El Periódico Aragón

Re­sul­ta­dos que fút­bol y ne­ce­si­ta cre­cer y me­jo­rar

El Real Za­ra­go­za bus­ca ga­nar al Má­la­ga pa­ra mi­rar ha­cia arri­ba con un calendario muy car­ga­do de par­ti­dos por de­lan­te re­no­va­do y con li­mi­ta­cio­nes, pe­ro muy com­ba­ti­vo

- S. VA­LE­RO sva­le­ro@ara­gon.el­pe­rio­di­co.com ZA­RA­GO­ZA HO­RAS UN PA­SO ADE­LAN­TE Sports · Real Zaragoza · Majorca · Girona · Almería · Slovenia

Sie­te pun­tos de nue­ve po­si­bles acu­mu­la el Real Za­ra­go­za des­pués de que Com­pe­ti­ción le die­ra el miér­co­les la vic­to­ria en Al­cor­cón co­mo un re­ga­lo me­re­ci­do por el error del ri­val con las fi­chas no pro­fe­sio­na­les y que de­jan al equi­po de Rubén Ba­ra­ja con me­jo­res da­tos que sen­sa­cio­nes, pe­ro lo que va­le es la ta­bla y esa si­túa al Za­ra­go­za en la zo­na me­dia, pe­ro con dos par­ti­dos me­nos, los que co­rres­pon­den a su apla­za­do ini­cio de Li­ga. Tras ga­nar al Al­ba­ce­te la se­ma­na pa­sa­da con un gol en los úl­ti­mos ins­tan­tes, hoy re­pi­te com­pro­mi­so ca­se­ro en La Ro­ma­re­da an­te el Má­la­ga de Ser­gio Pe­lli­cer (18.15 ho­ras, Gol), un equi­po que se ha trans­for­ma­do en es­te ve­rano en­tre tre­men­das li­mi­ta­cio­nes, pe­ro que no ha em­pe­za­do mal el cam­peo­na­to, con sie­te pun­tos de 15 po­si­bles. El cho­que es de obli­ga­da vic­to­ria pa­ra mi­rar ha­cia arri­ba con el col­chón de las dos ci­tas que le fal­tan y con la vis­ta ya pues­ta en el den­so calendario que le es­pe­ra al con­jun­to de Ba­ra­ja.

En quin­ce días, has­ta el 1 de no­viem­bre, tie­ne que re­ci­bir al Má­la­ga, al Sa­ba­dell y al Ma­llor­ca y di­ri­mir com­pro­mi­sos in­ter­se­ma­na­les en Le­ga­nés y Mi­ran­da de Ebro, por no ha­blar de que a prin­ci­pios de no­viem­bre el calendario pue­de ser igual de as­fi­xian­te si se juegan en­tre se­ma­na los cho­ques apla­za­dos an­te el Gi­ro­na y el Al­me­ría. En es­te sen­ti­do y an­te la gran mon­ta­ña que vie­ne, el Za­ra­go­za de Ba­ra­ja, has­ta aho­ra con el vien­to de cos­ta­do, muy a fa­vor, en sus par­ti­dos, tie­ne la ho­ra de su con­fir­ma­ción pa­ra em­pe­zar a ver

REAL ZA­RA­GO­ZA

sus po­si­bi­li­da­des en la eter­na Se­gun­da que si­gue tan con­di­cio­na­da por el co­ro­na­vi­rus, em­pe­zan­do por una au­sen­cia de pú­bli­co en las gra­das que tie­ne en el equi­po za­ra­go­cis­ta, co­mo se de­mos­tró en el fi­nal del cur­so pa­sa­do, a uno de sus gran­des dam­ni­fi­ca­dos.

Sin em­bar­go, es­tas son las cir­cuns­tan­cias y con ellas hay que li­diar y el Za­ra­go­za de Ba­ra­ja al me­nos pue­de pre­su­mir de ha­ber em­pe­za­do con un ba­lan­ce bueno y con una se­gu­ri­dad de­fen­si­va que es­tá en el guion del téc­ni­co co­mo pre­mi­sa prin­ci­pal. Ese or­den desde el 4-4-2, con un es­ti­lo más di­rec­to y más agre­si­vo en la pre­sión y con mu­cho fút­bol desde los cos­ta­dos. Por ahí pa­san los man­da­mien­tos del nue­vo en­tre­na­dor, que de mo­men­to ya ha lo­gra­do que el Za­ra­go­za acu­mu­le dos jor­na­das con­se­cu­ti­vas sin en­ca­jar. Es una bue­na se­ñal, sin du­da, sos­te­ni­da en la me­jo­ría de­fen­si­va, en una za­ga don­de Atien­za y Gui­tián es­tán echan­do el can­da­do y con la fe­liz irrup­ción de Te­je­ro y Cha­va­rría, aun­que es­te hoy po­dría jugar más ade­lan­ta­do pa­ra de­jar si­tio a Nie­to en el la­te­ral. Fal­ta que Cris­tian caliente guan­tes y mo­to­res

