PAR­TE DEL CAM­PO.

Ate­rri­za­da en la na­tu­ra­le­za, así des­cri­be el es­tu­dio Ni­ce­ma­kers es­ta casa de los 60 que re­no­vó y con­vir­tió en su ho­gar so­ña­do. Si­tua­da en el ex­tre­mo nor­te de la ex­ten­sa re­ser­va na­tu­ral Ve­lu­we, en los Paí­ses Ba­jos, la sim­bio­sis bos­que-vi­vien­da es to­tal.

ELLE Decoration (Spain) - - CONTENTS - FO­TOS: ALAN JEN­SEN. REA­LI­ZA­CIÓN Y TEX­TO: MARC HELDENS. ADAP­TA­CIÓN: MÍRIAM ALCAIRE.

Los in­te­gran­tes del es­tu­dio Ni­ce­ma­kers vi­ven ro­dea­dos de na­tu­ra­le­za en una ma­ra­vi­llo­sa re­ser­va na­tu­ral cerca de Áms­ter­dam.

La vi­da te da sor­pre­sas. Bue­nas, mag­ní­fi­cas. Sor­pre­sas que cam­bian tu mirada ha­cia lo que te ro­dea, que po­nen las co­sas -y su au­tén­ti­co va­lor- en su si­tio, trans­for­man­do tu re­la­ción con el en­torno. “Es­ta casa nos ha he­cho ree­va­luar la na­tu­ra­le­za”. Así lo cuen­ta Joy­ce Ur­ba­nus, fun­da­do­ra jun­to a su part­ner sen­ti­men­tal y pro­fe­sio­nal, Dax Roll, del es­tu­dio de di­se­ño de in­te­rio­res Ni­ce­ma­kers (www.ni­ce­ma­kers.com), con se­de en Ho­lan­da. La pa­re­ja en­con­tró es­ta casa de cam­po su­mer­gi­da en un área bos­co­sa, des­pués de ha­ber­se in­tere­sa­do por otras en dis­tin­tas zo­nas. Y am­bos -por se­pa­ra­do­se enamo­ra­ron de ella. Joy­ce es­tu­vo in­ves­ti­gan­do so­bre el pro­pio terreno y Dax la des­cu­brió en uno de sus via­jes. “Nun­ca pen­sa­mos que al­go tan gran­de se cru­za­ría en nues­tro ca­mino, ex­pli­ca. El apar­ta­men­to de Áms­ter­dam y la se­de de Ni­ce­ma­kers, con su pre­cio­so par­que de flo­res y hier­ba, col­ma­ban nues­tra ne­ce­si­dad de un lu­gar vi­bran­te en la ciu­dad. Pe­ro que­ría­mos un cam­bio y bus­ca­mos al­go fue­ra”. Es­ta vi­vien­da re­sul­tó per­fec­ta en todo: el em­pla­za­mien­to en me­dio del bos­que y el jar­dín sil­ves­tre ha­cían de ella un lu­gar má­gi­co, con la luz del sol ca­yen­do a tra­vés de los ár­bo­les, los so­ni­dos de los pá­ja­ros y los olo­res. “El vier­nes ter­mi­na­mos la se­ma­na y en una ho­ra de co­che es­ta­mos aquí, don­de sur­gen las mejores ideas, y dis­fru­ta­mos de un tiem­po de ca­li­dad crea­ti­va y per­so­nal”. Le­van­ta­da a prin­ci­pios de los 60, la cons­truc­ción es­ta­ba muy com­par­ti­men­ta­da. La re­for­ma em­pren­di­da tras su ad­qui­si­ción mo­di­fi­có di­cho tra­za­do ori­gi­nal. En la plan­ta ba­ja ha­bía un lar­go pa­si­llo y una pa­red de cris­tal que se­pa­ra­ba el sa­lón de los cua­tro dor­mi­to­rios. >

En el co­ra­zón del bos­que. La casa es un edi­fi­cio ho­ri­zon­tal de prin­ci­pios de los años 60. In­mer­sa en la na­tu­ra­le­za, la fa­cha­da acris­ta­la­da otor­ga a la cons­truc­ción gran li­ge­re­za y trans­pa­ren­cia. Una ba­rre­ra de pi­nos la res­pal­da y el por­che de­lan­te­ro se abre a un jar­dín fo­res­tal con un ta­piz de bre­zo.

Co­ne­xión in-out. La trans­pa­ren­cia y li­ge­re­za de la cons­truc­ción, con gran­des pa­ra­men­tos de cris­tal, fu­sio­na las di­fe­ren­tes te­rra­zas y el en­torno cir­cun­dan­te con los es­pa­cios ha­bi­ta­bles: la na­tu­ra­le­za es tan­gi­ble desde cual­quier án­gu­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.