TRAS­LA­DO DE AN­CIA­NOS CON CON­TA­GIO LE­VE.

La DGA abre el cuar­to cen­tro in­ter­me­dio pa­ra ma­yo­res, en el ba­rrio za­ra­go­zano de Ca­se­tas El Eje­cu­ti­vo in­ter­vie­ne la ges­tión de tres ge­riá­tri­cos y lo ha­rá siem­pre que ha­ga fal­ta «pa­ra pro­te­ger»

El Periódico Aragón - - Portada - F. MANTECÓN fman­te­con@ara­gon.el­pe­rio­di­co.com ZA­RA­GO­ZA GRAN ES­FUER­ZO

Las re­si­den­cias de ma­yo­res acu­mu­lan 168 ca­sos de fa­lle­ci­mien­to por co­ro­na­vi­rus en Aragón, dos ter­cios del to­tal, 251, que se han pro­du­ci­do en la co­mu­ni­dad has­ta el mo­men­to. Sin em­bar­go los con­ta­gios, 687 con­ta­bi­li­za­dos, su­po­nen ape­nas una quin­ta par­te de los 3.078 to­ta­les. Lo cual no ha­ce sino apun­ta­lar el he­cho de que es­te vi­rus mues­tra una «es­pe­cial du­re­za» pa­ra los ma­yo­res, más aún pa­ra los que pa­de­cen al­gu­na pa­to­lo­gía pre­via.

Es­to se apre­cia cla­ra­men­te en los aná­li­sis par­cia­les que vie­ne ofre­cien­do el Eje­cu­ti­vo au­to­nó­mi­co, que se­ña­lan que el 90% de los que mue­ren co­mo con­se­cuen­cia del co­vid-19 tie­nen más de 70 años, y no es al­go pro­pio de la co­mu­ni­dad. En Es­pa­ña, la me­dia ron­da el 86%. Es­to se no­ta es­pe­cial­men­te en los óbi­tos, ya que, ci­ñén­do­lo a las re­si­den­cias, ni los con­ta­gios ni la hos­pi­ta­li­za­ción (con 212 per­so­nas, un ter­cio de los con­ta­gios) son tan abru­ma­do­res.

Esa «es­pe­cial du­re­za» / la des­ta­có ayer la con­se­je­ra de Ser­vi­cios So­cia­les de la DGA, Ma­ri­ví Bro­to, en su com­pa­re­cen­cia tras el ga­bi­ne­te de cri­sis dia­rio. La res­pon­sa­ble del área se des­hi­zo en elo­gios pa­ra el «gran es­fuer­zo» de los 8.700 pro­fe­sio­na­les que tra­ba­jan en las 344 re­si­den­cias de la co­mu­ni­dad, in­clui­dos sus ges­to­res.

Unos es­ta­ble­ci­mien­tos que alo­jan a 22.000 re­si­den­tes que, por lo me­nos has­ta el es­ta­lli­do de la pan­de­mia, veían es­tos es­ta­ble­ci­mien­tos co­mo «su ho­gar», y eran «fe­li­ces» en ellos. Se ha­ce lo po­si­ble pa­ra que si­ga sien­do así, in­di­có, aun­que «la epi­de­mia lo ha cam­bia­do to­do». De he­cho, son «po­cas», aun­que no hay da­tos con­cre­tos, las fa­mi­lias que se han lle­va­do a los ma­yo­res de las re­si­den­cias.

En oca­sio­nes, eso sí, los cen­tros es­tán atra­ve­san­do di­fi­cul­ta­des, y el Eje­cu­ti­vo ha te­ni­do que in­ter­ve­nir. Tras ha­ber in­ter­ve­ni­do va­rios de ellos des­de el pun­to de vis­ta del con­trol sa­ni­ta­rio, el Go­bierno de Aragón ha to­ma­do el con­trol asis­ten­cial de tres cen­tros, se­gún de­ta­lló Bro­to, pa­ra «ayu­dar a la di­rec­ción». Con­cre­ta­men­te el cen­tro Los Oli­vos de Hues­ca, la re­si­den­cia de Épi­la, en la provincia de Za­ra­go­za, y el Asi­lo San Jo­sé en Te­ruel. De mo­men­to no hay pre­vis­to ha­cer­lo en más, aun­que no se des­car­ta «siem­pre que sea pa­ra pro­te­ger», ase­gu­ró la con­se­je­ra.

Es­ta in­ci­dió en que el Go­bierno de Aragón ha adop­ta­do «to­das las me­di­das po­si­bles» res­pec­to a las re­si­den­cias, tan­to en ins­truc­cio­nes –con la pri­me­ra dic­ta­da el día 6 de mar­zo, so­lo dos jor­na­das des­pués de co­no­cer­se el pri­mer ca­so en la co­mu­ni­dad– co­mo en «con­tac­to dia­rio» con los cen­tros.

En cuan­to al ma­te­rial con el que se es­tá do­tan­do a las re­si­den­cias de ma­yo­res, tan­to Bro­to co­mo el ge­ren­te del Ins­ti­tu­to Ara­go­nés de Ser­vi­cios So­cia­les (IASS), Joaquín San­tos, afir­ma­ron que, aun­que hay «di­fi­cul­ta­des» pa­ra ob­te­ner­lo, por­que es «es­ca­so a ni­vel mun­dial», se ha pues­to to­do el «em­pe­ño» en re­par­tir­lo, y a su jui­cio se ha con­se­gui­do. En con­cre­to, se han dis­tri­bui­do 128.000 mas­ca­ri­llas (3.000 de ellas de ma­yor pro­tec­ción), 900 pan­ta­llas pro­tec­to­ras pa­ra la ca­ra, 150.000 guan­tes o 2.500 ba­tas o 6.500 li­tros de hi­dro­gel, de­ta­lló San­tos.

