El Periódico de Catalunya (Castellano) - On Barcelona - - A LA ÚL­TI IMA - Eduar­do Na­ya

po­ner­le mi per­so­na­li­dad y mi ca­rác­ter a sus obras. Es co­mo co­ci­nar un pla­to y dar­le mi pro­pio to­que», co­men­ta la can­tan­te en­tre ri­sas. Va­mos, que se atreve a cam­biar­les la re­ce­ta a los es­tre­lla Mi­che­lin de la mú­si­ca.

Uno de los te­mas que in­clu­ye el dis­co, Isn’t she lo­vely, es­tá dis­po­ni­ble en You­tu­be. Aun­que Mi­riam no sub­es­ti­ma el po­ten­cial de ex­pan­sión que le brin­dan las re­des, si­gue apos­tan­do más por «el con­tac­to real en vi­vo». La re­com­pen­sa del agra­de­ci­mien­to del pú­bli­co por su tra­ba­jo es, para ella, mu­cho más gra­ti­fi­can­te cuando lo tie­ne de­lan­te.

En el año 2010, Mi­riam de­di­có una can­ción a la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co, puesto que con­si­de­ra que la mú­si­ca es «una vía muy po­si­ti­va para trans­mi­tir va­lo­res». Es­ta es una lec­ción que, fran­ca­men­te, po­dría apren­der al­gu­na que otra es­tre­lla del re­gue­tón.

Pe­ro vol­vien­do al lu­gar en el que estamos... ¿Qué es un con­ser­va­to­rio sin maes­tros que im­par­tan lec­cio­nes? La res­pues­ta es en­tre na­da y me­nos, por lo que ob­via­men­te nues­tra ar­tis­ta no pue­de ig­no­rar lo que le en­se­ña­ron de sí mis­ma en el lu­gar en el que nos en­con­tra­mos. «Mi pro­fe­so­ra de piano siem­pre des­ta­có la sen­si­bi­li­dad mu­si­cal en la for­ma de mi in­ter­pre­ta­ción. Apren­dí la im­por­tan­cia de la ho­nes­ti­dad que se ha de te­ner con una mis­ma para ser ca­paz de po­ten­ciar las ca­pa­ci­da­des in­he­ren­tes». —

«APREN­DÍ LA IM­POR­TAN­CIA DE LA HO­NES­TI­DAD CON UNA MIS­MA»

JOAN COR­TA­DE­LLAS CÁ­MA­RA DEL CO­NO­CI­MIEN­TO Mi­riam Lu­na, jun­to al piano de una de las au­las del Con­ser­va­to­rio Mu­ni­ci­pal de Mú­si­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.