Ayu­so es­tre­na­rá en Ma­drid la re­ce­ta li­be­ral de Ca­sa­do

Pro­me­te una re­ba­ja fis­cal sin pre­ce­den­tes y mi­ma a Vox, que pre­vé vo­tar­la hoy jun­to con Cs La iz­quier­da ata­ca con las sos­pe­chas de co­rrup­ción que pen­den so­bre la can­di­da­ta

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Portada - PI­LAR SAN­TOS

Isa­bel Díaz Ayu­so es­tá a pun­to de con­ver­tir­se en la di­ri­gen­te del PP con ma­yor po­der te­rri­to­rial. Sal­vo sor­pre­sas de úl­ti­ma ho­ra, la nue­va ba­ro­ne­sa de los po­pu­la­res, apues­ta per­so­nal de Pa­blo Ca­sa­do, se­rá ele­gi­da hoy pre­si­den­ta de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid y con­for­ma­rá un Go­bierno en el que su par­ti­do as­pi­ra a apli­car el plan que tie­ne pa­ra to­da Es­pa­ña.

El «pen­sa­mien­to li­be­ral», afir­mó ayer Ayu­so en su dis­cur­so de in­ves­ti­du­ra, se­rá el mo­tor del Eje­cu­ti­vo re­gio­nal: li­ber­tad eco­nó­mi­ca, li­ber­tad de elec­ción de co­le­gio, li­ber­tad de elec­ción de hos­pi­tal, li­ber­tad de los pro­pie­ta­rios de lo­ca­les de ocio y res­tau­ra­ción… Has­ta en 25 oca­sio­nes usó ese tér­mino en una alo­cu­ción en la que enun­ció el pro­gra­ma de go­bierno que ha pac­ta­do con Ciu­da­da­nos y en el que tam­bién hi­zo al­gu­nos gui­ños a Vox, par­ti­do del que ne­ce­si­ta sus 12 vo­tos pa­ra ser in­ves­ti­da.

El PP os­ten­ta­rá la pre­si­den­cia y sie­te con­se­je­rías, e Ig­na­cio Agua­do, lí­der de los na­ran­jas en la re­gión, se­rá vi­ce­pre­si­den­te y su par­ti­do di­ri­gi­rá seis de­par­ta­men­tos. La ul­tra­de­re­cha re­nun­ció a sus reivin­di­ca­cio­nes y no asu­mi­rá car­gos en el Eje­cu­ti­vo ni tam­po­co ve­rá de­ro­ga­dos al­gu­nos ar­tícu­los de las le­yes au­to­nó­mi­cas que pro­te­gen al co­lec­ti­vo LGTBI, pe­se a que lo re­cla­ma­ba.

«VO­RA­CI­DAD FIS­CAL» DEL PSOE Du­ran­te más de una ho­ra, Ayu­so ex­pu­so sus 10 re­tos, ba­se del ar­gu­men­ta­rio que Ca­sa­do ha des­gra­na­do en el año que lle­va co­mo pre­si­den­te del PP. La can­di­da­ta em­pe­zó con la fis­ca­li­dad y pro­me­tió «la ma­yor re­ba­ja de la his­to­ria de la co­mu­ni­dad». Des­pués con­ti­nuó con la edu­ca­ción y la sa­ni­dad, la di­gi­ta­li­za­ción de la so­cie­dad, el im­pul­so a la na­ta­li­dad, la se­gu­ri­dad, el me­dioam­vol­ca­rá bien­te, la igual­dad y la lu­cha con­tra la des­po­bla­ción y la so­le­dad (con­tex­to en el que anun­ció la crea­ción del abono de trans­por­te gra­tui­to pa­ra ma­yo­res de 65 años).

Se­ña­ló que la re­ba­ja de im­pues­tos ha si­do «el signo de iden­ti­dad» de los go­bier­nos del PP en esa co­mu­ni­dad y lo se­gui­rá sien­do «por­que Ciu­da­da­nos y Vox tam­bién es­tán de acuer­do». «Ba­ja­re­mos la ta­ri­fa au­to­nó­mi­ca del IRPF, re­du­cien­do to­dos los tra­mos de la ta­ri­fa en me­dio pun­to y ha­cien­do que se lle­gue a pa­gar has­ta un 5,5% me­nos», pro­cla­mó des­de la tri­bu­na. La as­pi­ran­te con­ser­va­do­ra de­fen­dió es­tas ini­cia­ti­vas pa­ra «com­pen­sar, en lo po­si­ble», apun­tó, la «vo­ra­ci­dad fis­cal» de Pe­dro Sán­chez, pre­si­den­te aho­ra en fun­cio­nes.

