La sa­lud en un mer­ca­do sal­va­je

Chi­na po­ne co­to a las ex­por­ta­cio­nes mien­tras la al­ta de­man­da de pro­duc­tos dispara los pre­cios

El Periódico Aragón - - Te­ma del día - ADRIÁN FON­CI­LLAS PE­KÍN

Es­pa­ña de­vuel­ve 650.000 tests rá­pi­dos chi­nos tan cer­te­ros co­mo una mo­ne­da al ai­re. El pre­si­den­te es­lo­va­co pro­po­ne lan­zar esas to­ne­la­das de apa­ra­tos inú­ti­les al Da­nu­bio. Ho­lan­da com­prue­ba que 600.000 mas­ca­ri­llas in­cum­plen los es­tán­da­res. Si­mi­la­res epi­so­dios des­de Fi­li­pi­nas, Tur­quía y Ma­la­sia es­tán arrui­nan­do dos pla­nes: el del mun­do ate­rro­ri­za­do, que bus­ca per­tre­char­se an­te la epi­de­mia, y el de Chi­na, que pre­ten­de eri­gir­se en el flo­ta­dor en la tor­men­ta.

El ato­mi­za­do mer­ca­do chino ha si­do des­cri­to co­mo el sal­va­je oes­te, un ni­do de pi­ra­tas o la jun­gla, así que Pe­kín man­dó pa­rar. La nue­va nor­ma­ti­va so­lo per­mi­ti­rá ex­por­tar kits de aná­li­sis, mas­ca­ri­llas fa­cia­les, tra­jes pro­tec­to­res, ven­ti­la­do­res y ter­mó­me­tros in­fra­rro­jos a las com­pa­ñías que dis­po­nen de li­cen­cia pa­ra el mer­ca­do do­més­ti­co, se­gún el co­mu­ni­ca­do del Mi­nis­te­rio de Co­mer­cio. El des­en­ca­de­nan­te fue el ca­so es­pa­ñol, acla­ró la pren­sa lo­cal, des­pués de que la com­pa­ñía Bioeasy ex­hi­bie­ra su cer­ti­fi­ca­do eu­ro­peo.

El epi­so­dio ge­ne­ra pre­gun­tas in­có­mo­das. ¿Es más es­tric­to el se­llo chino que el eu­ro­peo o el es­ta­dou­ni­den­se? Los es­cán­da­los eran co­ti­dia­nos una dé­ca­da atrás en un sec­tor co­rrup­to has­ta el tué­tano, con un in­ce­san­te trasiego de ma­le­ti­nes y le­yes tan la­xas co­mo ig­no­ra­das. Pe­ro Pe­kín sus­ti­tu­yó las es­té­ri­les mul­tas por pe­nas de cár­cel y cie­rres in­me­dia­tos, es­ta­ble­ció un con­trol es­cru­pu­lo­so y lim­pió el sec­tor. Hoy son los más du­ros. Un me­di­ca­men­to a la ven­ta en Es­ta­dos Uni­dos ape­nas ne

Des­de Chi­na ce­si­ta un par de me­ses pa­ra que Eu­ro­pa lo aprue­be, pe­ro el pro­ce­so se alar­ga años en Chi­na.

La dra­má­ti­ca es­ca­sez de ma­te­rial mé­di­co ha es­ti­mu­la­do un abas­te­ci­mien­to que aten­ta con­tra los usos di­plo­má­ti­cos. Fun­cio­na­rios es­ta­dou­ni­den­ses sa­ca­ron la car­te­ra pa­ra arre­ba­tar a Fran­cia un car­ga­men­to de mas­ca­ri­llas chi­nas que es­ta­ba sien­do ya car­ga­do en el ae­ro­puer­to. Ale­ma­nia ha de­nun­cia­do epi­so­dios si­mi­la­res de fi­li­bus­te­ris­mo de Was­hing­ton.

En ese cli­ma de an­sie­dad se acer­can los go­bier­nos a Chi­na, un mer­ca­do que siem­pre ha exi­gi­do coc­cio­nes len­tas y con­de­na­do las pri­sas y la fal­ta de con­tac­tos fia­bles al fra­ca­so. El alu­vión de nue­vos par­ti­ci­pan­tes so­lo ha agra­va­do el cua­dro. Los pre­cios se han quin­tu­pli­ca­do. Las mas­ca­ri­llas qui­rúr­gi­cas han pa­sa­do de ocho a 40 cén­ti­mos de eu­ro. Xiao Dong, un in­ter­me­dia­rio pe­qui­nés, ex­pli­ca por te­lé­fono que los ven­ti­la­do­res ya al­can­zan los 120.000 yua­nes (15.650 eu­ros) y que el pre­cio sube ca­da tres días. Aca­ba de en­viar 200 apa­ra­tos al Reino Uni­do y es in­ca­paz de aten­der las ór­de­nes de com­pra que le lle­gan de Ku­wait, Es­ta­dos Uni­dos e Ita­lia.

EFE

Des­car­ga ayer de un avión en Gran Ca­na­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.