Reac­ción an­te la fu­ga de ‘co­mix’

La Ge­ne­ra­li­tat ase­gu­ra que con­tac­ta­rá con Na­za­rio y Ma­ris­cal pa­ra in­ten­tar ad­qui­rir obra su­ya

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Espectácul­os - AN­NA ABE­LLA

Hoy, el có­mic un­der­ground con­quis­ta­rá el Mu­seu Nacional d’Art de Ca­ta­lun­ya (MNAC): en co­la­bo­ra­ción con Fi­co­mic se inau­gu­ra la ex­po­si­ción

El Ví­bo­ra, co­mix con­tra­cul­tu­ral, que con­me­mo­ra­rá los 40 años del na­ci­mien­to de la icó­ni­ca re­vis­ta bar­ce­lo­ne­sa a la que die­ron vi­da en 1979 au­to­res co­mo Max, el tán­dem Mi­guel Ga­llar­do y Juan Me­dia­vi­lla, Martí o Pons. Tam­bién otros di­bu­jan­tes o guio­nis­tas: Na­za­rio, On­li­yú, Mon­te­sol, Cee­se­pe, Isa Feu y Ro­ger. Pe­ro mu­chos ori­gi­na­les y ar­chi­vos de es­tos úl­ti­mos, así co­mo de los her­ma­nos Fa­rriol (Pe­pi­chek y Farry), han em­pren­di­do ya el ca­mino de San­tan­der tras su com­pra por una ins­ti­tu­ción privada, el Ar­chi­vo La­fuen­te, que tam­bién ha ini­cia­do con­ver­sa­cio­nes pa­ra ha­cer lo pro­pio con otro crea­dor del gru­po, Ma­ris­cal, se­gún con­fir­ma Juan Antonio Gon­zá­lez Fuentes, coor­di­na­dor ge­ne­ral de es­te ar­chi­vo, que aña­de que no hay con­tac­tos con más au­to­res y que no es­tá en sus pla­nes ad­qui­rir nue­vos fon­dos de có­mic.

Preo­cu­pa, y mu­cho, afir­ma la di­rec­to­ra ge­ne­ral de Pa­tri­mo­ni, El­sa Ibar, des­de la Ge­ne­ra­li­tat ca­ta­la­na, es­ta fu­ga de fon­dos de au­to­res ca­pi­ta­les del co­mix bar­ce­lo­nés (co­mo el un­der­ground de­no­mi­na­ba al có­mic), so­bre to­do días des­pués de que la inau­gu­ra­ción del Mu­seo del Có­mic de Sant Cu­gat, gra­cias a la ini­cia­ti­va

privada, pu­sie­ra en evi­den­cia la eter­na pa­rá­li­sis del pro­yec­to pú­bli­co del cen­tro de Ba­da­lo­na. An­te es­ta pér­di­da pa­tri­mo­nial po­co pue­de ha­cer­se ya pe­ro des­de el Go­vern se ha ac­ti­va­do la alar­ma. «Nos pon­dre­mos en con­tac­to con Ma­ris­cal y con Na­za­rio pa­ra ver si una par­te de sus fon­dos pue­de que­dar­se en Ca­ta­lun­ya. Aun­que te­ne­mos una li­mi­ta­ción en cues­tión de di­ne­ro ve­re­mos qué po­de­mos ofre­cer y qué pue­den pe­dir­nos». Pe­ro, aña­de Ibar, «no­so­tros po­de­mos ha­cer ac­cio­nes proac­ti­vas pe­ro la úl­ti­ma pa­la­bra es de los pro­pie­ta­rios».

Re­cuer­da ade­más que des­de la Ge­ne­ra­li­tat se es­tán mar­can­do unas po­lí­ti­cas de ad­qui­si­ción «más allá de la com­pra, con da­cio­nes y do­na­cio­nes», y que museos co­mo el MNAC tie­nen una lí­nea cla­ra de com­pra y ad­qui­si­ción, co­mo ex­pli­ca­ba a es­te dia­rio su di­rec­tor, Pepe Se­rra, quien pre­ci­sa­men­te hoy re­ve­la­rá la in­cor­po­ra­ción a la co­lec­ción de una re­ve­la­do­ra pie­za del có­mic

un­der­ground bar­ce­lo­nés.

