Ca­ba­yol

SOLIDARIDA­D Y CO­MU­NI­CA­CIÓN (SICOM) Me­di­te­rrá­neo in­quie­tan­te La zona es­tá se­ria­men­te ame­na­za­da por va­rios ries­gos de­ri­va­dos de la va­ria­bi­li­dad cli­má­ti­ca

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Tema Del Día -

En los in­for­mes del Gru­po In­ter­gu­ber­na­men­tal so­bre Cam­bio Cli­má­ti­co (IPCC), la cuen­ca me­di­te­rrá­nea ocu­pa un es­pa­cio re­du­ci­do. Con­tra­ria­men­te, los datos de los paí­ses de la orilla nor­te –no los hay fi­de­dig­nos de la sur– son in­quie­tan­tes. Lo mues­tran los datos de Ca­ta­lun­ya, por ejem­plo, don­de la tem­pe­ra­tu­ra au­men­ta 0,25 gra­dos ca­da dé­ca­da des­de 1950. Y tam­bién don­de, en los úl­ti­mos 25 años, ha subido un gra­do –0,40 por de­ce­nio–. En to­tal y des­de los años 50 del si­glo pa­sa­do, ha au­men­ta­do 1,6 gra­dos, por 1,1 en el con­jun­to del pla­ne­ta.

Fue pre­ci­sa­men­te por los datos de la orilla nor­te que se de­ci­dió crear el Me­di­te­rra­nean Ex­perts on Cli­ma­te and en­vi­ron­men­tal Chan­ge (Me­dECC) en el 2015. Es­tu­dian los fac­to­res que im­pac­tan en el Me­di­te­rrá­neo, co­mo los re­cur­sos ali­men­ta­rios, el au­men­to de la de­ser­ti­za­ción,

cam­bios en el uso del suelo, la con­ta­mi­na­ción, los eco­sis­te­mas, la dis­mi­nu­ción de la bio­di­ver­si­dad, las es­pe­cies in­va­si­vas. La va­ria­bi­li­dad cli­má­ti­ca em­peo­ra la dis­po­ni­bi­li­dad de agua, los eco­sis­te­mas, la ali­men­ta­ción. To­do ello des­pla­za per­so­nas y afec­ta la sa­lud y la se­gu­ri­dad, en es­pe­cial de las mujeres, ni­ñas y ni­ños.

Al­gu­nos datos de par­ti­da del Me­dECC:

en el con­jun­to de la cuen­ca ya se ha su­pe­ra­do el gra­do y medio de au­men­to. Pro­nos­ti­can un au­men­to de has­ta 2,2 gra­dos ha­cia el 2040.

el peor es­ce­na­rio apun­ta a que pue­de ha­ber una dis­mi­nu­ción me­dia del 20% al 25% de pre­ci­pi­ta­cio­nes entre abril y septiembre. En el sur de la cuen­ca es­tá cla­ra, pe­ro no tan­to en el nor­te, don­de hay zo­nas co­mo el sur de Italia y de Es­pa­ña don­de sí es evi­den­te, y otras que no, co­mo en Ca­ta­lun­ya.

dis­mi­nu­yen los re­cur­sos de agua dul­ce. De­bi­do al au­men­to de la tem­pe­ra­tu­ra ha­brá mu­cha más de­man­da pa­ra irri­ga­ción, tan­to en el nor­te co­mo muy es­pe­cial­men­te en el sur, y que­da­rá com­pro­me­ti­da la can­ti­dad de agua dis­po­ni­ble pa­ra la po­bla­ción.

au­men­ta la de­man­da y dis­mi­nu­ye la pro­duc­ción de cul­ti­vos, pes­ca­do y ga­na­do. Tam­bién dis­mi­nu­ye la ca­li­dad de las cosechas y au­men­tan los des­equi­li­brios re­gio­na­les en se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria y de­pen­den­cia de las im­por­ta­cio­nes.

El Me­di­te­rrá­neo es­tá ame­na­za­do por va­rios ries­gos que se de­ri­van de la va­ria­bi­li­dad cli­má­ti­ca. La ca­li­dad del ai­re, del suelo y del agua se de­te­rio­ra. Hay con­flic­tos de uso de agua y por la tie­rra. Au­men­tan los ries­gos de inun­da­cio­nes y se­quías. El cam­bio cli­má­ti­co re­per­cu­te en la apa­ri­ción de en­fer­me­da­des trans­mi­ti­das por vec­to­res –mos­qui­tos– y agua. Las aler­gias al po­len se ex­pan­den. Las en­fer­me­da­des re­la­cio­na­das con el ca­lor y las víc­ti­mas mor­ta­les son más fre­cuen­tes. Las con­di­cio­nes sa­ni­ta­rias pue­den de­te­rio­rar­se de­bi­do a la si­tua­ción so­cial y po­lí­ti­ca. Los con­flic­tos so­cia­les pue­den agra­var­se por se­quías. Los con­flic­tos de­ri­va­dos de la lucha por los re­cur­sos es­ca­sos, agua, ali­men­to, ener­gía, es­pe­cial­men­te en el sur pe­ro tam­bién en el nor­te, y por acon­te­ci­mien­tos cli­má­ti­cos re­pen­ti­nos es­tán cau­san­do des­pla­za­mien­tos for­za­dos y pue­den con­du­cir a mi­gra­cio­nes hu­ma­nas a gran es­ca­la.

Las so­be­ra­nías ener­gé­ti­ca y ali­men­ta­ria se­rán cla­ves. El fu­tu­ro de­pen­de de la co­la­bo­ra­ción entre am­bas ori­llas, del apren­di­za­je mu­tuo, bi­di­rec­cio­nal, pa­ra cons­truir nue­vas in­fra­es­truc­tu­ras y prác­ti­cas lo­ca­les ade­cua­das a am­bas par­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.