Es­te re­par­to se ha he­cho en «tres en­víos» pa­ra to­das las re­si­den­cias, y cin­co en las que te­nían al­gún ca­so po­si­ti­vo por la en­fer­me­dad. En mu­chas de ellas el ma­te­rial ha si­do re­par­ti­do por los Agen­tes de Pro­tec­ción de la Na­tu­ra­le­za (APN), cu­ya ayu­da tam­bién agra­de­ció el ge­ren­te.

PER­SO­NAL La con­se­je­ra Bro­to ad­mi­tió / que es­tá sien­do «di­fí­cil» do­tar de per­so­nal a to­dos los cen­tros, pe­ro afir­mó que, aun­que no les cons­ta­ban da­tos ac­tua­li­za­dos de las ba­jas del per­so­nal, es­tán ha­cien­do lo po­si­ble no so­lo pa­ra cu­brir­las sino pa­ra au­men­tar las con­tra­ta­cio­nes allí don­de es ne­ce­sa­rio. En es­te sen­ti­do des­ta­có la crea­ción de una bol­sa de em­pleo, que ya cuen­ta con 3.000 currrícu­los, 1.200 de ellos con ti­tu­la­ción pa­ra el sec­tor, de los que 987 han re­mi­ti­dos pa­ra con­tra­ta­cio­nes por pe­ti­ción de cen­tros o ins­ti­tu­cio­nes. Tam­po­co ha­bía da­tos de cuán­tos se ha­bían con­tra­ta­do, pe­ro les cons­ta­ba que ya se es­ta­ban fir­man­do.

Ade­más, ya hay per­so­nal de Ser­vi­cios So­cia­les de otras áreas for­mán­do­se pa­ra tra­ba­jar en es­tos cen­tros, y sanitarios des­ti­na­dos a al­gu­nos de ellos.

Pa­ra­le­la­men­te a es­tos re­fuer­zos, pa­ra los re­si­den­tes que dan po­si­ti­vo pe­ro cu­ya hos­pi­ta­li­za­ción no se con­si­de­ra ne­ce­sa­ria, la DGA ha­bi­li­tó cen­tros in­ter­me­dios, y ayer abrió el cuar­to de ellos, el del ba­rrio za­ra­go­zano de Ca­se­tas, con ca­pa­ci­dad 128 pla­zas. Allí em­pe­za­ron a lle­gar los pri­me­ros re­si­den­tes. al me­nos seis ayer.

Es­te cen­tro, co­mo el pri­me­ro que se abrió en Hues­ca y otros, ha si­do ce­di­do pa­ra su uso por una em­pre­sa, un ges­to que tam­bién agra­de­ció Bro­to, quien des­ta­có que to­dos han si­do ha­bi­li­ta­dos a la «má­xi­ma ve­lo­ci­dad, ca­si na­da más pen­sar­los». Si bien la aper­tu­ra del de Ca­se­tas lle­va­ba

La DGA ha re­par­ti­do en los cen­tros 128.000 mas­ca­ri­llas, con al me­nos tres en­víos de ma­te­ria­les de pro­tec­ción

anun­cián­do­se más de una se­ma­na y no lle­gó has­ta ayer.

Se­gún de­ta­lló el se­cre­ta­rio ge­ne­ral téc­ni­co de Ser­vi­cios So­cia­les, Jo­sé An­to­nio Gi­mé­nez, el cen­tro in­ter­me­dio de Yé­que­da, en Hues­ca, tie­ne 45 de sus 46 pla­zas ocu­pa­das; el de Mi­ral­bueno, en Za­ra­go­za, 45 de 47 y el de Al­fam­bra, en Te­ruel, 13 de sus 62.

SA­TU­RA­CIÓN CON­TRO­LA­DA Pe­se a la al­ta ocu­pa­ción de los dos pri­me­ros, la DGA no se plan­tea «a día de hoy» abrir nue­vos, da­do que que­dan pla­zas en Al­fam­bra y Ca­se­tas y que fal­ta por abrir el de Gea de Al­ba­rra­cín, que por el mo­men­to tam­po­co se ha­bi­li­ta­rá.

En teo­ría es­tos cen­tros es­tán pen­sa­dos pa­ra ca­sos me­nos gra­ves, pe­ro Gi­mé­nez ex­pu­so que 14 de los fa­lle­ci­dos los han te­ni­do co­mo es­ce­na­rio. Fuen­tes del Go­bierno de Aragón ex­pli­ca­ron que, aun­que la va­lo­ra­ción mé­di­ca in­di­que que la afec­ción del vi­rus en los pa­cien­tes no acon­se­je su hos­pi­ta­li­za­ción, las com­pli­ca­cio­nes pue­den te­ner un trá­gi­co desen­la­ce.

NURIA SO­LER

Las re­si­den­cias de ma­yo­res arro­jan las ci­fras más do­lo­ro­sas de la cri­sis. Dos de ca­da tres fa­lle­ci­mien­tos en la co­mu­ni­dad se dan en es­tos cen­tros, pe­se a que so­lo su­man el 22% de los con­ta­gios. Ayer, el Go­bierno de Aragón de­ci­dió que Los Mai­za­les, en Ca­se­tas, aco­gie­ra tam­bién a an­cia­nos con­ta­gia­dos que no re­quie­ren hos­pi­ta­li­za­ción (fo­to).

NURIA SO­LER

Una am­bu­lan­cia de Cruz Ro­ja tras­la­dó ayer a al­gu­nos de los nue­vos re­si­den­tes en el cen­tro in­ter­me­dio abier­to en el ba­rrio za­ra­go­zano de Ca­se­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.