En la Ge­ne­ra­li­tat aún «due­len» ca­sos co­mo el del ar­chi­vo del ar­qui­tec­to Jo­sé Antonio Coderch, ad­qui­ri­do por el Rei­na So­fía, o el del fo­tó­gra­fo Agus­tí Cen­te­lles, com­pra­do por el Mi­nis­te­rio de Cul­tu­ra. En el ca­so La­fuen­te, ad­mi­te Ibar, «nos fal­tan me­ca­nis­mos pa­ra de­tec­tar en qué mo­men­to des­pier­ta en los ar­tis­tas la vo­lun­tad de ha­cer es­tos mo­vi­mien­tos», pa­ra po­der reac­cio­nar si se con­si­de­ra ne­ce­sa­rio, y lamenta «no po­der en­trar en el jue­go de quién pa­ga más». «Siem­pre ha­brá quien ten­ga más di­ne­ro que no­so­tros. Pe­ro aun­que ten­ga­mos po­cos re­cur­sos, los es­ta­mos po­ten­cian­do y es prio­ri­ta­rio pa­ra la Ge­ne­ra­li­tat te­ner par­ti­das pa­ra ad­qui­si­ción de pa­tri­mo­nio», ase­gu­ra.

NO OFRE­CI­DO Tam­bién la­men­tan des­de el Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na la mar­cha de es­te pa­tri­mo­nio, que se­gún fuentes del con­sis­to­rio, no se les ha ofre­ci­do. «Aun­que los re­cur­sos mu­ni­ci­pa­les son li­mi­ta­dos, siem­pre que he­mos te­ni­do de­lan­te una ofer­ta de es­te ti­po y una opor­tu­ni­dad de com­pra he­mos va­lo­ra­do la ca­li­dad de la obra y su in­te­rés pú­bli­co, es­tu­dian­do si es jus­ti­fi­ca­ble la in­ver­sión por­que no po­de­mos di­la­pi­dar fon­dos pú­bli­cos y pa­gar ci­fras desor­bi­ta­das», ex­pli­can las mis­mas fuentes, que ase­gu­ran que sí hay in­te­rés de par­te ayun­ta­mien­to por man­te­ner­los aquí y re­cuer­dan que en el 2002 La Vi­rrei­na aco­gió una re­tros­pec­ti­va so­bre Na­za­rio.

Se­gún la di­rec­to­ra de Pa­tri­mo­ni, «no so­lo se tra­ta de guar­dar es­te ti­po de fon­dos sino de ca­ta­lo­gar­lo, di­gi­ta­li­zar­lo, con­ser­var­lo y di­fun­dir­lo, con ex­po­si­cio­nes, ca­tá­lo­gos o cual­quier fór­mu­la de pro­mo­ción, pa­ra que el pa­tri­mo­nio si­ga vi­vo», di­rec­tri­ces que tam­bién apli­ca es­cru­pu­lo­sa­men­te el Ar­chi­vo La­fuen­te, con quien es­tán abier­tos

El Ar­chi­vo La­fuen­te de San­tan­der com­pró 5.000 do­cu­men­tos

de la con­tra­cul­tu­ra bar­ce­lo­ne­sa

a or­ga­ni­zar mues­tras.

