El Periódico Aragón

3FGMFYJPOF­T EFTEF *OTUBHSBN

La red so­cial cum­ple 10 años y lo ha­ce con su po­pu­la­ri­dad in­tac­ta y con el lo­gro de ha­ber crea­do una nue­va pro­fe­sión, los ‘in­fluen­cers’ Cua­tro usua­rios ara­go­ne­ses de la apli­ca­ción ha­blan so­bre su ex­pe­rien­cia

- IVÁN TRIGO itri­go@ara­gon.el­pe­rio­di­co.com ZA­RA­GO­ZA Business · Internet Celebrities · Celebrities · Content Management · Instagram · Youtube · Instagram Models · Geotagging · Luján

Ins­ta­gram es­tá de aniver­sa­rio, la red so­cial cum­ple diez años. Cen­te­na­res de mi­llo­nes de per­so­nas uti­li­zan es­ta pla­ta­for­ma pa­ra com­par­tir sus fo­tos y ex­pe­rien­cias y, aun­que no hay da­tos se­gre­ga­dos por te­rri­to­rios, en Ara­gón tam­bién ha con­se­gui­do arrai­gar. Pe­ro Ins­ta­gram ya no es so­lo una red so­cial pues­to que se ha con­ver­ti­do en una nue­va opor­tu­ni­dad pa­ra la pu­bli­ci­dad y en el ofi­cio de mu­cha gen­te: los in­fluen­cers. Aho­ra, cua­tro per­so­nas na­rran a es­te dia­rio de su ex­pe­rien­cia.

Álex Puér­to­las (@alex­puer­to­las), na­ci­do en Za­ra­go­za en 1990, es uno de los ara­go­ne­ses con más se­gui­do­res en es­te en­torno vir­tual. 211.000 per­so­nas es­tán pen­dien­tes de su con­te­ni­do y lle­gó a Ins­ta­gram en el 2012. Su po­pu­la­ri­dad au­men­tó, «sin bus­car­lo», des­pués de abrir­se un ca­nal de You­Tu­be, y aho­ra es­te es su me­dio de vi­da. «La pa­la­bra in­fluen­cer no me gus­ta, pe­ro la en­tien­do có­mo una eti­que­ta pa­ra que la gen­te se­pa a qué nos de­di­ca­mos», di­ce. Un en­ten­di­mien­to que no aca­ba de lle­gar. Puér­to­las, que es­tu­dió már­ke­ting, se de­di­ca a crear con­te­ni­do tan­to per­so­nal co­mo pa­ra di­fe­ren­tes mar­cas.

«La gen­te que si­gue a al­guien en una red so­cial es por­que le otor­ga cre­di­bi­li­dad», ex­pli­ca, y ahí es cuando las em­pre­sas es­tán dis­pues­tas a in­ver­tir su di­ne­ro. «Es una for­ma de pu­bli­ci­dad, pe­ro hay mu­cha gen­te que no lo en­tien­de. An­tes, cuando las em­pre­sas gas­ta­ban mi­llo­nes en otros me­dios de co­mu­ni­ca­ción, nadie se es­can­da­li­za­ba», afir­ma.

Vi­ñe­tas y mu­cha fo­to

La fa­ma en re­des so­cia­les tie­ne su pre­cio, y es­te jo­ven ad­mi­te que es «muy gran­de» la pre­sión que ha lle­ga­do a sen­tir. «Me lle­gó en una edad tem­pra­na, y li­diar con ello es com­pli­ca­do. Tu­ve una épo­ca en la que me per­dí en es­te mun­do lleno de co­sas nue­vas, pe­ro aho­ra ya lo con­tro­lo me­jor», ad­mi­te en­tre ri­sas.

Fran Lu­ján (@fran­lu­janzgz) no es in­fluen­cer, sino in­fue­ten­cer, di­ce en su perfil. Con más de 20.000 se­gui­do­res, se de­di­ca a su­bir fo­tos de, en­tre otras co­sas, sus res­tau­ran­tes fa­vo­ri­tos. Pe­ro tam­bién lo ha con­ver­ti­do es su tra­ba­jo, aun­que cues­ta ga­nar­se el pan. «Mu­chos no en­tien­den to­da­vía que es­to es un ofi­cio. Cuando voy a un si­tio de­di­co mu­chas ho­ras a edi­tar las fo­tos, su­bir­las, in­cluir la des­crip­ción. No vi­vo de que me in­vi­ten a co­mer y ya es­tá», ex­pli­ca. Eso sí, la ex­pe­rien­cia de ser «un fa­mo­so lo­cal», le re­sul­ta muy po­si­ti­va. Has­ta el 2017 no em­pe­zó a de­di­car­se a las re­des, y desde en­ton­ces ha po­di­do dis­fru­tar de ex­pe­rien­cias que no hu­bie­ra po­di­do vi­vir si no. «Me fui de ta­pas con el al­cal­de», re­cuer­da rien­do.

Juan Mo­neo es el crea­dor de la tía Pi­la­rín (@tia­pi­la­rin), un per­so­na­je con el que su au­tor ha que­ri­do ho­me­na­jear a «a nues­tras ma­dres y nues­tras tías» y, con ello, a «nues­tra idiosincra­sia ara­go­ne­sa». Mo­neo no vi­ve de es­te perfil, tie­ne 2.500 se­gui­do­res, pe­ro lo creó co­mo par­te de un pro­yec­to per­so­nal pa­ra se­guir apren­dien­do del mun­do di­gi­tal. Aho­ra uti­li­za a la tía Pi­la­rín pa­ra reivin­di­car las tra­di­cio­nes y el ca­rác­ter de Ara­gón, al­go que los jó­ve­nes, usua­rios ma­yo­ri­ta­rios de Ins­ta­gram, «no aca­ban de va­lo­rar».

Sus pu­bli­ca­cio­nes ((

Con sus vi­ñe­tas, que re­ci­ben me­nos odio del que le gus­ta­ría pa­ra po­der cre­cer, ríe, quie­re jun­tar «el cos­tum­bris­mo con la mo­der­ni­dad».

Por úl­ti­mo es­tá An­gé­li­ca de Mi­guel (@ge­la­ti­na) que con ca­si 30.000 se­gui­do­res so­lo usa Ins­ta­gram por­que le gus­ta «la ar­mo­nía» de co­lo­res de sus fo­tos. «No ten­go nin­gún ob­je­ti­vo», di­ce es­ta za­ra­go­za­na que se de­di­ca al már­ke­ting. «Que­da mu­cho ca­mino por re­co­rrer. Las em­pre­sas tie­nen que en­ten­der que no hay que es­tar por es­tar en Ins­ta­gram. To­da­vía es­ta­mos evan­ge­li­zan­do a las em­pre­sas en ma­te­ria de re­des so­cia­les», cuen­ta.

Y es que, en Ins­ta­gram ca­be de to­do, has­ta pe­rió­di­cos (@el­pe­rio­di­co­dea­ra­gon).

 ??  ?? -
-
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain