La cár­cel de Zue­ra aís­la a pre­sos que vol­vían de dis­fru­tar per­mi­sos

Son 10 los re­clu­sos con­fi­na­dos y se ha re­ser­va­do un mó­du­lo so­lo pa­ra in­fec­ta­dos Han au­men­ta­do las pe­leas de­bi­do al des­cen­so del trá­fi­co de es­tu­pe­fa­cien­tes Re­cla­man un test rá­pi­do de diag­nós­ti­co pa­ra es­tos cen­tros

El Periódico Aragón - - Tema del día - L. M. G. lm­ga­bas@ara­gon.el­pe­rio­di­co.com ZA­RA­GO­ZA

Una de las me­di­das to­ma­das por par­te de Ins­ti­tu­cio­nes Pe­ni­ten­cia­rias tras la de­cla­ra­ción del es­ta­do de alar­ma fue la sus­pen­sión de los vis a vis o los per­mi­sos car­ce­la­rios. Pe­ro los in­ter­nos que aún es­ta­ban en la ca­lle han te­ni­do que re­gre­sar y han vis­to có­mo en pri­sio­nes co­mo la de Zue­ra han acor­da­do ais­lar­los en un mó­du­lo.

En to­tal son diez pre­sos que no com­par­ten cel­da y que se en­cuen­tran en el área de in­gre­sos, es de­cir, en la zo­na en la que los reos vi­ven has­ta que son clasificad­os. La pre­vi­sión es que en es­ta zo­na tam­bién sean con­fi­na­dos los en­car­ce­la­dos que ha­yan te­ni­do que pa­sar por el hos­pi­tal por si ahí han po­di­do in­fec­tar­se con el co­ro­na­vi­rus.

A to­das es­tas per­so­nas se les rea­li­za un se­gui­mien­to es­pe­cial por par­te de los ser­vi­cios mé­di­cos de la cár­cel que cons­tan, prin­ci­pal­men­te, de la to­ma de tem­pe­ra­tu­ra, que es una de las prin­ci­pa­les se­ña­les del covid-19 jun­to a la tos y los pro­ble­mas res­pi­ra­to­rios.

No es el úni­co plan que ha ini­cia­do es­ta pri­sión za­ra­go­za­na con res­pec­to al co­ro­na­vi­rus, ya que tam­bién ha de­ci­di­do va­ciar un mó­du­lo en­te­ro y re­ser­var­lo pa­ra fu­tu­ros in­fec­ta­dos. Una si­tua­ción que ha agra­va­do el con­fi­na­mien­to exis­ten­te en una de las cárceles más ma­si­fi­ca­das de Es­pa­ña, con 1.300 pre­sos.

A ello se une que la su­pre­sión de los vis a vis ha he­cho que una de las en­tra­das de la dro­ga en el in­te­rior de la pri­sión se ha­ya ce­rra­do y el trá­fi­co en­tre reos es in­via­ble. Es­tas cir­cuns­tan­cias es­tán ha­cien­do, se­gún fuen­tes pe­ni­ten­cia­rias, que la iras­ci­bi­li­dad ha­ya au­men­ta­do y con ella las pe­leas. No obs­tan­te, nin­gu­na ha te­ni­do con­se­cuen­cias gra­ves.

El úl­ti­mo es­tu­dio rea­li­za­do con­clu­yó que en el mes an­te­rior al in­gre­so en la cár­cel el 37,8% de los re­clu­sos ha­bía to­ma­do can­na­bis, el 50% co­caí­na, el 13,5% tran­qui­li­zan­tes sin re­ce­tar y el 12,2% he­roí­na. El 58,7% de la po­bla­ción re­clu­sa es po­li­con­su­mi­do­ra. Una vez en los cen­tros el con­su­mo se re­du­ce, si bien, el 19,4% fu­ma can­na­bis y el 6,2% tran­qui­li­zan­tes no re­ce­ta­dos.

La si­tua­ción de los cen­tros ▶▶ pe­ni­ten­cia­rios es com­pa­ra­ble a la de las re­si­den­cias de an­cia­nos. Son cen­tros ce­rra­dos en los que se en­cuen­tran mu­chas per­so­nas con fac­to­res de ries­go que pue­den ha­cer au­men­tar el im­pac­to o la mor­ta­li­dad de es­ta en­fer­me­dad. Por ello la Aso­cia­ción Na­cio­nal de En­fer­me­ría Pe­ni­ten­cia­ria (ANEP) re­cla­ma tests rá­pi­dos de covid-19. Re­cla­man, ade­más, el desa­rro­llo ur­gen­te de un pro­to­co­lo de ac­tua­ción pa­ra la sa­ni­dad de Ins­ti­tu­cio­nes Pe­ni­ten­cia­rias ante el a avan­ce del co­ro­na­vi­rus, ade­más de po­der cus­to­diar ellos el ma­te­rial que pre­ci­san.

ÁN­GEL DE CAS­TRO

Con­trol con­jun­to de la Po­li­cía Lo­cal y el Ejér­ci­to, el pa­sa­do fin de se­ma­na en Za­ra­go­za, pa­ra evi­tar vul­ne­ra­cio­nes del es­ta­do de alar­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.