Bar­ce­lo­na, nú­me­ro uno en el rán­king

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Opinión -

Pa­ra los aman­tes de los rán­kings, de es­tar en el top ten, de es­ca­lar po­si­cio­nes en el club de los num­ber one. Ahí va un hi­to re­le­van­te: Bar­ce­lo­na ocu­pa el pri­mer puesto eu­ro­peo en… con­ta­mi­na­ción de dió­xi­do de azu­fre: 33 to­ne­la­das anua­les emi­ti­das por los cru­ce­ros que lle­gan al puer­to. Cin­co ve­ces más que to­dos los co­ches de la ciudad jun­tos, que ya es una bar­ba­ri­dad. Ade­más de me­re­cer la me­da­lla de oro lo­cal, a ni­vel es­ta­tal tam­bién ob­te­ne­mos la me­da­lla de pla­ta: el se­gun­do puer­to más con­ta­mi­na­dor de Eu­ro­pa es el de Pal­ma de Ma­llor­ca, con 28 to­ne­la­das, en el ter­cer puesto es­tá Ve­ne­cia. Si su­ma­mos los puer­tos de San­ta Cruz de Te­ne­ri­fe y el de Las Pal­mas, en séptima y no­ve­na po­si­ción, en­ca­be­za­mos de largo es­te tris­te ho­nor de­pre­da­dor.

Más ré­cords de la Ciudad Con­dal: so­mos la pri­me­ra ciudad eu­ro­pea en pros­ti­tu­ción –con pi­co es­tra­tos­fé­ri­co durante el Mo­bi­le World Con­gress–, y una de las prin­ci­pa­les puer­tas de en­tra­da de mujeres pa­ra su ex­plo­ta­ción se­xual, se­gún la ONU. Es­ta­mos en la ca­be­za es­ta­tal en desahu­cios: se dic­ta­ron 4.880 en el 2018. Tam­bién li­de­ra­mos en Es­pa­ña el nú­me­ro de sin­te­cho, 3.500. Es­ta­mos a la van­guar­dia de los con­tra­tos ba­su­ra tem­po­ra­les en el sec­tor de la hos­te­le­ría. Cam­peo­nes en la lis­ta de ca­res­tía de la vi­vien­da: la de se­gun­da mano ha doblado su pre­cio en ape­nas cin­co años. La de obra nueva ha subido un 38%, y lo más san­gran­te: el al­qui­ler, un 36%. To­do un ré­cord.

Creo que ha­cer rán­kings o pre­su­mir de ré­cords es bas­tan­te ab­sur­do y siem­pre muy dis­cu­ti­ble. Pe­ro, si se ha­ce, se de­be­rían con­tem­plar as­pec­tos com­ple­men­ta­rios, no so­lo los que nos con­ven­gan. Y co­no­cer sus re­per­cu­sio­nes. Des­ta­car en se­gún qué asun­to pue­de im­pli­car des­cen­der en otro. En Bar­ce­lo­na nos gus­ta pre­su­mir de ser va­lo­ra­dos in­ter­na­cio­nal­men­te co­mo la ciudad más desea­da por los ex­tran­je­ros, o la pre­fe­ri­da pa­ra ha­cer in­ver­sio­nes. Pe­ro tam­bién nos in­tere­sa otro rán­king: có­mo vi­vir me­jor el ma­yor nú­me­ro po­si­ble de ciu­da­da­nos que es­ta­mos por aquí. Que si­gan las po­lí­ti­cas so­cia­les, aquí sí mo­la­ría ser num­ber one.H

Ca­pe­lla

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.