La generación del 98 vue­la

Ai­ta­na Bon­ma­tí, Lu­cía Gar­cía, Pa­tri Gui­ja­rro y Nahi­ka­ri Gar­cía com­po­nen un pó­quer valiente que da alas al equi­po di­ri­gi­do por Jor­ge Vil­da an­te el re­to de los oc­ta­vos de fi­nal AFP / FRED TANNAU

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Deportes - MA­MEN Hi­dal­go LE HA­VRE En­via­da es­pe­cial

No tie­nen mie­do, han ga­na­do a las me­jo­res, jue­gan con des­par­pa­jo y se sien­ten protagonis­tas en es­te Mun­dial fe­me­nino de Fran­cia 2019. Lu­cía Gar­cía (Ath­le­tic), Ai­ta­na Bon­ma­tí y Pa­tri Gui­ja­rro (Ba­rça) vie­nen de ser sub­cam­peo­nas del Mun­dial sub20 ha­ce tan so­lo un año. En él se eri­gie­ron co­mo protagonis­tas, des­lum­bran­do a un mun­do del fút­bol que ya apun­tó sus nom­bres. Eran no so­lo el fu­tu­ro de Es­pa­ña, sino del fút­bol eu­ro­peo. A ellas se su­ma la rea­lis­ta Nahi­ka­ri Gar­cía (1997), go­lea­do­ra de su equi­po en la Copa de la Rei­na an­te el Atlé­ti­co de Ma­drid y la de­lan­te­ra más pro­me­te­do­ra del fút­bol es­pa­ñol.

Las dos ju­ga­do­ras del Ba­rça han dispu­tado seis fi­na­les entre la sub-17 y la sub-20. Nahi­ka­ri lo ha he­cho en cin­co oca­sio­nes, y Lu­cía Gar­cía en cua­tro. En ca­te­go­rías in­fe­rio­res, na­die du­da de que son cua­tro de las me­jo­res ju­ga­do­ras del mun­do. Aho­ra, en la ab­so­lu­ta, apro­ve­chan ca­da mi­nu­to que tie­nen. De ellas se po­dían es­pe­rar mi­nu­tos de ca­li­dad, pe­ro pa­sa­dos tres par­ti­dos han ti­ra­do la puer­ta aba­jo y son protagonis­tas. Jor­ge Vil­da ya no pue­de mirar a otro la­do.

La pri­me­ra en rom­per los mol­des del selecciona­dor fue Lu­cía Gar­cía. Su de­sen­fa­do no­queó a Su­dá­fri­ca en el pri­mer en­cuen­tro. Pe­se a que Jen­ni Her­mo­so fue la MVP del par­ti­do, fue la jo­ven ju­ga­do­ra la que re­vo­lu­cio­nó un cho­que que se ha­bía com­pli­ca­do pa­ra Es­pa­ña. Bon­ma­tí y Nahi­ka­ri com­ple­ta­ron la reac­ción pa­ra ga­nar el pri­mer en­cuen­tro de la his­to­ria de la se­lec­ción en un Mun­dial.

An­te Ale­ma­nia, Nahi­ka­ri se ga­nó la ti­tu­la­ri­dad. Jen­ni pi­dió su presencia en el ata­que por ac­ti­va y por pa­si­va, y Vil­da se rin­dió a la evi­den­cia: Es­pa­ña ne­ce­si­ta­ba una re­fe­ren­cia. En 15 mi­nu­tos, las ger­ma­nas su­frie­ron su ve­lo­ci­dad al es­pa­cio. Aun­que no ma­te­ria­li­zó nin­gu­na de esas oca­sio­nes, im­pre­sio­nó a una de las fa­vo­ri­tas a ga­nar es­te tor­neo. En la se­gun­da par­te, el selecciona­dor vol­vió a ti­rar de la generación del 98 dan­do sa­li­da a las tres res­tan­tes. No se pu­do ga­nar, pe­ro fue uno de los mjeo­res par­ti­dos de la his­to­ria de la se­lec­ción. Aun­que no ha po­di­do mar­car gol en la pri­me­ra fa­se, tam­po­co es al­go que le ob­se­sio­ne. «Sé que pue­do apor­tar mu­cho más que go­les. Por su­pues­to que me en­can­ta­ría me­ter­los pa­ra ayu­dar al equi­po, pe­ro una de­lan­te­ra tie­ne que te­ner otros ro­les», ex­pli­ca. «Me da igual quien los me­ta, co­mo si los tie­ne que me­ter Pa­ños [la por­te­ra]. Lo im­por­tan­te es tra­ba­jar bien pa­ra el equi­po».

An­te Chi­na, pen­san­do en oc­ta­vos de fi­nal, ya fue­ron tres las in­cor­po­ra­cio­nes al on­ce ti­tu­lar. Pa­tri Gui­ja­rro, Lu­cía Gar­cía y la pro­pia Nahi­ka­ri com­ple­ta­ban una tran­si­ción que se ad­vier­te ne­ce­sa­ria. «Es­ta­mos en Pri­me­ra Di­vi­sión apren­dien­do con las

me­jo­res», ex­pli­ca Gui­ja­rro a es­te dia­rio. «Lle­va­mos años tra­ba­jan­do con ellas y te­ne­mos esa pe­que­ña ventaja, la suer­te de apren­der des­de bien pe­que­ñas. Ju­ven­tud e ilu­sión se mez­clan con la ve­te­ra­nía». La cen­tro­cam­pis­ta azul­gra­na fue pro­ta­go­nis­ta en los es­pa­cios ce­rra­dos de las asiá­ti­cas. Con buen es­ta­do fí­si­co, del que se du­da­ba tras cin­co me­ses pa­ra­da por un gan­glio en el pie, de­mos­tró ca­pa­ci­dad pa­ra ha­cer­se con los man­dos y ge­ne­ró oca­sio­nes de pe­li­gro que hi­cie­ron que la por­te­ra Shi­meng fue­ra ele­gi­da co­mo me­jor ju­ga­do­ra.

De las cua­tro po­día es­pe­rar­se mi­nu­tos de ca­li­dad, pe­ro han ti­ra­do la puer­ta y son protagonis­tas

«Apren­de­mos con las me­jo­res des­de bien pe­que­ñas y ya so­mos de Pri­me­ra», di­ce Gui­ja­rro

La co­ne­xión

La co­ne­xión de es­ta nueva generación se con­cre­ta en el cam­po. «Nos co­no­ce­mos des­de ha­ce años», ex­pli­ca Gui­ja­rro. «Al prin­ci­pio po­día­mos pen­sar que era muy di­fí­cil lle­gar aquí, así que nos lo to­ma­mos co­mo un re­ga­lo. Las cua­tro he­mos apro­ve­cha­do los mi­nu­tos. Pi­sa­mos fuer­te y ha­ce­mos to­do lo po­si­ble pa­ra con­se­guir vic­to­rias. Te­ne­mos am­bi­ción». El gen com­pe­ti­ti­vo, la tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal y la con­fian­za de ha­ber ga­na­do a las me­jo­res en sus ca­te­go­rías, ha­cen que es­tas cua­tro fut­bo­lis­tas pi­dan los fo­cos en lo que res­ta de Mun­dial. Pró­xi­mo ob­je­ti­vo: Es­ta­dos Uni­dos o Sue­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.