El Periódico - Català - Teletodo

Adrián LASTRA «No me pueden exigir que sea el Fred Astaire español»

- INÉS ÁLVAREZ

Desde principios de año tenemos un plan de fin de semana con Adrián Lastra. El viernes lo vemos sufriendo para lograr retos imposibles en El desafío (Antena 3) y los sábados sufre un poco menos (o lo intenta) ofreciendo coreografí­as de alto nivel en Bailando con las estrellas (Telecinco). En ambos programas su autoexigen­cia, y la exigencia del jurado, es máxima, pero él lo toma como un reto. Si gana los dos programas, en el plazo de unos días se convertirí­a en el superman oficial de los famosos. Aunque él solo ve los premios (ha ganado varios y fue nominado a un Goya) como un empujoncit­o para seguir adelante. Y está que no hay quien lo pare.

Siempre le exigen más. En El desafío

le toca todo lo más difícil.

– Es cierto que muchas pruebas son muy complicada­s. A Pablo Castellano también le pasa. Pero cuanta más complejida­d y más riesgo tienes, más valoración también.

– Es un sufridor nato, pero ¿en Bailando

disfruta?

con las estrellas

– Me cuesta mucho disfrutar al 100% de algo cuando no lo domino. Son muchos años de preparació­n y aprendizaj­e para llegar a disfrutar una disciplina. Con la interpreta­ción, puedo subir a escenario y contar una historia, por compleja que sea, porque es algo que puedo controlar en un 70%, pero solo llevo seis meses de mi vida con el baile, con lo cual poco puedo disfrutar. Aunque lo intento, porque si no, el público no disfruta.

– No me gusta rendirme. Cuando te dan tanto palos a nivel profesiona­l, recibes tantos no, la vida se convierte en una Y: vas a hundirte o siempre subir. Yo intento superarme y demostrarm­e que puedo. Aunque sé que es complejo y muchas veces no es justo que te exijan una profesiona­lidad, porque eres profesiona­l, pero de la actuación. No me pueden exigir que sea el Fred Astaire español.

Pero ha logrado los cinco dieces del jurado tan soñados.

No obstante, nunca se rinde. Como ganó el Mira quién baila

de EEUU...

All Stars

– Sí, pero en estos concursos no gana el que mejor baila. Si vienes con nivel 7, lo que se premia es la evolución hasta el 10. De Bruno igual se valora su evolución constante. Y lo dicen mucho en redes sociales: es injusto que pongan a un bailarín profesiona­l con amateurs. Lo entiendo, pero me parece una falta de respeto ponerme la etiqueta de bailarín. Para eso hacen falta años. No infravalor­emos el trabajo tan increíble de los profesiona­les de la danza. – Ha sido justamente la semana en que dije: voy a quitarme la presión de intentar lograr los cinco dieces, porque nunca me los van a dar. Entonces

el cuerpo se relaja…

«Con bailes como el vals o el tango, en `Bailando con las estrellas' me tensiono como la pata de un conejo»

Los hombros bajan….

– Los hombros bajan, sí. Es que soy una persona muy nerviosa. Tensa… Me cuesta relajar. Y con bailes como el vals o el tango, con una posición estricta, me tensiono como la pata de un conejo.

– ¡Qué suerte ha tenido con su

– Tengo que dar las gracias a Mediaset, a Bulldog o a la vida por haberme puesto a una persona como Sara. Porque tengo a la mejor maestra que podría haber soñado. Y eso que tenía miedo. Sabía que Bailando... era un formato diferente al Mira quién baila, en el que cada semana bailas con una pareja distinta. Aquí decía: son 13 semanas e imagínate que hay energías en las que no cuadráis. Soy un profesiona­l y quizá no me iría a tomar un café con él o ella, pero intentaría darlo todo para que el público no notara nada. Pero tengo la suerte de que me puedo ir con Sara y Luis [su pareja y bailarín de María Isabel] y Clara a cenar. Sara es un ejemplo de lo que es la profesión: tiene un desgarro en el pecho, pero no me quiere dejar tirado.

Y entre el público, Clara Chaín, su pareja, siempre apoyándole.

coach!

«En `El desafío', si fuera sin camiseta, se vería la cicatriz de la rotura abdominal que arrastro»

–Es maravillos­o poder tener una compañera de vida, el amor de tu vida, que se convierte en alguien a quien agarras de la mano para lo bueno y lo malo, la que te apoya y la que te critica, la que te pone los pies

en el suelo, la que se emociona… Y estamos hablando de una actriz como la copa de un pino que ahora mismo está rodando una película. Es una mujer que, a la vista está, es muy bella y hemos trabajado muchos castings en casa y yo decía: «No es justo que no estés haciendo nada». Cuando empezaron las oportunida­des, es cuando me convierto en su compañero. Y mola.

¿Y si gana ambos concursos?

– Sería un broche de oro maravillos­o. Es como cuando ganas un Goya. Para mí un premio es como una palmadita en la espalda. Gane o no estoy agradecido con la vida, porque tengo muchos proyectos. Hay tantas cosas buenas, tantas cosas físicas, que me llevo de ambos programas…

¿Y alguna lesión?

– En Bailando… no me he lesionado, pero traía una de Mira quién baila. Me debería haber operado, pero soy tan cabezón… En El desafío, si fuera sin camiseta, se vería la cicatriz de una rotura abdominal. En Twitter hay quien dice que sería imposible moverse. ¿Debo justificar que tengo una rotura de 3,72 centímetro­s? Por preparar una prueba bien, tuvimos que retrasarla, porque no podía respirar ni toser ni dormir... Cuando lo dije, ya llevaba dos semanas con el abdomen roto. Hay que ir con cuidado, porque se puede volver a romper.

– Demuestra ser un compañero empático.

– Y muy enfadica, también. Pero sobre todo me enfado por injusticia­s hacia mis compañeros.

Hábleme de sus proyectos.

– Ahora me voy a rodar la segunda temporada de una serie muy chula y, luego, al Festival internacio­nal de Mérida, donde haremos Medusa con Victoria Abril, Natalia Millán y Ruth Lorenzo. Y después de eso comienzo el ensayo del musical Grease.

– ¿Para cuándo

– Por compromiso­s ha sido imposible. Y eso que soy carne de cañón de ese programa. Ya se verá.

Tú cara me suena?

 ?? ??
 ?? ?? ATREVIDO. El actor no duda en participar en concursos en los que pone a prueba sus
ATREVIDO. El actor no duda en participar en concursos en los que pone a prueba sus

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain