El fis­cal acu­sa al Go­vern de tra­to de fa­vor a Oriol Pu­jol

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Política - J. G. A. BAR­CE­LO­NA

La fis­ca­lía re­cha­za la se­mi­li­ber­tad otor­ga­da por la jun­ta de tra­ta­mien­to de la pri­sión de Brians 1 a Oriol Pu­jol, con­de­na­do a dos años y medio de pri­sión por el co­bro de co­mi­sio­nes ile­ga­les. En su es­cri­to re­mi­ti­do al juz­ga­do de vi­gi­lan­cia pe­ni­ten­cia­ria, el mi­nis­te­rio pú­bli­co sos­tie­ne que el ex­dipu­tado de CiU ha re­ci­bi­do un «tra­to pri­vi­le­gia­do», cuan­do lo «úni­co ex­cep­cio­nal» en es­te ca­so es que es hi­jo del ‘ex­pre­si­dent’ Jor­di Pu­jol, que fue miem­bro «des­ta­ca­do durante mu­chos años del par­ti­do fun­da­do por su pa­dre y que di­cho par­ti­do es an­te­ce­den­te di­rec­to del que ac­tual­men­te go­bier­na la Ge­ne­ra­li­tat».

En un du­ro ale­ga­to, el fis­cal Ja­vier Faus de­ta­lla que «a nin­gún ciudadano del país se le es­ca­pa» que la con­ce­sión ini­cial del ter­cer gra­do pe­ni­ten­cia­rio a Oriol Pu­jol (úni­ca­men­te iba a la cár­cel a dor­mir) y, tras su re­vo­ca­ción, el per­mi­so pa­ra que sal­ga de la cár­cel a tra­ba­jar y a par­ti­ci­par en ac­tos de voluntaria­do «se de­be a la de­ci­di­da vo­lun­tad de la Ad­mi­nis­tra­ción de que el in­terno per­ma­nez­ca el mí­ni­mo tiem­po po­si­ble en pri­sión».

En su opi­nión, es­ta de­ci­sión es «po­co res­pe­tuo­sa» con las re­so­lu­cio­nes ju­di­cia­les, pues se le otor­gó es­te nue­vo es­ta­tus (en vir­tud del ar­tícu­lo 100.2 del re­gla­men­to pe­ni­ten­cia­rio) una se­ma­na des­pués de la anu­la­ción del ter­cer gra­do que le ha­bía con­ce­di­do la Ge­ne­ra­li­tat. Des­de el 3 de ju­nio, el ex­di­ri­gen­te de CiU pue­de sa­lir del cen­tro de lu­nes a sá­ba­do de 8.00 a 22.00 ho­ras.

CO­DI­CIA Y AVA­RI­CIA La fis­ca­lía in­sis­te en que el de­li­to co­me­ti­do por Oriol Pu­jol es de «es­pe­cial re­cha­zo so­cial» y que la con­duc­ta del ex­dipu­tado fue «muy gra­ve», ya que se tra­ta de un ca­so de co­rrup­ción po­lí­ti­ca. A eso hay que aña­dir, se­gún el mi­nis­te­rio pú­bli­co, que le fue de­ne­ga­da en su día la sus­pen­sión de la con­de­na a pri­sión, al to­mar en con­si­de­ra­ción que el ex­po­lí­ti­co se apro­ve­chó de sus car­gos en su pro­pio be­ne­fi­cio y que no fue una ac­tua­ción ais­la­da, sino que per­du­ró en el tiem­po. Ac­tuó de es­ta ma­ne­ra, de­ta­lla, «por me­ra co­di­cia y ava­ri­cia».

La fis­ca­lía afir­ma que se le dan pri­vi­le­gios por ser hi­jo del ‘ex­pre­si­dent’

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.