Los guar­dias ci­vi­les en cua­ren­te­na se so­me­te­rán al test el mar­tes

El Periódico Aragón - - Tema del día - L. M. G. ZA­RA­GO­ZA

Los ocho guar­dias ci­vi­les que per­ma­ne­cen en cua­ren­te­na des­pués de que una de­te­ni­da in­fec­ta­da por el covid-19 les es­cu­pie­ra con­ti­núan asin­to­má­ti­cos en sus ca­sas. Se­gui­rán en­ce­rra­do al me­nos has­ta el mar­tes, día en el que se les ha co­mu­ni­ca­do que se so­me­te­rán a los test rá­pi­dos que aca­ban de ser ad­qui­ri­dos por el Go­bierno.

No obs­tan­te, la aso­cia­ción Ju­cil re­mi­tió una so­li­ci­tud al ge­ne­ral je­fe del ins­ti­tu­to ar­ma­do en la co­mu­ni­dad, Car­los Cres­po, pa­ra que se la ha­gan es­te mis­mo lu­nes y no ten­gan que es­pe­rar otro día más en esa si­tua­ción. Exi­gen que sea ca­li­fi­ca­da la prue­ba de ur­gen­te.

El abo­ga­do de la arres­ta­da, Luis Án­gel Mar­cén, tam­bi­ñén se en­cuen­tra en su do­mi­ci­lio de cua­ren­te­na. No pre­sen­ta sín­to­mas, si bien ha se­ña­la­do que aho­ra que van a rea­li­zar diag­nós­ti­cos rá­pi­dos va a so­li­ci­tar que le ha­gan uno y así po­der vol­ver a ha­cer su vi­da nor­mal y, es­pe­cial­men­te,

La Aso­cia­ción Ju­cil so­li­ci­ta al ge­ne­ral del ins­ti­tu­to ar­ma­do que sea hoy

vol­ver al tra­ba­jo pues­to que es au­tó­no­mo y no pue­de es­tar mu­cho tiem­po en es­ta si­tua­ción.

La in­ter­ven­ción que desem­bo­có en es­te pro­ble­ma de se­gu­ri­dad sa­ni­ta­ria tu­vo lu­gar por la tar­de del mar­tes en un do­mi­ci­lio de la ca­lle Pi­ri­neos, en la lo­ca­li­dad za­ra­go­za­na de Cuarte de Huerva. Un hom­bre lla­mó a la sa­la del 062 di­cien­do que es­ta­ba sien­do agre­di­do por su no­via. Co­mo pu­bli­có EL PE­RIÓ­DI­CO, los agen­tes tu­vie­ron que re­du­cir­la, sien­do es­cu­pi­dos en va­rias oca­sio­nes al gri­to: «Ten­go co­ro­na­vi­rus». No fue la úni­ca vez, ya que du­ran­te su tras­la­do en el vehícu­lo po­li­cial vol­vió a ha­cer­lo.

Una ac­ti­tud que en su mo­men­to pa­só des­aper­ci­bi­da has­ta que el jue­ves se ac­ti­va­ron to­das las alar­mas. Re­ci­bie­ron una lla­ma­da del hos­pi­tal en la que les ad­ver­tían de que P. A. U., la mu­jer que te­nían en el ca­la­bo­zo, ha­bía da­do po­si­ti­vo en co­ro­na­vi­rus.

La mu­jer está impu­tada por un de­li­to de vio­len­cia do­més­ti­ca y otro de aten­ta­do y re­sis­ten­cia gra­ve a la au­to­ri­dad. Está en li­ber­tad, des­pués de que así lo de­cre­ta­ra el juz­ga­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.