JIM PAR­TRID­GE & LIZ WALMS­LEY

LOS CÓ­DI­GOS DE LA MA­DE­RA

ELLE Decoration (Spain) - - MAKERS -

Son pio­ne­ros en tra­ba­jar la ma­de­ra ma­ci­za de mo­do sen­ci­llo e in­ter­vi­nien­do lo me­nos po­si­ble pa­ra crear pie­zas es­cul­tu­ra­les y, a la vez, prác­ti­cas. Y por eso no es de ex­tra­ñar que una de las crea­cio­nes de es­ta pa­re­ja ha­ya si­do no­mi­na­da en­tre los 29 fi­na­lis­tas -de un to­tal de 2.500 can­di­da­tos- de los pre­mios de al­ta ar­te­sa­nía Loe­we Foun­da­tion Craft Pri­ze 2019. Jim Par­trid­ge y Liz Walms­ley ha­cen con sus ma­nos me­sas, ban­cos, ta­bu­re­tes y más muebles, ta­lla­dos a par­tir de blo­ques de ma­de­ra ma­ci­za. En to­das sus pie­zas que­da re­fle­ja­da la be­lle­za na­tu­ral de es­te ma­te­rial, de una ma­ne­ra ho­nes­ta, sen­ci­lla y auténtica. Y mu­chas de ellas for­man par­te de co­lec­cio­nes pú­bli­cas en to­do el mun­do. Tam­bién pa­re­ja sen­ti­men­tal, vi­ven y tra­ba­jan en una zo­na ru­ral en las afue­ras de la lo­ca­li­dad de Os­westry, al oes­te de In­gla­te­rra, ca­si en la fron­te­ra con Ga­les. Y es en es­ta ciu­dad don­de se co­no­cie­ron. Jim se for­mó en Parn­ham Co­lle­ge, la pres­ti­gio­sa es­cue­la pa­ra ar­te­sa­nos de la ma­de­ra fun­da­da por John Ma­ke­pea­ce en Dor­set, en tan­to que la pri­me­ra eta­pa de Liz fue en el mun­do de la ce­rá­mi­ca. La pri­me­ra vez que tra­ba­ja­ron jun­tos fue en

1986, cuan­do se les en­car­gó un pro­yec­to pa­ra cons­truir asien­tos y pa­sa­re­las de ma­de­ra pa­ra un par­que de es­cul­tu­ras en el Dis­tri­to de Los La­gos, al no­roes­te del país. Se die­ron cuen­ta de lo bien que tra­ba­ja­ban en equi­po, y de que les gus­ta­ba ha­cer pie­zas, con un sen­ti­do ar­tís­ti­co y fun­cio­nal a la vez. “Es di­fí­cil de­cir quién ha­ce qué, pues­to que es­to va­ría de un pro­yec­to a otro. Ge­ne­ral­men­te un di­se­ño par­te con una idea, mu­chas con­ver­sa­cio­nes y, tal vez, con una ma­que­ta. Si nos gus­ta a am­bos, en­ton­ces la po­ne­mos en mar­cha. Nor­mal­men­te, Liz di­bu­ja las lí­neas y yo las cor­to, ella se que­da atrás y ob­ser­va la pie­za en su con­jun­to, yo me acer­co y pon­go aten­ción en el fi­lo de la he­rra­mien­ta”, nos cuen­ta Jim. Am­bos par­ti­ci­pan en el di­se­ño y la eje­cu­ción de las pie­zas de mo­bi­lia­rio, pe­ro es él quien rea­li­za los re­ci­pien­tes y ob­je­tos pe­que­ños. Es­te año em­pie­za bien, con su par­ti­ci­pa­ción, con la ga­le­ría Ox­ford Ce­ra­mics, en la 16º Co­llect 2020, la Fe­ria de Ar­te In­ter­na­cio­nal pa­ra la Ar­te­sa­nía Mo­der­na y el Di­se­ño en Londres, des­de el 27 de fe­bre­ro al 1 de mar­zo. •

“Apren­der a tra­ba­jar un ma­te­rial es co­mo apren­der un len­gua­je nue­vo. Y la ma­de­ra es el que ele­gi­mos”

“Usa­mos ro­ble pa­ra ca­si to­do. Es fuer­te y du­ra­de­ro. Cre­ce bien en nues­tra zo­na, por lo que es­tá dis­po­ni­ble en los ase­rra­do­res lo­ca­les”

En ro­ble que­ma­do. La me­sa Bowl /Ta­ble es­tá he­cha en es­ta ma­de­ra, al igual que el re­ci­pien­te con su in­te­rior do­ra­do.

A cua­tro ma­nos. La pa­re­ja de crea­do­res en su ta­ller, en las afue­ras de la lo­ca­li­dad in­gle­sa de Os­westry. Fi­na­lis­ta en los Loe­we Craft Pri­ze. Su asien­to Cur­ved Block, ta­lla­do de un blo­que de ro­ble ma­ci­zo, se ex­hi­bi­rá es­te ve­rano en To­kio, en una mues­tra con los no­mi­na­dos fi­na­les a es­te pres­ti­gio­so pre­mio in­ter­na­cio­nal.

Contrastes bus­ca­dos. Im­pe­ca­bles aca­ba­dos y for­mas or­gá­ni­cas ca­rac­te­ri­zan sus crea­cio­nes, co­mo es­te trío de cuen­cos en ma­de­ra de ace­bo, con el in­te­rior ro­jo.

Ho­me­na­je. De 5 m de ex­ten­sión, su ban­co Bu­te Me­mo­rial, en el Royal Bo­ta­nic Gar­den de Edim­bur­go, fue he­cho en me­mo­ria de Lord Bu­te.

Co­ra­zón ro­jo. Es­ta pie­za de ro­ble se ha ta­lla­do con una for­ma fa­ce­ta­da. Su su­per­fi­cie se ha que­ma­do pa­ra con­se­guir apa­rien­cia os­cu­ra y real­zar la ve­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.