Es bá­si­co tam­bién que el Za­ra­go­za dé un pa­so ade­lan­te con más de­ci­sión, que mues­tre más pól­vo­ra, la que aho­ra en­se­ña a cuen­ta­go­tas. Qui­zá el re­torno de Vuc­kic (tam­bién re­gre­sa Jan­nick tras cum­plir san­ción), en ple­na ve­na de acier­tos con Es­lo­ve­nia ayu­de, aun­que el arie­te apun­ta más al ban­qui­llo tras jugar tres par­ti­dos en sie­te días. En to­do ca­so, al equi­po le cues­ta ge­ne­rar oca­sio­nes y go­ber­nar los par­ti­dos, aun­que eso úl­ti­mo en el li­bro de es­ti­lo de Ba­ra­ja preo­cu­pe al­go me­nos. Con to­do, la du­pla en la me­du­lar que con­for­man Egua­ras y Ja­vi Ros si­gue le­jos de ofre­cer un ni­vel de can­di­da­to al as­cen­so, so­bre to­do por el la­do de Egu, que ha em­pe­za­do el cur­so con la ba­tu­ta de la di­rec­ción oxi­da­da. El in­mi­nen­te re­torno de Ja­mes, aún no hoy, pue­de ayu­dar en la me­du­lar don­de no hay un sus­ti­tu­to de Gu­ti y tan­to se echa en fal­ta. No es Adrián, en to­do ca­so, que tam­bién es­pe­ra­rá turno en el ban­qui­llo, aun­que lo ha­rá en un par­ti­do muy especial, an­te su equi­po en las tres úl­ti­mas tem­po­ra­das.

El Má­la­ga lle­ga a La Ro­ma­re­da con la in­ten­ción de vol­ver a ga­nar tras dos se­ma­nas sin co­no­cer el triun­fo. Ser­gio Pe­lli­cer, que lo­gró la per­ma­nen­cia el cur­so pa­sa­do, afron­ta el más di­fí­cil to­da­vía en un pro­yec­to con mu­chas li­mi­ta­cio­nes, con un to­pe sa­la­rial de 2,5 mi­llo­nes de eu­ros y so­lo 18 fi­chas. A su equi­po le pa­sa co­mo al Za­ra­go­za, con se­ve­ros pro­ble­mas en la crea­ción y en el re­ma­te, aun­que el téc­ni­co cas­te­llo­nen­se tie­ne mu­chos más mo­ti­vos pa­ra jus­ti­fi­car la fal­ta de aco­pla­mien­to cuando so­lo si­guen dos fut­bo­lis­tas del cur­so pa­sa­do, Lom­bán, no­ve­dad en la ci­ta­ción ma­la­guis­ta, y Benk­he­mas­sa, por­que Juan­de y Luis Mu­ñoz te­nían fi­cha del fi­lial. El de­fen­sa Is­mael Ca­sas se une a Or­lan­do Sá, Joa­quín y Hi­cham co­mo ba­jas y en el on­ce es se­gu­ra la en­tra­da de Ca­le­ro en el la­te­ral dies­tro. Pue­de ha­ber al­gún cam­bio más y el Má­la­ga de Pe­lli­cer au­gu­ra pre­sión fuer­te y ver­sa­ti­li­dad tác­ti­ca. No es un enemi­go sen­ci­llo pa­ra la con­fir­ma­ción blan­qui­lla.

 ?? JAIME GA­LIN­DO ?? Los ju­ga­do­res za­ra­go­cis­tas co­rren con sua­vi­dad en el ini­cio de una se­sión en la Ciu­dad Deportiva.
JAIME GA­LIN­DO Los ju­ga­do­res za­ra­go­cis­tas co­rren con sua­vi­dad en el ini­cio de una se­sión en la Ciu­dad Deportiva.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain