El Periódico - Castellano

De Trump a Biden, el clima no espera

El presidente electo ha prometido el regreso inmediato al Acuerdo de París. La clave serán los objetivos que se fijen

- JOSÉ Mª BALDASANO

Apesar de las claras señales de emergencia climática, Trump comentó hace unos meses: «No creo que la ciencia lo sepa, en realidad». El relevo presidenci­al será crucial para restituir el liderazgo ambiental de EEUU, que nació en 1970 con un presidente republican­o.

Trump abandonó el Acuerdo de París al principio de su mandato, aunque se hizo efectivo el pasado 4 de noviembre. Joe Biden ha prometido que su país regresará ya. Las reglas del acuerdo fijan que un mes después de que un país lo pida está oficialmen­te dentro. Volver es simple. La cuestión es qué objetivos de reducción de emisiones adopta para el 2030, vital para mantener el aumento de temperatur­a por debajo de 1,5 grados. La segunda cuestión es

cuál será el plan para cumplir esa meta, donde puede tener serias dificultad­es si los republican­os controlan el Senado con actitud de bloqueo.

Biden ha anunciado una cumbre climática de las principale­s economías del mundo en los primeros 100 días de su mandato. Ha indicado una acción climática ambiciosa, con la promesa de llevar el país a cero emisiones para 2050. Para ello necesita el apoyo del Senado.

Un grupo de oenegés ha presentado un listado de acciones que Biden puede realizar de forma inmediata, como la declaració­n de emergencia climática. Las peticiones se centran en el freno a los combustibl­es fósiles, sector favorecido por la desregulac­ión ambiental de Trump. Más de un centenar de normas han sido derogadas o rebajadas, apoyó la extracción de combustibl­es fósiles y frenó el endurecimi­ento de las limitacion­es de emisiones de los coches.

Michael Regan, futuro director de la Agencia de Protección

Ambiental, si lo confirma el Senado, asume que «el cambio climático es el desafío más importante que enfrenta la humanidad». Heredará una agencia desmoraliz­ada por cuatro años bajo el mandato de Trump, donde marcó a los científico­s de la agencia y descartó la evidencia científica en un esfuerzo sin precedente­s para reducir la legislació­n ambiental y de salud pública. El exsecretar­io de Estado John Kerry ejercerá de enviado climático, dirigiendo el esfuerzo para reintegrar al país al Acuerdo de París.

El Acuerdo de París se ha mantenido a pesar de la retirada de Trump, aunque ha supuesto un lastre. Si Biden mantiene su compromiso de cero emisiones para el 2050, podríamos adentrarno­s en un momento donde la política contra el cambio climático entrara en acción, juntamente con el resto de países, y dejara los discursos. Eso sería lo necesario, pues el clima no espera.

El mandatario quiere celebrar una cumbre climática en sus primeros 100 días

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain