«Mi ma­yor preo­cu­pa­cion es que to­do el mun­do cum­pla las nor­mas»

El Periódico Aragón - - Tema Del Día - J. OTO jo­to@ara­gon.el­pe­rio­di­co.com AL­CA­ÑIZ

– ¿Có­mo es­tá Al­ca­ñiz?

– Lo más im­por­tan­te es que la si­tua­ción sa­ni­ta­ria es­tá ba­jo con­trol, con una dis­po­si­ción acep­ta­ble en el hos­pi­tal y el ne­ce­sa­rio con­trol de com­por­ta­mien­to por par­te de las per­so­nas de­bi­do a la trans­mi­sión so­cial del vi­rus. Eso lo te­ne­mos con­tro­la­do. Por otro la­do, la ciu­dad tam­bién se en­cuen­tra ilu­sio­na­da a pe­sar de las cir­cuns­tan­cias por­que el Gran Pre­mio es una opor­tu­ni­dad de re­ci­bir a bas­tan­tes vi­si­tan­tes li­ga­dos al cir­cui­to. No tan­to en cuan­to a es­pec­ta­do­res, sino a los equi­pos y de pro­pi­ciar las re­la­cio­nes per­so­na­les exis­ten­tes en­tre ellos y la gen­te de la ciu­dad. Al­ber­gar el cam­peo­na­to du­ran­te dos fi­nes de se­ma­na se­gui­dos su­po­ne un es­ca­pa­ra­te a tra­vés del que nos van a ver cien­tos de mi­les de per­so­nas de to­do el mun­do. Esa pu­bli­ci­dad es el mo­tor del res­to del año ya que mu­cha gen­te vie­ne al Ba­jo Ara­gón por­que ha vis­to las ca­rre­ras y quie­re co­no­cer el cir­cui­to o la zo­na, así que ejer­ce de mo­tor di­na­mi­za­dor.

– Mo­tor­land es al­go más que un cir­cui­to pa­ra Al­ca­ñiz, ¿no?

–Pa­ra no­so­tros, for­ma par­te de una tra­di­ción de mu­chas dé­ca­das ce­le­bran­do com­pe­ti­cio­nes, pe­ro es que tam­bién es fun­da­men­tal el res­to del año, co­mo le di­go. Por­que mu­chos de los vi­si­tan­tes que acu­den a la zo­na lo ha­cen por­que es­tán re­la­cio­na­dos de un mo­do u otro con Mo­tor­land. Los equi­pos vienen a en­tre­nar y a po­ner en mar­cha sus vehícu­los, las em­pre­sas po­nen en prác­ti­ca sus in­no­va­cio­nes…. Es un gran es­ca­pa­ra­te y muy atrac­ti­vo.

– ¿Có­mo va a re­per­cu­tir en la ciu­dad el im­pac­to eco­nó­mi­co co­mo con­se­cuen­cia de que no ha­ya pú­bli­co en las gra­das?

– Va a ir por sec­to­res. Los ho­te­les van a es­tar lle­nos es­tos días. Com­pen­sa esa fal­ta de pú­bli­co con el he­cho de que, si an­tes eran cua­tro días de fies­ta, aho­ra son dos se­ma­nas, a las que hay que aña­dir el cam­peo­na­to de tu­ris­mos de la si­guien­te se­ma­na. Así que el sec­tor ho­te­le­ro es­tá en una bue­na si­tua­ción y tam­bién se es­pe­ra que ha­ya gen­te en los res­tau­ran­tes. Se­gu­ra­men­te, el ocio noc­turno se­rá el que más se re­sien­ta y don­de va a ha­ber más re­per­cu­sión eco­nó­mi­ca al no po­der ce­le­brar­se las ma­cro­fies­tas que se or­ga­ni­zan ca­da año ni ser po­si­ble ha­bi­li­tar los es­ce­na­rios. Pe­ro hay que con­tro­lar la no­che y no se pue­de ha­cer nada en ese sen­ti­do. En ge­ne­ral, la si­tua­ción es de tran­qui­li­dad. De he­cho, me cons­ta que es im­po­si­ble al­qui­lar un pi­so has­ta el 26 de oc­tu­bre.

– Y la ca­lle, ¿có­mo es­tá?

– To­do es­tá muy tran­qui­lo. La gen­te sa­be que es­te fin de se­ma­na hay Gran Pre­mio y que el pró­xi­mo tam­bién lo ha­brá, pe­ro es per­fec­ta­men­te cons­cien­te de que la se­gu­ri­dad sa­ni­ta­ria es lo pri­me­ro y que de­be vi­vir­lo con tran­qui­li­dad. Po­drá sa­lir un po­co más a co­mer o ce­nar, pe­ro tra­ta­re­mos de te­ner siem­pre con­tro­la­da la si­tua­ción. Hay preo­cu­pa­ción por la pan­de­mia, co­mo no pue­de ser de otro mo­do, pe­ro es­ta opor­tu­ni­dad la te­ne­mos y la va­mos a apro­ve­char de la me­jor for­ma po­si­ble.

– ¿La ilu­sión es la mis­ma?

–No es la mis­ma si­tua­ción que otros años. No se es­tán mon­tan­do ten­de­re­tes, ni es­tá cor­ta­da la ave­ni­da ni hay es­ce­na­rios en las ca­lles. El am­bien­te no es el mis­mo, pe­ro la gen­te es­tá tran­qui­la por­que la si­tua­ción es­tá con­tro­la­da. Es­ta­mos po­nien­do to­do de nues­tra par­te pa­ra que el even­to se pue­da ce­le­brar y eso tran­qui­li­za a to­dos. No es la ilu­sión de to­dos años en los que era una fies­ta so­bre to­do pa­ra los jó­ve­nes, pe­ro to­do el mun­do es cons­cien­te de la si­tua­ción y lo com­pren­de.

