El Re­fu­gio se que­da sin su cues­ta­ción anual

El Periódico Aragón - - Es­pa­cio -

Pe­di­mos un día, ayu­da­mos 365 días. Ese es el es­lo­gan con el que la Her­man­dad del San­to Re­fu­gio de Za­ra­go­za lan­za­ba en los úl­ti­mos años su tra­di­cio­nal cues­ta­ción de Se­ma­na San­ta. Es­ta cam­pa­ña su­po­ne una par­te sus­tan­cial de la fi­nan­cia­ción de nues­tra obra so­cial a lo lar­go del año. Una la­bor que, so­lo en el 2019, per­mi­tió que el ser­vi­cio de la Go­ta de Le­che lle­ga­ra a más de 300 be­bés, que pu­dié­ra­mos dar te­cho a ca­si 1.450 per­so­nas o que lle­ná­se­mos las des­pen­sas de más de 800 fa­mi­lias.

En nues­tros 378 años de his­to­ria, ba­jo cual­quier cir­cuns­tan­cia, nues­tra her­man­dad ha es­ta­do siem­pre al la­do de quie­nes por di­ver­sas ra­zo­nes nos han ne­ce­si­ta­do. Y en es­te tiem­po de pan­de­mia y es­ta­do de alar­ma, co­mo no po­día ser de otra for­ma, les he­mos se­gui­do aten­dien­do, man­te­nien­do abier­tos nues­tros ser­vi­cios.

Sin em­bar­go, es­te año, de­bi­do a la si­tua­ción que es­ta­mos atra­ve­san­do, la Se­ma­na San­ta aca­ba de fi­na­li­zar sin que nues­tros fie­les be­ne­fac­to­res ha­yan po­di­do re­no­var la ge­ne­ro­si­dad con la que ca­da año sos­tie­nen la la­bor del Re­fu­gio. Por eso, nos gus­ta­ría pe­dir a los lec­to­res de Es­pa­cio 3 que nos ayu­den a ayu­dar.

La her­man­dad ha ha­bi­li­ta­do una cuen­ta (ES52 2085 0167 0403 3089 8795), don­de to­do el mun­do que quie­ra pue­da de­po­si­tar su do­na­ti­vo. Tam­bién pue­de ha­cer­lo por Bi­zum, bus­can­do en el lis­ta­do de oenegés la Her­man­dad del San­to Re­fu­gio o, di­rec­ta­men­te, po­nien­do la cla­ve 33607. Y es­pe­ra­mos que, muy pron­to, los ciu­da­da­nos pue­dan se­guir co­la­bo­ran­do a tra­vés de nues­tras ofi­ci­nas, una vez fi­na­li­ce el con­fi­na­mien­to. Mien­tras tan­to, el Re­fu­gio se­gui­rá aten­dien­do a quien lo ne­ce­si­te, co­mo lle­va ha­cien­do des­de ha­ce ca­si cua­tro si­glos. Y con­ti­nua­rá ha­cién­do­lo gra­cias a su per­so­nal, que en nin­gún mo­men­to de es­ta cri­sis se ha pues­to de la­do. To­dos han es­ta­do, y es­tán, dis­pues­tos a ofre­cer lo me­jor de sí mis­mos. Al­gu­nos per­ma­ne­cen en sus ca­sas co­mo me­di­da de pre­ven­ción, dis­pues­tos a acu­dir a la lla­ma­da; otros (por­te­ros, lim­pie­za, la­van­de­ría, ser­vi­cios au­xi­lia­res, con­duc­to­res, man­te­ni­mien­to y tra­ba­jo so­cial), per­ma­ne­cen en sus pues­tos.

He­mos re­or­ga­ni­za­do los ser­vi­cios pa­ra po­der se­guir pres­tán­do­los, pe­ro sin la ayu­da de nues­tros vo­lun­ta­rios, ya que mu­chos de ellos son po­bla­ción de ries­go por su edad, y qui­si­mos pro­te­ger­los. Tam­bién he­mos adap­ta­do otros. Por ejem­plo, pa­ra evi­tar des­pla­za­mien­tos in­ne­ce­sa­rios, al prin­ci­pio de la epi­de­mia, en­tre­ga­mos ya ali­men­to su­fi­cien­te pa­ra los me­ses de mar­zo y abril a los be­bés de la Go­ta de Le­che.

Nues­tro cen­tro de Edu­ca­ción In­fan­til pa­ra ni­ños en­tre 1 y 3 años tu­vo que ce­rrar, pe­ro nin­gu­na fa­mi­lia pa­ga­rá la cuo­ta du­ran­te el cie­rre. Sin em­bar­go, sí que se­gui­mos en­tre­gan­do ali­men­tos a me­dio cen­te­nar de fa­mi­lias ca­da día. En es­tos mo­men­tos, el Re­fu­gio es su ca­sa pa­ra las 45 per­so­nas aco­gi­das. Co­mo tra­ta­mos de pro­te­ger a quie­nes cui­da­mos, ade­más am­pliar las de­pen­den­cias pa­ra su co­mo­di­dad, he­mos dis­pues­to un dor­mi­to­rio con diez ca­bi­nas in­di­vi­dua­les por si al­guno tu­vie­ra que ais­lar­se. Aun­que por for­tu­na, a día de hoy, to­dos se en­cuen­tran per­fec­ta­men­te.

La Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo cal­cu­la que unos 250 mi­llo­nes de ni­ños de has­ta 14 años son usa­dos co­mo mano de obra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.