Elo­gio y re­fu­ta­ción del per­dón

El Periódico Aragón - - Opi­nión - OL­GA Ber­nad*

Acam­bio del fre­ne­sí via­je­ro de Se­ma­na San­ta, las cir­cuns­tan­cias nos dan tiem­po pa­ra pen­sar y es­cri­bir. Yo no he he­cho nin­gu­na de las dos co­sas y, sin em­bar­go, ayer me vi ca­vi­lan­do so­bre un te­ma fas­ci­nan­te desde el pun­to de vis­ta so­cial y re­li­gio­so: el per­dón. di­jo que el per­dón es la fra­gan­cia que de­rra­ma la vio­le­ta en el ta­lón que lo pi­sa, y

que el hom­bre cre­ce cuan­do se arro­di­lla. Bien. Bo­ni­to. Es ade­más una ac­ti­tud in­te­li­gen­te. Ya de­cía que hay que per­do­nar al enemi­go, pues no hay na­da que lo en­fu­rez­ca más. Pe­ro si he­mos de ha­cer ca­so a

lo cier­to es que no per­do­na­mos más que a aque­llos que te­ne­mos in­te­rés en per­do­nar. Pue­de exis­tir tam­bién un pun­to de en­dio­sa­mien­to o co­bar­día. se­ña­ló que con­ce­der el per­dón es el más al­to gra­do de va­ni­dad o mie­do, y nos re­cor­dó que a per­do­nar so­lo se apren­de cuan­do he­mos ne­ce­si­ta­do que nos per­do­nen mu­cho. Quid pro quo, que­ri­da

di­ría Ne­go­cios apar­te, po­dría­mos adu­cir ra­zo­nes morales pa­ra no ha­cer­lo: per­do­nan­do de­ma­sia­do al que ye­rra se co­me­te gran in­jus­ti­cia con el que no ye­rra -Cas­ti­glio­ne di­xi­tE­so sin con­tar con que al con­tro­lar tus sen­ti­mien­tos, fre­cuen­te­men­te los des­tru­yes: ¿Cuán­tas ve­ces po­de­mos de­cir «lo la­men­to» has­ta que ya no sea­mos ca­pa­ces de la­men­tar na­da?, se pre­gun­ta­ba

En cual­quier ca­so, si te de­ci­des a per­do­nar, re­cuer­da a y no te fíes de las per­so­nas que jus­ti­fi­can el mal com­por­ta­mien­to con dis­cul­pas ni, co­mo de aque­llas que te pi­den per­dón an­tes de pi­sar­te. Si por ven­tu­ra tú te de­ci­die­ras a pe­dir per­dón, re­cuer­da en­ton­ces a y nun­ca arrui­nes una dis­cul­pa con una ex­cu­sa. Pe­ro si al fi­nal no po­déis per­do­nar o ser per­do­na­dos, co­mo di­jo

a fal­ta de per­dón, de­jad ve­nir el ol­vi­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.