De he­cho, co­mo avan­za Gon­zá­lez Fuentes, ya co­la­bo­ran ca­ra a oc­tu­bre, en una ex­po­si­ción de di­se­ño catalán en el Pa­lau Ro­bert so­bre el di­se­ña­dor Amé­ri­ca Sán­chez. Y es que es­ta ad­qui­si­ción de más de 5.000 do­cu­men­tos del un­der­ground bar­ce­lo­nés (fo­tos, car­te­les, ori­gi­na­les, re­vis­tas, có­mics, car­tas, fo­lle­tos...) es la pri­me­ra de có­mic rea­li­za­da por el Ar­chi­vo La­fuen­te, que des­de el 2009 cons­tru­ye una co­lec­ción de 120.000 do­cu­men­tos y 3.000 obras de ar­te des­de fi­na­les del XIX has­ta los 80. Ha­ce un año lle­ga­ron a un acuer­do con el Mu­seo Rei­na So­fía de Ma­drid crean­do en San­tan­der un es­pa­cio ex­po­si­ti­vo com­par­ti­do.

To­do se de­be a la vo­lun­tad y sue­ño per­so­nal del em­pre­sa­rio cán­ta­bro, aun­que na­ci­do en Ga­li­cia, Jo­sé Ma­ría La­fuen­te (1957), due­ño de un gru­po empresaria­l lác­teo y co­lec­cio­nis­ta de pro. «Tie­ne un ol­fa­to o un sex­to sen­ti­do pa­ra las pie­zas o áreas por des­cu­brir pe­ro que es­tán lla­ma­das a te­ner in­te­rés en los pró­xi­mos años», se­ña­la el di­rec­tor del ar­chi­vo. A eso se su­ma su in­te­rés «por la vi­sión re­vi­sio­nis­ta de la tran­si­ción des­de el pun­to de vis­ta po­lí­ti­co y cul­tu­ral y por la ex­pre­sión ar­tís­ti­ca más ocul­ta de fi­na­les de los 70, an­tes de la muer­te de Fran­co. Le in­tere­sa la con­tra­cul­tu­ra, no la cul­tu­ra ofi­cial de la épo­ca, y en eso fue esen­cial Bar­ce­lo­na y el eco­sis­te­ma del có­mic un­der­ground».

La­fuen­te con­tac­tó pri­me­ro con Cee­se­pe, con cu­yas obras nu­tre aho­ra una mues­tra en La Ca­sa En­cen­di­da de Ma­drid. Fue el di­bu­jan­te, quien le su­gi­rió con­tac­tar con el res­to de au­to­res.

El coor­di­na­dor del ar­chi­vo opi­na que «re­te­ner un ma­te­rial no es un pro­ble­ma con­cre­to de Ca­ta­lun­ya sino que se da en cual­quier lu­gar de Es­pa­ña por­que hay ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas que a me­nu­do no sa­ben qué ha­cer con él, o no tie­nen infraestru­ctura o pre­su­pues­to pa­ra con­ser­var­lo o no sa­ben có­mo en­fren­tar­se a un medio co­mo el có­mic y sí a un pi­cas­so. O no sa­ben con­cep­tuar­lo o tra­tar­lo co­mo ar­te o ex­pre­sión ar­tís­ti­ca o co­mo la par­te im­por­tan­te del pa­tri­mo­nio que es. Es tam­bién una asig­na­tu­ra pen­dien­te pa­ra el pú­bli­co en ge­ne­ral».

El MNAC, que hoy inau­gu­ra la mues­tra so­bre ‘El Ví­bo­ra’,

ha ad­qui­ri­do una re­ve­la­do­ra obra del có­mic de esa eta­pa

1. Ilustració­n de Na­za­rio pa­ra un nú­me­ro de Rock Co­mix (1976), que fue pi­ra­tea­da por Lou Reed pa­ra la ta­pa del dis­co en di­rec­to Ta­ke no pri­so­ners (1978). La jus­ti­cia dio fi­nal­men­te la ra­zón al crea­dor de Anar­co­ma.

3. Vi­ñe­ta de Nos ve­mos es­ta no­che ne­nas (1976), de Ma­ris­cal, en la que ha­cen una de sus pri­me­ras apa­ri­cio­nes Los Ga­rri­ris.

2. Por­ta­da del te­beo re­co­pi­la­to­rio Nas­ti de Plas­ti, de 1976, obra de Pe­pi­chek.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.