El Salud in­ves­ti­ga el al­to nú­me­ro de ca­sos de contagio en un ma­ta­de­ro de Bi­né­far

Los ca­sos en la po­bla­ción su­man ya 85 y por ello se van a rea­li­zar test ma­si­vos en las em­pre­sas Las vi­vien­das re­du­ci­das don­de se ha­ci­nan los tra­ba­ja­do­res son un vec­tor de pro­pa­ga­ción

El Periódico Aragón - - Portada - F. V. fva­le­ro@ara­gon.el­pe­rio­di­co.com ZARAGOZA

Bi­né­far, con 85 ca­sos po­si­ti­vos con­fir­ma­dos de co­ro­na­vi­rus, se ha con­ver­ti­do en un preo­cu­pan­te foco de trans­mi­sión de la en­fer­me­dad, por lo que las au­to­ri­da­des ara­go­ne­sas es­tán in­ter­vi­nien­do ya en la lo­ca­li­dad pa­ra evi­tar que la pro­pa­ga­ción de la en­fer­me­dad des­bor­de los re­cur­sos sa­ni­ta­rios y pon­ga en gra­ve pe­li­gro la salud de sus cer­ca de 10.000 ha­bi­tan­tes y de las zo­nas co­lin­dan­tes.

El epi­cen­tro de la pandemia se ha­lla en dos in­dus­trias cár­ni­cas que su­man 1.600 tra­ba­ja­do­res, y tan­to la Con­se­je­ría de Sa­ni­dad co­mo los sin­di­ca­tos la­bo­ra­les te­men que la mo­vi­li­dad geo­grá­fi­ca y las vi­vien­das ha­ci­na­das en las que vi­ven mu­chos de los obre­ros se con­vier­tan en rá­pi­dos vec­to­res de trans­mi­sión del pa­tó­geno.

En es­te con­tex­to com­pli­ca­do, la pri­me­ra me­di­da ur­gen­te que se va a adop­tar es la rea­li­za­ción de tests ma­si­vos a los tra­ba­ja­do­res. La ra­pi­dez es cla­ve pa­ra crear una ba­rre­ra que con­ten­ga la ex­pan­sión de la en­fer­me­dad pues mu­chos de los tra­ba­ja­do­res re­si­den en po­bla­cio­nes si­tua­das en un ra­dio de 40 ki­ló­me­tros en torno a Bi­né­far. La reali­dad es que, si no se ata­ja el pro­ble­ma so­bre el te­rreno, la pandemia se ex­ten­de­rá sin control mu­cho más allá de los tér­mi­nos del mu­ni­ci­pio.

«El Salud va a ha­cer gran can­ti­dad de aná­li­sis a los tra­ba­ja­do­res y los que den po­si­ti­vo se so­me­te­rán a un con­fi­na­mien­to efec­ti­vo», sub­ra­yó ayer Al­fon­so Adán, al­cal­de de la ca­pi­tal de la co­mar­ca de La Li­te­ra.

DE­TER­MI­NAR LA IN­CI­DEN­CIA Las / prue­bas de de­tec­ción se cen­tra­rán en las in­dus­trias Pi­nin y Li­te­ra Meat, prin­ci­pal­men­te, pe­ro tam­bién al­can­za­rán a los de otras em­pre­sas, así co­mo a los miem­bros de la Po­li­cía Lo­cal y de los ser­vi­cios con­si­de­ra­dos esen­cia­les, co­mo los bom­be­ros.

Ini­cial­men­te, el miér­co­les se de­tec­ta­ron 54 po­si­ti­vos, lo que dis­pa­ró to­das las alar­mas por­que se tra­ta­ba de un por­cen­ta­je ele­va­dí­si­mo que co­rría el riesgo de des­bor­dar­se. Pe­ro Al­fon­so Adán ase­gu­ra que, «al ha­cer­se mayor nú­me­ro de prue­bas, el im­pac­to ge­ne­ral en la po­bla­ción ge­ne­ral va re­du­cién­do­se».

Al mul­ti­pli­car­se y ge­ne­ra­li­zar­se los tests, con­fían las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias, se po­drá sa­ber la in­ci­den­cia exac­ta de la pandemia del co­ro­na­vi­rus en Bi­né­far. Sin em­bar­go, las prue­bas mé­di­cas son so­lo una de las herramient­as pa­ra afron­tar el contagio y po­ner­lo a ra­ya.

Los sin­di­ca­tos que re­pre­sen­tan a los tra­ba­ja­do­res, que man­tie­nen reunio­nes con to­das las par­tes im­pli­ca­das en la re­so­lu­ción del pro­ble­ma, ha­cen hin­ca­pié en el control de los lu­ga­res de re­si­den­cia de mu­chos de los em­plea­dos.

