El Periódico Mediterráneo

Exportador­es cítricos se alían contra la piratería en las variedades nuevas

B La identifica­ción a través de marcadores moleculare­s mejora el control del fraude b El proyecto ‘Go Citrus’ preserva los derechos de quienes abonan ‘royalties’

- X. PRERA xpreramene­ro@epmediterr­aneo.com CASTELLÓN

Apocas semanas para arrancar el periodo más intenso de la campaña citrícola, los primeros tratos de mandarinas cerrados entre agricultor­es y comercios evidencian que los precios son algo más bajos que en la temporada anterior. No es que sea un mal año, ni mucho menos, pues los productore­s hace años que reivindica­n precios justos. Y, aunque el oasis dentro de este desierto son las nuevas variedades que están sujetas a royalties, el aumento de los casos de «fraude» y de «piratería varietal» ha llevado a varias grandes empresas del sector a mover ficha y desarrolla­r una herramient­a que permite identifica­r con exactitud, a través de marcadores moleculare­s, las diferentes variedades.

GO CITRUS // En el proyecto, denominado Go Citrus, participa la Asociación Profesiona­l de Exportador­es de Frutos (Asociex) a través de su sociedad Investigac­ión Citrícola de Castellón (Iccsa), encargada de desarrolla­r nuevas variedades. Asimismo, otras grandes firmas privadas del mundo ci- trícola respaldan este proyecto a título particular --como Anecoop o Eurosemill­as--, bien aliadas --como el caso de GCM, formada por Vicente Giner (de Beniarjó), Cañamás Hermanos (Oliva y l’Alcudia) y Martinavar­ro (Almassora)--, o a través de filiales, como Génesis Innovation Group, del grupo murciano AMC y el Institut Valencià d’Investigac­ions Agràries.

Según fuentes de estas compañías, tanto en el campo castellone­nse como en el conjunto de España se detectan en los últimos tiempos ciertos casos de «fraude» consistent­es en la plantación y comerciali­zación de variedades protegidas por royalties, como la orri, tango o nadorcott, que en el mercado se pagan mejor que las mandarinas tradiciona­les.

Hasta el momento, la lucha contra la piratería varietal se venía dando fundamenta­lmente en el campo y en los centros de manipulaci­ón, a través de sistemas de etiquetado e identifica­ción varietal de los lotes. No obstante, el nuevo sistema permitirá incrementa­r los controles en los puntos de venta y agilizará la obtención de resultados, pues en apenas 48 horas «será posible determinar con total exactitud a qué variedad pertenece una naranja o mandarina».

El director técnico del Iccsa, Juan Carlos Claramonte, explicó que, pese a la expansión de variedades protegidas, «hasta ahora no existía un mecanismo claro de identifica­ción que permitiera defender los derechos de los agricultor­es que pagan royalties y en caso de conflicto podía haber dudas irresolubl­es».

Así, Claramonte añadió que Go Citrus permitirá «crear una base de datos que no solo servirá para combatir el fraude sino para defender a los consumidor­es, pues será fácil detectar casos de productos que según la publicidad contienen variedades protegidas o con sello de calidad --como la clemenules-- y finalmente contienen otros cítricos», sentenció. H

 ?? GABRIEL UTIEL ?? ▶▶ Las empresas exportador­as denuncian la existencia de plantacion­es ilegales de variedades como orri o tango.
GABRIEL UTIEL ▶▶ Las empresas exportador­as denuncian la existencia de plantacion­es ilegales de variedades como orri o tango.
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain