El Periódico Aragón : 2020-10-18

Más Periódico : 41 : 7

Más Periódico

%& 0$56#3& %&- NÂT 1FSJÒEJDP &- 1&3*´%*$0 (BSDÌB EF $PSUÁ[BS GJSNB FKFNQMBSFT EF TV OVFWP MJCSP forjaron mis primeros sueños. Pero también es un puente romano, las piezas para piano de Albéniz, un cuadro de Goya, Ramón y Cajal o una película que habla directamen­te a la conciencia, como de Iñaki Arteta, crónica desgarrado­ra y honesta sobre el año más sanguinari­o de ETA. Y claro, mi patria son las obras literarias de quienes inyectaron torrentes de genio y de fantasía a una lengua que hablan seisciento­s millones de personas en el mundo, roca de cultura, que diría Carlos Fuentes, permanente, continua, en medio de las borrascas que se han llevado a la deriva dinastías, gobiernos y utopías. tramposo que la izquierda metió a la derecha y que está en el origen del guerracivi­lismo actual y del odio que destila la política de nuestros días. ¡Qué triste que a las nuevas generacion­es se les prive de nuestra mejor Historia moral y cultural para ocuparlas dolosament­e en la búsqueda de inocentes y culpables de unas décadas sombrías! Y mientras tanto el Gobierno no parece preocupado en resolver los más de tresciento­s asesinatos de ETA aún sin aclarar ni de mitigar el dolor de sus víctimas, que ven cómo se sientan en las Cortes y en las institucio­nes públicas quienes engordaron con el terror de la banda asesina y no han condenado sus crímenes. Si se aprueba la nueva ley tendremos en acción al vigilante de Orwell, que impondrá multas cuantiosas, y a los policías del pensamient­o integrados en el con legiones de asesores dedicados a reescribir la historia para que se acople perfectame­nte al discurso oficial. Confío en que los historiado­res no acepten el nuevo oficio de lacayos que les impone la ley y la impugnen con todas sus fuerzas. y no hallé cosa en que poner los ojos / que no fuese recuerdo de la muerte». es un decir– / salid, niños del mundo; id a buscarla!». Así y todo, sabemos que España, cuando Quevedo escribía este poema, era aún un país hegemónico que estaba a la cabecera del mundo. Ese es nuestro drama, que muchos siguen leyendo nuestra historia desde la óptica de la decadencia. En este libro habló de esa España que hay que salir a buscar antes de que los gobiernos de turno nos la borren, una España inspirada en la tradición generosa de Cervantes y Galdós, viva, muy viva, a pesar de los políticos y los profesiona­les de la gresca. 1980, 4FS FTQBÐPM FT DPNQBSUJS VO MFHBEP DPN×O IFDIP EF IJTUPSJB NJUPT MJCSPT N×TJDB BSUF QBJTBKFTx x)BZ NVDIBT DPTBT EF MBT RVF EF CFSÍBNPT FOPSHVMMFD­FSOPT ˆ lx-B TPNCSB EF MB &TQBÑB OFHSB RVF VTUFE BCPSEB FO FM DBQÍUVMP EF EJDBEPBA/VFTUSPTNJU­PT FTBMBSHB EB ˆ — No se trata de sacar pecho ni de vivir de glorias pasadas, pero sí de habitar con el corazón nuestra herencia. Europa, el mundo, serían peores, más incompleto­s o injustos, sin las grandes aportacion­es hispanas, sin los traductore­s de Toledo, el pensar recio de la Escuela de Salamanca, el empuje explorador de los siglos XV y XVI, Cervantes y Gracián… Esa es la España en la que debemos mirarnos, la que va de iconos como el Pórtico de la Gloria –la puerta más hermosa del mundo, la joya mayor de la escultura románica–, y textos como las de Séneca – que parecen pensadas y redactadas para nuestros días– al espíritu de sacrificio de Rafa Nadal, ejemplo de una serie de valores que rese — Cierto, así es. La Inquisició­n, la intoleranc­ia… Ese mito, por ejemplo, de que España es la tierra de Caín. O esa identifica­ción de España con el franquismo, tan dramática, tan presente en la izquierda de nuestros días. Hay que recordar que Azaña, por ejemplo, terminaba sus discursos con vivas a España que hacían temblar de emoción a su audiencia. En el poeta peruano César Vallejo lanzaba una advertenci­a desgarrada a los hombres y mujeres del futuro, un mensaje que hoy parecen haber olvidado los que quizás nunca lo leyeron: sumen lo mejor de la España de este siglo XXI. Si yo me identifico con Galdós no lo hago levantando el brazo ni abombando el pecho; lo hago sintiéndom­e orgulloso de pertenecer a un horizonte cultural concreto. l)BCMFNPT EF OVFTUSB BDUVBMJ EBE QPMÍUJDB -B DSÒOJDB QBSMBNFO UBSJB NF PCMJHB B QSFHVOUBSM­F QPS MB MFZ EF NFNPSJB EFNPDSÂUJD­B x2VÉ PQJOB BM SFTQFDUP ˆ Gran Hermano — –En unos momentos dramáticos de miedo al recrudecim­iento de la pandemia y a la pérdida del sustento por la terrible crisis económica, el gobierno trata de colarnos una ley aberrante que acentúa la aviesa intención de la Ley de Memoria histórica, el gol España Ministerio de la Verdad aparta de mí este cáliz, &O FM MJCSP BGJSNB RVF MB QBUSJB OP TF SFEVDF B VOB CBOEFSB P B VO IJN OP x2VÉ FT MB QBUSJB QBSB VTUFE ˆ Cartas Morales — Mi patria es la infancia, por supuesto, y la tierra donde vi la luz, donde vivieron mis antepasado­s y «Si la madre / España cae –digo, =