Nue­va York, epi­cen­tro del coronaviru­s en EEUU

b La pan­de­mia es­ta­lla con fal­ta de ma­te­rial y per­so­nal mé­di­co

El Periódico Aragón - - Tema Del Día - IDOYA NOAIN NUE­VA YORK

En Nue­va York va­ti­ci­na­ban que el coronaviru­s iba a im­pac­tar co­mo un tren de car­ga pe­ro aho­ra ya es tren ba­la. Es la me­tá­fo­ra que eli­gió el go­ber­na­dor An­drew Cuo­mo, al aler­tar ayer de que las me­di­das adop­ta­das has­ta aho­ra no han con­se­gui­do fre­nar la cur­va de con­ta­gios y reclamar acción y ayu­da, de los ciu­da­da­nos y fe­de­ral.

Los ca­sos se do­blan ca­da tres días. Su­pe­ran ya los 25.000 de­tec­ta­dos en el es­ta­do, casi 15.000 de ellos en la ciu­dad de Nue­va York, don­de ya se re­gis­tran el 35% de los de to­do Es­ta­dos

Uni­dos. Y el pi­co va a ser más al­to y lle­gar an­tes de lo pre­vis­to, en dos o tres se­ma­nas. «Son nú­me­ros as­tro­nó­mi­cos, preo­cu­pan­tes, más al­to de lo pre­via­men­te pro­yec­ta­do», ad­vir­tió Cuo­mo.

Nue­va York se ha ga­na­do ya com­pa­ra­cio­nes con Wuhan, la ciu­dad chi­na don­de se ori­gi­nó la pan­de­mia. Es una ur­be con más de 11 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes aglu­ti­nán­do­se con una den­si­dad inigua­la­da en el res­to del EEUU. An­tes de que se em­pe­za­ran a apli­car res­tric­cio­nes al movimiento y cie­rres de es­cue­las y ne­go­cios, era una ciu­dad hi­per­ac­ti­va y bu­lli­cio­sa, po­ten­te imán para ne­go­cios y 60 mi­llo­nes de tu­ris­tas anua­les, con cin­co mi­llo­nes de via­jes dia­rios en el me­tro.

En­tre los principale­s re­tos para Nue­va York es­tá la fal­ta de ma­te­rial pro­tec­tor para el per­so­nal mé­di­co y un gran dé­fi­cit de ca

mas en hos­pi­ta­les y en uni­da­des de cui­da­dos in­ten­si­vos que van a hacer fal­ta: hay 53.000 de las pri­me­ras y 3.000 de las se­gun­das cuan­do se cal­cu­la que se­rán ne­ce­sa­rias 140.000 y 40.000. Y en el cen­tro Ja­cob Ja­vits de Man­hat­tan, que se ha ha­bi­li­ta­do co­mo hos­pi­tal de cam­pa­ña, Cuo­mo re­cor­da­ba co­mo ca­da día la prin­ci­pal ne­ce­si­dad: «res­pi­ra­do­res, res­pi­ra­do­res, res­pi­ra­do­res».

Mien­tras tan­to, el pre­si­den­te Do­nald Trump pisa el ace­le­ra­dor con la idea de prio­ri­zar la reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca so­bre la pa­rá­li­sis ne­ce­sa­ria para fre­nar la cur­va de con­ta­gios, aun­que se lo des­acon­se­jan los ex­per­tos sa­ni­ta­rios. El lunes di­jo que «el re­me­dio no pue­de ser peor que la en­fer­me­dad». Ayer afir­mó que la gen­te «quie­re vol­ver a tra­ba­jar» y que se pue­den «hacer dos co­sas al mis­mo tiem­po» . Trump ase­gu­ró que se va a «abrir» el país «por­que te­ne­mos que ha­cer­lo». Su me­ta: el domingo de Pas­cua, el 12 de abril.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.