– Mo­tos sin mo­te­ros. No pa­re­ce Al­ca­ñiz.

– Pe­ro hay mo­te­ros en la ciu­dad. Las re­ser­vas de un año a otro no se han anu­la­do en mu­chos ca­sos y, por ejem­plo, en el Cam­peo­na­to de Es­pa­ña de ve­lo­ci­dad que se ce­le­bró aquí ha­ce unos días, ha­bía mo­te­ros que sa­lían a ce­nar o a co­mer y que se van de ru­ta con la mo­to o se acer­can al cir­cui­to pa­ra ver­lo y ha­cen ru­ta por los pue­blos de al­re­de­dor. Son vi­si­tan­tes que, apro­ve­chan­do el ti­rón del tu­ris­mo ru­ral, ven que me­re­ce la pe­na ve­nir, se dan una vuel­ta por la zo­na y se mar­chan. Hay mo­te­ros aun­que nada que ver con otras oca­sio­nes. Pue­den ve­nir cien­tos de ellos pe­ro no de­ce­nas de mi­les co­mo años an­te­rio­res. No se­rá ese am­bien­te mo­te­ro de gen­te jo­ven que vie­ne a que­mar rue­da y a dis­fru­tar.

– ¿Qué es lo que más le preo­cu­pa?

– Lo que más me tran­qui­li­za es la or­ga­ni­za­ción del even­to por­que en el cir­cui­to de Mo­tor­land hay muy bue­nos pro­fe­sio­na­les. Es uno de los me­jo­res, tal y co­mo ha si­do de­sig­na­do en va­rias oca­sio­nes. Y lo que más me inquieta es lo que no po­da­mos ver. Hay nor­mas pa­ra el ocio noc­turno, pe­ro cuando la gen­te no es­tá en la ca­lle pue­de es­tar en otro si­tio, co­mo en su ca­sa o en fies­tas par­ti­cu­la­res, y me preo­cu­pa que pue­da ha­ber una mi­no­ría que no se to­me es­to en se­rio e in­cum­pla las nor­mas con al­gu­na fies­ta o es­pa­cio noc­turno. Exis­te un am­plio des­plie­gue de Po­li­cía y Guar­dia Ci­vil, con mu­chos con­tro­les desde el jue­ves. De he­cho, me ase­gu­ran que ape­nas hay dis­mi­nu­ción de efec­ti­vos res­pec­to a otros años. Y es que cual­quier con­ta­gio pue­de afec­tar a otras po­bla­cio­nes o aca­rrear un con­fi­na­mien­to o un re­tro­ce­so a fa­se dos que se­ría muy per­ju­di­cial pa­ra el sec­tor eco­nó­mi­co y no nos lo po­de­mos per­mi­tir. Mi ma­yor preo­cu­pa­ción es que la gen­te cum­pla las nor­mas.

– ¿Lle­gó a pen­sar que Al­ca­ñiz se que­da­ba es­te año sin su gran ci­ta?

– En al­gún mo­men­to sí, de­bi­do a la di­fi­cul­tad de la si­tua­ción sa­ni­ta­ria. Pen­sé que el Mundial se po­día sus­pen­der y que no iba a ha­ber ca­rre­ras en nin­gún lu­gar del mun­do. Nos preo­cu­pó. Ade­más, la prio­ri­dad es el gas­to sa­ni­ta­rio y edu­ca­ti­vo y la si­tua­ción eco­nó­mi­ca hu­bie­se pro­vo­ca­do que el pa­go del ca­non (8 mi­llo­nes de eu­ros) hu­bie­ra si­do una di­fi­cul­tad, pe­ro Dor­na ha pues­to mu­cho de su par­te al no co­brar­lo es­te año y nos ha fa­ci­li­ta­do mu­cho las co­sas. Tam­bién los pa­tro­ci­na­do­res y to­do el mun­do en­ten­dían que se po­ten­cia­ra la ce­le­bra­ción en cir­cui­tos se­gu­ros y no­so­tros te­nía­mos ven­ta­ja al es­tar en zo­na des­po­bla­da por­que apor­ta ma­yor se­gu­ri­dad en ca­so de pan­de­mia. La prio­ri­dad era apa­re­cer en los me­dios y te­nía­mos esa opor­tu­ni­dad. Hu­bo mie­do pe­ro afor­tu­na­da­men­te se lle­vó a ca­bo un diag­nós­ti­co se­rio y ri­gu­ro­so y se va a dar vi­si­bi­li­dad al cam­peo­na­to.

– ¿El pa­go del ca­non ha­bría he­cho in­via­ble la ce­le­bra­ción del Gran Pre­mio?

– No soy yo quien de­ci­de eso, sino el Go­bierno de Ara­gón. Es ver­dad que no nos lo han pues­to fá­cil desde el Tri­bu­nal de Cuen­tas e In­ter­ven­ción del Es­ta­do en cuan­to a la uti­li­za­ción del Fi­te pa­ra pa­gar el ca­non, pe­ro aho­ra es com­pren­si­ble que la prio­ri­dad sea la in­ver­sión sa­ni­ta­ria y edu­ca­ti­va.

«Mo­tor­land es vi­tal pa­ra el res­to del año. Mu­cha gen­te vie­ne por­que ha vis­to las ca­rre­ras»

«La gen­te sa­be que la se­gu­ri­dad sa­ni­ta­ria es lo pri­me­ro y la si­tua­ción es­tá con­tro­la­da»

ÁN­GEL DE CAS­TRO

Ig­na­cio Urquizu, en el edi­fi­cio don­de se ubi­ca el Ayun­ta­mien­to de Al­ca­ñiz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.