Cor­ba­cho corta con Valls y es­te ba­ra­ja apa­dri­nar un nue­vo par­ti­do

El par­ti­do na­ran­ja le ga­ran­ti­za un puesto en la Dipu­tación y li­ber­tad de voto El ex­pri­mer mi­nis­tro fran­cés se que­da con so­lo dos edi­les y pasa a ser la sex­ta fuer­za

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Portada - JÚ­LIA REGUÉ / TONI SUST BAR­CE­LO­NA

Enési­mo cis­ma en la pla­ta­for­ma mu­ni­ci­pal de Ma­nuel Valls. El ex­mi­nis­tro so­cia­lis­ta Ce­les­tino Cor­ba­cho de­ci­dió ayer rom­per con el ex­pri­mer mi­nis­tro fran­cés y unir­se al gru­po mu­ni­ci­pal que cons­ti­tu­yó Ciu­ta­dans (Cs) des­pués de con­su­mar su di­vor­cio con Valls. La ma­nio­bra de Cor­ba­cho de­ja a la can­di­da­tu­ra con la que con­cu­rrió a las elecciones con un gru­po pro­pio ba­jo mí­ni­mos –Valls y Eva Pa­re­ra– y re­fuer­za la agru­pa­ción na­ran­ja, que con­ta­rá con cua­tro edi­les.

Des­de pri­me­ra ho­ra de la mañana, Cor­ba­cho inau­gu­ró una ron­da de con­tac­tos pa­ra trans­mi­tir su de­ci­sión: pri­me­ro se reunió con Valls, des­pués lla­mó al lí­der de Cs en Ca­ta­lun­ya, Car­los Ca­rri­zo­sa, y pac­tó las con­di­cio­nes de su alian­za. En una con­ver­sa­ción con EL PE­RIÓ­DI­CO, el exal­cal­de de L’Hos­pi­ta­let de Llo­bre­gat ex­pli­có que es­te acuer­do le per­mi­te man­te­ner­se co­mo in­de­pen­dien­te y ase­gu­rar­se un asien­to en la Dipu­tación de Bar­ce­lo­na. «Quie­ro pre­ser­var mi in­de­pen­den­cia», en­fa­ti­zó, y des­de­ñó te­ner in­te­rés en aven­tu­rar­se en otro ran­go de la po­lí­ti­ca.

Fuentes de la pla­ta­for­ma de Valls sos­tu­vie­ron que el ex­mi­nis­tro so­cia­lis­ta de­fen­dió in­tra­mu­ros el voto pa­ra un­gir a Ada Co­lau co­mo al­cal­de­sa y que tra­tó de lle­gar a un con­sen­so pa­ra evi­tar

la ima­gen de di­vi­sión y la pos­te­rior se­pa­ra­ción. Por eso, Cor­ba­cho destacó de su pac­to que se le per­mi­ta te­ner «li­ber­tad de voto» y no te­ner que es­tar su­je­to a la dis­ci­pli­na de un par­ti­do en el que no mi­li­ta.

PAC­TO CON VI­LLE­GAS «Mi in­te­rés es en cla­ve lo­cal. Eso no ha cam­bia­do. Pe­ro con mi ex­pe­rien­cia, a la ho­ra de to­mar la de­ci­sión ha pe­sa­do que Cs sea una or­ga­ni­za­ción con presencia te­rri­to­rial, al­go muy ne­ce­sa­rio cuan­do es­tás en la opo­si­ción», apos­ti­lló. En cuan­to a su presencia en la dipu­tación, di­jo que era una ca­si­lla pac­ta­da con el por­ta­voz nacional na­ran­ja, Jo­sé Ma­nuel Vi­lle­gas, y con Valls, por lo que Ca­rri­zo­sa so­lo tu­vo que ra­ti­fi­car­la.

Ho­ras an­tes de dar­se a co­no­cer el fin de la rue­da de con­tac­tos, Ca­rri­zo­sa ha­bía abier­to la puer­ta a es­ta po­si­bi­li­dad, a sa­bien­das de que era una con­di­ción in­dis­pen­sa­ble pa­ra que Cor­ba­cho se atre­vie­ra a dar el pa­so: «Es un po­lí­ti­co de va­lía y apre­cia­do y to­da su ex­pe­rien­cia en el ám­bi­to de la ges­tión mu­ni­ci­pal y su co­no­ci­mien­to del Área Me­tro­po­li­ta­na se­ría de gran uti­li­dad pa­ra nues­tro pro­yec­to mu­ni­ci­pal», pro­cla­mó. Destacó, asi­mis­mo, que man­ten­ga una bue­na re­la­ción con la di­rec­ción nacional, es­pe­cial­men­te con Ri­ve­ra, más aún des­pués de los en­con­tro­na­zos que aca­rreó el fi­cha­je de Valls. Cor­ba­cho, a diferencia del his­pa­no­fran­cés, par­ti­ci­pó en ac­tos con la formación na­ran­ja, el más des­ta­ca­do en la ciudad que go­ber­nó durante 14 años ba­jo las si­glas del PSC.

LA MA­YO­RÍA DE CO­LAU La su­ma de Cor­ba­cho a Cs ha­ce per­der la ma­yo­ría ab­so­lu­ta que po­si­bi­li­tó la in­ves­ti­du­ra de Co­lau. Pe­ro en reali­dad, que Valls pier­da un edil no de­ja de ser una bue­na no­ti­cia pa­ra la al­cal­de­sa. Po­drá de­cir, en ade­lan­te, que el ex­pri­mer mi­nis­tro fran­cés no tie­ne la lla­ve, por­que con so­lo dos con­ce­ja­les, más los 10 de BCo­mú y los ocho del PSC, ya no tie­ne en su mano de­ci­dir si per­mi­te o no que el gobierno bi­par­ti­to sa­que ade­lan­te las ini­cia­ti­vas. Si ade­más Cor­ba­cho le sal­va alguna votación, no se­rá lo mis­mo que

Cor­ba­cho jun­to al lí­der de Cs, Al­bert Ri­ve­ra, en un ac­to ce­le­bra­do en mar­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.