, en el con­da­do de Berks­hi­re, así co­mo las vacaciones de Se­ma­na San­ta. Es de to­das sus re­si­den­cias su pre­fe­ri­da des­de que de ni­ña es­tu­vo allí con­fi­na­da de­bi­do a la se­gun­da gue­rra mun­dial. Pa­ra el ve­rano sue­le pre­fe­rir Bal­mo­ral (Es­co­cia), y las na­vi­da­des las pa­sa en San­dring­ham.

La so­be­ra­na, de /

93 años, ya ha­bía ade­lan­ta­do el vier­nes el apla­za­mien­to de va­rios com­pro­mi­sos pú­bli­cos pla­ni­fi­ca­dos en las pró­xi­mas se­ma­nas de­bi­do a la pandemia del co­ro­na­vi­rus. El mar­tes se anun­cia­ron cam­bios de pro­gra­ma­ción adi­cio­na­les des­pués de que el gobierno de Bo­ris John­son die­ra a co­no­cer me­di­das más es­tric­tas el día an­te­rior, co­mo li­mi­tar el con­tac­to y los via­jes «no esen­cia­les» a los ma­yo­res de 70. La rei­na Isa­bel pue­de pre­su­mir de una sa­lud de hie­rro, pe­ro de­bi­do a su lon­ge­vi­dad no se quie­re co­rrer ries­gos.

Una de las ci­tas que po­drían ver­se afec­ta­das es el en­la­ce de la prin­ce­sa Beatriz de York. Su bo­da con el fi­nan­cie­ro Edoar­do Ma­pe­lli Moz­zi pa­re­ce es­tar ga­fa­da. A la po­lé­mi­ca que azo­tó a su pa­dre, el prín­ci­pe An­drés, por su re­la­ción con el es­cán­da­lo se­xual del mag­na­te Jef­frey Eps­tein, se su­ma aho­ra la si­tua­ción tan com­pli­ca­da que vi­ve el mun­do en­te­ro por la pandemia.

La ci­ta po­dría es­tar en el ai­re, se­gún in­for­ma Peo­ple. La hi­ja ma­yor de Sa­rah Fer­gu­son y el prín­ci­pe An­drés te­nía pre­vis­to ca­sar­se el pró­xi­mo 29 de ma­yo en el Pa­la­cio de St. Ja­mes de Lon­dres. Des­pués de la ce­re­mo­nia, los re­cién ca­sa­dos iban a ofre­cer una re­cep­ción en los jar­di­nes de Buc­king­ham Pa­la­ce. Una fies­ta que es­tá en la cuer­da flo­ja, des­pués del anun­cio de la Rei­na acer­ca de la sus­pen­sión de to­dos los even­tos y fies­tas en los jar­di­nes de pa­la­cio.

Sin con­fir­ma­ción ofi­cial de la can­ce­la­ción de la bo­da, Peo­ple ase­gu­ra que la Prin­ce­sa y su pro­me­ti­do es­tán bus­can­do una so­lu­ción al pro­ble­ma. Es­te úl­ti­mo en­la­ce real iba a ser his­tó­ri­co, pues lle­ga­ría so­lo un mes des­pués de que los du­ques de Sus­sex aban­do­na­ran la Ca­sa Real Bri­tá­ni­ca, una oca­sión per­fec­ta pa­ra vol­ver­les a ver reuni­dos con su fa­mi­lia a pe­sar de su de­ci­sión de des­li­gar­se de la eti­que­ta de ro­yals.

Es­tos, que de­ci­die­ron to­mar­se un des­can­so de su agen­da pú­bli­ca du­ran­te las na­vi­da­des, pu­sie­ron tie­rra de por me­dio re­clu­yén­do­se en Ca­na­dá, el que se ha con­ver­ti­do en su nue­vo ho­gar aho­ra que han de­ci­di­do aban­do­nar la co­ro­na.

Pe­ro cuan­do so­lo que­da una se­ma­na pa­ra que se eje­cu­te la de­ci­sión, tras el pla­zo es­ta­ble­ci­do por la Rei­na Isa­bel II, es muy po­si­ble que Harry y Meg­han Mar­kle ha­yan de­ci­di­do res­ta­ble­cer su lu­gar de re­si­den­cia.

De nue­vo / Peo­ple in­for­mó de que la pa­re­ja es­ta­ría bus­can­do una ca­sa pa­ra com­prar en Los Án­ge­les, y se­gún des­ve­lan fuen­tes cer­ca­nas, su mu­dan­za a la ciu­dad na­tal de la ac­triz es­ta­ría muy pró­xi­ma. Eso sí, la mis­ma fuen­te apun­ta a que lo más se­gu­ro es que man­ten­gan tam­bién su re­si­den­cia de Van­cou­ver y vi­van en­tre los dos paí­ses.

Ade­más, los du­ques man­tie­nen su re­si­den­cia de Frog­mo­re Cot­ta­ge en Wind­sor, pe­ro es­ta nue­va de­ci­sión les se­gui­ría ale­jan­do de Reino Uni­do, don­de ca­da vez pa­re­ce que pa­sa­rán me­nos tiem­po. Se­gún su círcu­lo de ami­gos, han en­con­tra­do en Nor­tea­mé­ri­ca la fe­li­ci­dad y li­ber­tad que tan­to an­sia­ban. De la mis­ma for­ma, es­tas fuen­tes se­ña­lan que la de­ci­sión de re­gre­sar a Los Án­ge­les po­dría de­ber­se a la in­ten­ción de Me­gan Mar­kle de vol­ver a tra­ba­jar co­mo ac­triz.

La mo­nar­ca es­ta­rá va­rias se­ma­nas ais­la­da des­de hoy por pre­cau­ción an­te el co­ro­na­vi­rus

AFP / KIRSTY WIGGLESWOR­TH

Isa­bel II, a su lle­ga­da al cas­ti­llo de Wind­sor pa­ra la Pas­cua del 2019.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.