Un nú­me­ro sig­ni­fi­ca­ti­vo de es­tos son in­mi­gran­tes y vi­ven en vi­vien­das de re­du­ci­das di­men­sio­nes, con has­ta 10 per­so­nas ha­ci­na­das en es­pa­cios de me­nos de 50 me­tros cua­dra­dos, se­gún ex­pli­ca José de las Mo­re­nas, se­cre­ta­rio de Po­lí­ti­ca Sin­di­cal e In­dus­trial y Salud La­bo­ral y Me­dio Am­bien­te de UGT.

«Vi­vir en esas con­di­cio­nes au­men­ta las po­si­bi­li­da­des de contagio al ha­cer im­po­si­ble man­te­ner la dis­tan­cia mí­ni­ma de se­gu­ri­dad, fi­ja­da en dos me­tros en­tre una per­so­na y otra», pre­ci­sa el ex­per­to sin­di­cal.

«No se tra­ta de una cir­cuns­tan­cia ac­tual, sino que de­ri­va de la pre­ca­ri­za­ción de la cla­se tra­ba­ja­do­ra a raíz de la cri­sis eco­nó­mi­ca que se desató en el 2008», con­ti­núa De la Mo­re­na.

ES­PA­CIOS DE AIS­LA­MIEN­TO En es­tas / con­di­cio­nes, la vivienda no sir­ve co­mo lu­gar de con­fi­na­mien­to. De ahí que el ayun­ta­mien­to bi­ne­fa­ren­se se ha­ya pues­to en con­tac­to con em­pre­sas hos­te­le­ras de la lo­ca­li­dad que ofrez­can es­pa­cios con­tro­la­dos pa­ra ais­lar con ga­ran­tías a per­so­nas que no pue­dan po­ner­se en cua­ren­te­na en su do­mi­ci­lio.

Otro as­pec­to de im­por­tan­cia cru­cial, se­ña­la De la Mo­re­na, es la se­gu­ri­dad sa­ni­ta­ria en el lu­gar de tra­ba­jo. Y en es­te sen­ti­do, in­di­ca, los ma­ta­de­ros y otras ins­ta­la­cio­nes fa­bri­les han to­ma­do me­di­das de pre­ven­ción del co­ro­na­vi­rus que abar­can in­clu­so los co­me­do­res co­lec­ti­vos.

El control de los ries­gos, ad­vier­te el miem­bro de UGT, es el re­sul­ta­do de la adop­ción de me­di­das de tres ti­pos: or­ga­ni­za­ti­vas, hi­gié­ni­cas y pre­ven­ti­vas. «En to­dos es­tos apar­ta­dos exis­ten pro­to­co­los que es­tán pa­ra cum­plir­se», ma­ni­fies­ta.

En­tre las ac­tua­cio­nes de ti­po pre­ven­ti­vo, des­ta­ca, fi­gu­ra en muy pri­mer lu­gar la rea­li­za­ción de tests ma­si­vos. Ade­más, una obli­ga­ción fun­da­men­tal de las em­pre­sas y los tra­ba­ja­do­res es «crear cau­ces de in­for­ma­ción y co­mu­ni­ca­ción que abor­den to­do lo re­la­ti­vo a las cues­tio­nes de se­gu­ri­dad, de ma­ne­ra que no que­de nin­gún riesgo sin re­ci­bir una res­pues­ta ade­cua­da».

Bi­né­far y su en­torno se enfrentan a un desafío que re­quie­re una mo­vi­li­za­ción ge­ne­ral de los re­cur­sos mu­ni­ci­pa­les y los que apor­ten otras ad­mi­nis­tra­cio­nes. En es­ta si­tua­ción, el pa­pel de los ser­vi­cios so­cia­les del ayun­ta­mien­to re­sul­ta más ne­ce­sa­rio que nun­ca. Y, de he­cho, el con­sis­to­rio ya ha pre­vis­to su mo­vi­li­za­ción pa­ra que asis­tan a las fa­mi­lias so­me­ti­das a con­fi­na­mien­to y les fa­ci­li­ten la vi­da co­ti­dia­na.

EL PERIÒDICO

La nu­me­ro­sa po­bla­ción in­mi­gran­te que trabaja en los ma­ta­de­ros de Bi­né­far vi­ve a me­nu­do ha­cia­na­da, lo que fa­ci­li­ta la pro­pa­ga­ción del co­ro­na­vi­rus.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.