«Co­rre, co­rre, que tú pue­des»

De un pue­blo de Ma­rrue­cos rom­pe ta­bús con su pa­sión por el fút­bol quin­ta de la fi­la cen­tral, con el res­to de ju­ga­do­ras de su equi­po.

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Internacio­nal -

Ami­na es la pri­me­ra mu­jer ma­rro­quí de su re­gión que in­te­gró un equi­po de fút­bol fe­me­nino. Tie­ne 18 años y des­de que es una ni­ña es­cu­cha la ma­tra­ca dia­ria de que

Si bien en Oc­ci­den­te es­te ám­bi­to aún es­tá do­mi­na­do por los va­ro­nes, en los pue­blos más al sur del Me­di­te­rrá­neo la mu­jer no ha te­ni­do si­quie­ra de­re­cho a aso­mar­se a los es­ta­dios.

Es­te pa­ra­dig­ma ha em­pe­za­do a cam­biar con la mo­vi­li­za­ción de chi­cas jó­ve­nes del mun­do ru­ral en­tu­sias­ma­das por el de­por­te rey, al que ac­ce­dían tí­mi­da­men­te a tra­vés de una pan­ta­lla de te­le­vi­sor. Pa­sa­ron de cru­zar la pri­me­ra lí­nea ro­ja del ca­fé con­cu­rri­do por ma­rro­quís pa­ra ver en te­le­vi­sión los par­ti­dos de fút­bol a re­cla­mar nue­vos es­pa­cios me­dian­te el de­por­te co­mo una he­rra­mien­ta de em­po­de­ra­mien­to pa­ra las mu­je­res.

Una ma­ña­na, Ami­na no se lo pen­só dos ve­ces: lla­mó a sus ami­gas y en un des­cam­pa­do em­pe­za­ron a pe­gar pa­ta­das al ba­lón. La ra­bia con­te­ni­da du­ran­te años, el ob­se­si­vo de­seo de ini­ciar un de­por­te y la su­fi­cien­te per­so­na­li­dad pa­ra rom­per con los ta­bús y en­te­rrar en su en­torno la men­ta­li­dad ma­chis­ta que ubi­ca a la mu­jer en los clá­si­cos patrones del ho­gar, su­ble­va­ron a Ami­na. Eso sí, con­tó con un pa­drino que du­ran­te años sen­si­bi­li­zó a pa­dres y ma­dres de la lo­ca­li­dad de Ta­za­ri­ne, en la re­gión de De­raa Ta­fi­lalt, en el es­te de Ma­rrue­cos, pa­ra to­mar con­cien­cia de la mu­jer ru­ral y su ac­ce­so a la vi­da pú­bli­ca.

Cam­bios len­tos

Kha­lou­fi.

Des­de la crea­ción de su aso­cia­ción de­por­ti­va en el 2016 pa­ra la pro­mo­ción del de­por­te y el desa­rro­llo lo­cal, lan­zó cua­tro cam­pa­ñas pa­ra sa­car del fe­roz si­len­cio a las chi­cas em­pren­de­do­ras y con sed de de­por­te. En­tre las más des­ta­ca­das, Ami­na, quien pri­me­ro se en­fren­tó a pa­dres y her­ma­nos.

Era tal la vo­ca­ción fut­bo­lís­ti­ca que no que­ría des­per­di­ciar la opor­tu­ni­dad de ju­gar, re­unir a mu­je­res de pa­re­ci­da con­di­ción y sen­si­bi­li­zar a ami­gas y ve­ci­nos so­bre la mu­jer den­tro del cam­po de­por­ti­vo. afir­ma. En ella re­si­de la con­vic­ción ab­so­lu­ta de que el fút­bol fe­me­nino es el ca­mino más vi­sual pa­ra trans­for­mar la men­ta­li­dad. Con las za­pa­ti­llas pues­tas, el pan­ta­lón y la ca­mi­se­ta ama­ri­lla, su­je­ta sus ca­be­llos con una re­de­ci­lla den­tro de su hi­yab y se lan­za al cam­po. Se ima­gi­na ova­cio­na­da por una mul­ti­tud de hom­bres en la gra­da que gri­tan

De mo­men­to se tra­ta de una ima­gen so­ña­da que pron­to se ha­rá reali­dad. Un equi­po de fút­bol fe­me­nino pro­fe­sio­nal y con es­ta­tus pro­pio del Mi­nis­te­rio de Deportes em­pie­za a in­cu­bar­se es­te año en su lo­ca­li­dad con el im­pul­so del pro­fe­sor Kha­lou­fi. aña­de el pro­fe­sor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.