Y ese «con­tra­pe­so» a Sán­chez tam­bién lle­ga­rá en otro asun­to cla­ve pa­ra Ca­sa­do, y tam­bién pa­ra ella. Ayu­so se­rá la «re­pre­sen­tan­te del Es­ta­do» en Ma­drid y se en la de­fen­sa de la uni­dad de Es­pa­ña fren­te a los in­de­pen­den­tis­tas. Se ve a sí mis­ma co­mo un mu­ro de con­ten­ción. Pro­cla­mó que no acep­ta­rá «ce­sio­nes» ni «cam­ba­la­ches» con los so­be­ra­nis­tas y pe­lea­rá pa­ra que Ma­drid y el res­to de co­mu­ni­da­des sean tra­ta­das de igual ma­ne­ra. Ci­tó en con­cre­to el nue­vo sis­te­ma de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca, que lle­va años de re­tra­so en su ac­tua­li­za­ción.

Ayu­so em­pe­zó re­cor­dan­do a va­rios pre­si­den­tes que la han pre­ce­di­do en el pues­to, in­clui­das Es­pe­ran­za Agui­rre y Cris­ti­na Ci­fuen­tes, es­tos días en la pi­co­ta por­que la Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción plan­tea impu­tar­las por el ca­so Pú­ni­ca. En una asép­ti­ca fra­se, sin nin­gu­na au­to­crí­ti­ca pe­se a que di­ri­gen­tes del PP ma­dri­le­ño lle­van una dé­ca­da pro­ta­go­ni­zan­do es­cán­da­los, la as­pi­ran­te pro­me­tió un Eje­cu­ti­vo de «to­le­ran­cia ce­ro an­te la co­rrup­ción».

Isa­bel Díaz Ayu­so CAN­DI­DA­TA PP COM. DE MA­DRID

«Li­ber­tad, ba­ja­da de im­pues­tos y efi­ca­cia en los ser­vi­cios pú­bli­cos es el re­su­men de nues­tro con­tra­to»

«Un Go­bierno li­be­ral nun­ca con­sen­ti­rá el prin­ci­pio de igua­lar por aba­jo, co­mo pre­ten­den ha­cer en edu­ca­ción»

AGRA­DE­CI­MIEN­TOS A VOX Co­mo ges­tos de agra­de­ci­mien­to a Vox, Ayu­so ase­gu­ró que se im­pul­sa­rá la na­ta­li­dad, los co­le­gios in­for­ma­rán a prin­ci­pio de cur­so de los ta­lle­res por si al­gún pa­dre no quie­re que su hi­jo par­ti­ci­pe y di­lu­yó el gra­ve pro­ble­ma de las mu­je­res ase­si­na­das a ma­nos de sus pa­re­jas o ex­pa­re­jas. No lle­gó a usar la ex­pre­sión «vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar», co­mo ha­ce Vox, pe­ro sí enun­ció que «cual­quier per­so­na pue­de ser víc­ti­ma de mal­tra­to» y se com­pro­me­tió a «lu­char con­tra el ma­chis­mo y cual­quier abu­so o dis­cri­mi­na­ción, no con­tra los hom­bres».

A la por­ta­voz del par­ti­do ul­tra en la Asam­blea, Ro­cío Mo­nas­te­rio, esos gui­ños le pa­re­cie­ron es­ca­sos y re­cla­mó a Ayu­so que hoy in­ten­te gus­tar tam­bién a los vo­tan­tes de su for­ma­ción y no so­lo a los del PP. La di­ri­gen­te ul­tra­de­re­chis­ta ya ha ad­ver­ti­do de que, tras la vo­ta­ción, ha­rá una «fé­rrea» oposición.

Ro­cío Mo­nas­te­rio (Vox), tras Isa­bel Díaz Ayu­so (PP) e Ig­na­cio Agua­do (Cs).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.