Los in­ver­so­res echan el ojo a la zona vir­gen del li­to­ral de BCN

Un em­pre­sa­rio egip­cio plan­tea una pi­rá­mi­de de cristal jun­to a las Tres Xe­me­neies de Sant Adrià Los vecinos pi­den huir de la ar­qui­tec­tu­ra es­pec­tácu­lo y re­cha­zan pro­yec­tos es­pe­cu­la­ti­vos Ma­que­ta del pro­yec­to pa­ra las Tres Xe­me­neies pre­sen­ta­do ayer en Bar­ce­lo

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Gran Barcelona - HE­LE­NA LÓ­PEZ BAR­CE­LO­NA

Hec­tá­reas de te­rreno pen­dien­tes de edi­fi­car en pri­me­ra lí­nea de mar a po­cos me­tros de Bar­ce­lo­na –en Bar­ce­lo­na, a ojos de cual­quier in­ver­sor– jun­to a lo que po­dría con­ver­tir­se en un nue­vo icono tu­rís­ti­co de la ciudad. ¿Qué po­dría sa­lir mal? El en­cla­ve, los so­la­res que flan­quean las Tres Xe­me­neies de Sant Adrià de Be­sòs, son una mi­na de oro en la que se­guir ex­plo­tan­do la mar­ca Bar­ce­lo­na, esa reivin­di­ca­da por el aho­ra so­cio de gobierno Jau­me Coll­bo­ni. Una pie­za cla­ve pa­ra re­co­ser la siem­pre pen­dien­te Gran Bar­ce­lo­na –es­tán entre Sant Adrià y Ba­da­lo­na– y me­ter mano –y grúas y to­chos y bi­lle­tes– a la orilla Be­sòs, «la Ce­ni­cien­ta del área me­tro­po­li­ta­na», co­mo la de­fi­nió el con­sul­tor Ra­fael Sa­la­no­va en la pre­sen­ta­ción, ayer, de El co­lo­so adria­nen­se del Me­di­te­rrá­neo, el sue­ño del ac­tor y em­pre­sa­rio egip­cio Moha­med Aly, que se re­su­me en la cons­truc­ción de una pi­rá­mi­de fren­te a las tres chi­me­neas pa­ra con­ver­tir el pin­to­res­co con­jun­to ar­qui­tec­tó­ni­co en una «uni­ver­si­dad-mu­seo».

La pre­sen­ta­ción no se hi­zo en la vie­ja cen­tral eléc­tri­ca, la Sa­gra­da Fa­mí­lia del ex­tra­rra­dio, sino en un lu­jo­so ho­tel bar­ce­lo­nés, don­de el pro­mo­tor egip­cio, que se pre­sen­ta co­mo «ad­mi­ra­dor de la épo­ca fa­raó­ni­ca», mos­tró to­do su po­de­río, sin es­ca­ti- mar en ren­ders y ma­que­tas. Su co­lo­so se ca­rac­te­ri­za­ría por esa pi­rá­mi­de de cristal, si­mi­lar la del Lou­vre, «la cuar­ta pi­rá­mi­de del Me­di­te­rrá­neo», que en la ma­que­ta se an­to­ja ba­ji­ta, eso sí, ya que aquí, pa­ra fa­raó­ni­cas, las chi­me­neas del Be­sòs, de 200 me­tros.

Ade­más de por Aly y Sa­la­no­va, el pro­yec­to fue pre­sen­ta­do por el ar­qui­tec­to Luis Alon­so, quien lo de­fi­nió co­mo «un es­pa­cio de co­no­ci­mien­to don­de fu­sio­nar el pa­tri­mo­nio in­dus­trial bar­ce­lo­nés con un sím­bo­lo re­no­va­do de la épo­ca fa­raó­ni­ca de Egip­to», que tam­bién po­dría aco­ger –la ca­sa es gran­de y so­ñar es gra­tis– el mu­seo mun­dial de

per­so­nal de paz de la ONU y las ofi­ci­nas de se­gui­mien­to de las 32 mi­sio­nes de paz eu­ro­peas que es­tán en ac­ti­vo en Áfri­ca.

El lla­ma­ti­vo pro­yec­to en­la­za­ría con el ca­mino de la paz, un nue­vo pa­seo que re­co­rre­ría el li­to­ral des­de la es­ta­tua de Co­lón has­ta las Tres Xe­me­neies, «una es­pe­cie de pa­seo de la fa­ma, pe­ro en vez de es­tre­llas de ci­ne aquí se re­cor­da­ría a pre­mios No­bel», se­gún sus ideó­lo­gos.

A ojos de Alon­so, al no ser ca­pi­tal, Bar­ce­lo­na «siem­pre ha ne­ce­si­ta­do ex­cu­sas pa­ra trans­for­mar­se». De la Ex­po­si­ción Uni­ver­sal a los Jue­gos Olím­pi­cos, y es­te pro­yec­to in­ter­na­cio­nal po­dría ser «una opor­tu­ni­dad de cam­bio pa­ra to­do el fren­te ma­rí­ti­mo me­tro­po­li­tano, ade­más de pa­ra sen­tar las ba­ses de un nue­vo mo­de­lo de ges­tión su­pra­mu­ni­ci­pal de co­la­bo­ra­ción pú­bli­co-privada efi­caz, sos­te­ni­ble y de pro­yec­ción in­ter­na­cio­nal».

Los te­rre­nos del Be­sòs pertenecen

a En­de­sa y Me­tro­va­ce­sa, con quie­nes el pro­mo­tor aún no ha ha­bla­do

PA­RA­CAI­DIS­MO UR­BA­NÍS­TI­CO La via­bi­li­dad del sue­ño de Aly –quien apro­ve­chó la pre­sen­ta­ción pa­ra in­vi­tar a los asistentes al es­treno de la úl­ti­ma pe­lí­cu­la que ha producido y pro­ta­go­ni­za­do, hoy en Gran Via 2– pa­sa­ría, en pri­me­ra ins­tan­cia, por que la Ge­ne­ra­li­tat le die­ra el vis­to bueno. El Con­sor­ci del Be­sòs, el De­par­ta­ment de Te­rri­to­ri i Sos­te­ni­bi­li­tat y los ayun­ta­mien­tos de Sant Adrià y Ba­da­lo­na im­pul­sa­ron el oto­ño pa­sa­do un pro­ce­so de de­ba­te so­bre el fu­tu­ro de la an­ti­gua cen­tral tér­mi­ca si­tua­da entre es­tos dos mu­ni­ci­pios, y en es­tos mo­men­tos se en­cuen­tran re­dac­tan­do el Plan Di­rec­tor Ur­ba­nís­ti­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.