El Periódico Mediterráneo

El Papa se compromete a «reparar» los abusos cometidos por la Iglesia

Francisco afirma que hará lo necesario para «curar las heridas» a las víctimas El Pontífice acepta la dimisión de un obispo salpicado por el escándalo

- EFE mediterran­eo@elperiodic­o.com CIUDAD DEL VATICANO

No basta con pasar página al drama de los abusos, sino que hay que buscar una cura, una reparación, todo lo necesario para curar las heridas y devolverle la vida a tanta gente». Son las palabras que pronunció el Papa en un encuentro privado que mantuvo con jesuitas durante el viaje que realizó a fines de agosto a Irlanda y cuyo contenido fue difundido ayer, horas antes de recibir en el Vaticano a los máximos responsabl­es de la Conferenci­a Episcopal de Estados Unidos, tras las revelacion­es sobre décadas de abusos a menores por parte de sacerdotes en Pensilvani­a.

En el comunicado, Francisco reconocía el elitismo actual de la Iglesia y su incapacida­d «para estar cerca del pueblo de Dios». Y se mostró contundent­e con la conducta de muchos clérigos: «Llamemos las cosas por su nombre. El abuso sexual no es el primero, es el de poder y conciencia».

CUMBRE EPISCOPAL // El Pontífice mantuvo una audiencia privada con el presidente de la Conferenci­a Episcopal estadounid­ense, el cardenal Daniel DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston, y el cardenal y arzobispo de Boston Sean Patrick O’Malley, que es además presidente de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores. Un intercambi­o de reflexione­s «largo, fructífero y bueno», en opinión de DiNardo, quien admitió que deben trabajar para «sanar las heridas». «Estamos agradecido­s por recibirnos en audiencia y compartimo­s con el Papa nuestra situación en los Estados Unidos, lacerada por el mal del abuso sexual», escribió el cardenal a través de una nota en la página web de la institució­n.

De forma paralela, el Vaticano informó ayer de que el Papa aceptó la renuncia del obispo norteameri­cano Michael J. Bransfield, quien en el pasado fue acusado de abusos sexuales en la diócesis de Filadelfia y quien ya ha alcanzado la edad de jubilación para los obispos, fijada en 75 años.

En su lugar, designó administra­dor apostólico sede vacante, a la espera del nombramien­to de un nuevo mitrado, a William Edward Lori, arzobispo de Baltimore, a quien le encargó una investigac­ión sobre las acusacione­s contra Bransfield. «Prometo llevar a cabo un estudio exhaustivo en busca de la verdad en las preocupant­es acusacione­s contra el prelado», dijo Lori, según la nota.

Bransfield comenzó su carrera como sacerdote en la archidióce­sis de Filadelfia y fue nombrado obispo de Wheeling-Charleston en 2005. En 2012, fue acusado de haber abusado sexualment­e de diez niños a finales de la década de los 70 y principios de los 80, y luego relacionad­o con otros supuestos abusos, aunque él siempre ha negado los hechos. H

 ?? EFE ?? ▶▶ El papa Francisco pronuncia su discurso durante una audiencia celebrada ayer, en la Ciudad del Vaticano.
EFE ▶▶ El papa Francisco pronuncia su discurso durante una audiencia celebrada ayer, en la Ciudad del Vaticano.
 ??  ?? ▶▶ El Pontífice, junto a los máximos responsabl­es del clero estadounid­ense.
▶▶ El Pontífice, junto a los máximos responsabl­es del clero estadounid­ense.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain