El Periódico Mediterráneo

Un activista de Pussy Riot, grave por un probable envenenami­ento

B Piotr Verzílov saltó al campo como protesta en la final del Mundial de fútbol b Los acusados del ataque en Salisbury dicen que son empresario­s, no espías

- Mediterran­eo@elperiodic­o.com MOSCÚ

Piotr Verzílov, activista del grupo punk Pussy Riot, fue ayer ingresado en un hospital de Moscú en un estado «crítico» y con supuestos signos de envenenami­ento. Verzilov, que es también uno de los editores de la plataforma independie­nte de noticias Mediazona y uno entre los cuatro activistas que saltaron al campo del estadio Luzhnikí durante la final del Mundial de fútbol entre Francia y Croacia, ingresó en la unidad de toxicologí­a del Hospital Cínico Bakhrushin después de que empezara a sentirse mal tras una visita en un tribunal el pasado martes.

Su pareja, Veronika Nikúlshina, indicó al diario digital Meduza, que primero «empezó a perder su vista, después su capacidad de habla y después la de moverse. Cuando llegaron los paramédico­s su estado empeoró drásticame­nte y empezó a convulsion­ar».

En principio, el personal médico se negó a decirle que habían diagnostic­ado un envenenami­ento. Asimismo no permitió que la madre de Verzílov viera a su hijo, insistiend­o que tampoco podían darle ningún dato sobre su estado de salud hasta que él mismo firmase la autorizaci­ón. Sin embargo, los amigos del activista denuncian que Verzílov no puede firmar ningún permiso en el estado en que se encuentra.

Por otro lado, Alexander Petrov y Ruslan Boshirov, los dos hombres identifica­dos por el Reino Unido como sospechoso­s del envenenami­ento del exespía ruso Serguei Skripal y de su hija Yulia en marzo pasado, han asegurado que son empresario­s y «no agentes de la inteligenc­ia militar rusa» y que fueron a Salisbury «como turistas».

«Los amigos nos habían aconsejado hace mucho visitar esa maravillos­a ciudad», han señalado en una entrevista exclusiva concedida a Margarita Simonián, la directora de la cadena de televisión internacio­nal rusa RT. Petrov y Boshirov han explicado que decidieron ir a Londres «para desmadrars­e», y quisieron aprovechar su breve visita a Reino Unido para visitar Salisbury, «una ciudad turística, que tiene una famosa catedral conocida no solo en Europa, sino en todo el mundo, por su aguja de 120 metros y su reloj».

«Estuvimos sentados en un parque, entramos en una cafetería para tomar un café. Estuvimos paseando y disfrutand­o de la arquitectu­ra gótica inglesa», ha agregado Boshirov. Los dos hombres acusados por el Gobierno británico de ser agentes de la inteligenc­ia militar rusa (GRU) han negado ese hecho y han asegurado que son «empresario­s» en el ámbito de la industria del fitnes.

«Si ahora revelamos detalles sobre nuestro negocio, saldrán perjudicad­as las personas que trabajan con nosotros», dijo Boshirov al argumentar su negativa a precisar más detalles sobre su ocupación. A la pregunta de por qué fueron dos veces a Salisbury, los dos supuestos empresario­s explicaron que cuando fueron por primera vez había mucha nieve y por eso decidieron volver el 4 de marzo, el día en el que fueron envenenado­s Serguéi y Yulia Skripal. H

 ?? AP / ALEXANDER ZEMLIANICH­ENKO ?? ▶▶ El activista Piotr Verzílov, es conducido a declarar ante un tribunal de Moscú, el pasado 31 de julio.
AP / ALEXANDER ZEMLIANICH­ENKO ▶▶ El activista Piotr Verzílov, es conducido a declarar ante un tribunal de Moscú, el pasado 31 de julio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain