VÍ­DEO DE RE­CON­CI­LIA­CIÓN Tay­lor Swift y Katy Perry ex­hi­ben su paz

Katy Perry (de ham­bur­gue­sa) y Tay­lor Swift (de pa­ta­tas fri­tas) se abra­zan en el ví­deo.

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Extra -

Des­pués de tres años de tira y aflo­ja, y han fir­ma­do la paz. Tras la pu­bli­ca­ción en Instagram, ha­ce unos días, de la fo­to de unas ga­lle­tas que lan­za­ba un men­sa­je de re­con­ci­lia­ción, aho­ra am­bas apa­re­cen jun­tas en el úl­ti­mo vi­deo­clip de You need to calm down. Las dos es­tre­llas pop se en­fa­da­ron cuan­do em­pe­za­ba la gi­ra del dis­co Red y, en la mi­tad del tour, per­dió a va­rios bai­la­ri­nes su­pues­ta­men­te ro­ba­dos por co­sa que es­ta siem­pre ne­gó. Pe­ro la can­tan­te de Sha­ke it off se lo tomó a la tre­men­da y pen­só que le que­ría sa­bo­tear la gi­ra. A par­tir de en­ton­ces, am­bas to­ma­ron ca­mi­nos se­pa­ra­dos, y el ca­so em­peo­ró cuan­do em­pe­zó a sa­lir con

ex­no­vio de La ene­mis­tad entre las di­vas se ha­bía man­te­ni­do has­ta que de­ci­die­ron li­mar as­pe­re­zas me­dian­te unas ga­lle­tas que pre­pa­ró, don­de pu­so es­te men­sa­je: «Paz al fin (Pea­ce at last)» y eti­que­ta­ba a su exe­ne­mi­ga Tras el per­dón de las ga­lle­tas, pre­sen­tó la se­ma­na pa­sa­da la can­ción You need to calm down, don­de ha­bla so­bre la homofobia y los ha­ters de in­ter­net. Lo que

–te­mas pro­pios y aje­nos a voz pe­la­da y uke­le­le, con al­gu­nos co­ros fe­me­ni­nos– y en las can­cio­nes que ha es­cri­to pa­ra las pe­lí­cu­las de su ami­go

Dead man wal­king e In­to the wild. En la pri­me­ra so­na­ban dos de las can­cio­nes más her­mo­sas e hip­nó­ti­cas que uno ha­ya es­cu­cha­do en su vi­da, com­pues­tas a me­dias con

y que te de­ja­ban con ga­nas de un dis­co en­te­ro que re­fle­ja­ra to­dos los lo­gros de ese ex­tra­ño dúo (no sé si es­ta­ba pre­vis­to, pe­ro el pa­quis­ta­ní se mu­rió an­tes de que pu­die­ra ha­cer­se reali­dad). En la se­gun­da, las can­cio­nes de eran, de he­cho, me­jo­res que la pe­lí­cu­la, na­die esperaba era que sa­lie­ra en el ví­deo, ves­ti­da de ham­bur­gue­sa co­mo en la MET Ga­la, mien­tras se une a ella con un tra­je de pa­ta­tas fri­tas y se fun­den

que con­sis­tía en la reivin­di­ca­ción de un per­so­na­je que, pe­se a los es­fuer­zos de mu­chos nos pa­re­ció un mer­lu­zo en la lí­nea del pro­ta­go­nis­ta de Grizzly man, el do­cu­men­tal de so­bre un ami­go de los osos que aca­bó de­vo­ra­do por es­tos.

Creo que es­te es el

que ac­tua­rá el pró­xi­mo día 25 en el Pa­lau Sant Jor­di, aun­que tam­bién ata­ca­rá el re­per­to­rio de Pearl Jam. Trae co­mo telonero a otro in­tere­san­te cantautor, co­la­bo­ra­dor fun­da­men­tal de la gran en su úl­ti­mo dis­co, Ne­ga­ti­ve ca­pa­bi­lity, que en Es­pa­ña ha pa­sa­do en un abra­zo. Adiós a los dar­dos. En el clip, ade­más, des­fi­lan fa­mo­sos co­mo

y mu­chos más.

in­jus­ta­men­te inad­ver­ti­do. Si en Pearl Jam la voz de

es un ins­tru­men­to más, en su ver­sión acús­ti­ca es don­de al­can­za ma­yor ex­pre­si­vi­dad y ca­pa­ci­dad de con­mo­ver: es una voz que­bra­da, a me­nu­do do­lien­te, que se te in­crus­ta agra­da­ble­men­te en los oí­dos y que a me­nu­do te lle­va a pen­sar que ca­da can­ción es una na­na pen­sa­da ex­clu­si­va­men­te pa­ra ti.

En una es­ce­na pop ca­da día más tru­fa­da de gen­te de plás­ti­co, la ac­ti­tud sin­ce­ra, sen­si­ble y hu­ma­nis­ta de re­sul­ta muy de agra­de­cer. Es­pe­re­mos que el pú­bli­co bar­ce­lo­nés atien­da a su lla­ma­da.

Ar­ma­ni.

Ar­ma­ni.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.