CUAN­DO NA­DIE NOS VE

Exi­gen­te, op­ti­mis­ta y de­ci­di­da a de­rri­bar cual­quier obs­tácu­lo. Ra­dio­gra­fia­mos a la mi­nis­tra que ges­tio­na el COM­PRO­MI­SO de Es­pa­ña con el me­dio am­bien­te.

ELLE (Spain) - - SUMARIO - by Sa­ra Car­bo­ne­ro

A so­las con Sa­ra Car­bo­ne­ro.

¿Có­mo es el cli­ma en un Con­se­jo de Mi­nis­tros?

Ri­gu­ro­so, or­de­na­do, res­pe­tuo­so y efi­caz.

¿Qué ga­ran­ti­za­rá la nue­va Ley de Cam­bio Cli­má­ti­co y Tran­si­ción Ener­gé­ti­ca?

Ma­yor con­cien­cia, nue­vas for­mas de pro­du­cir y con­su­mir, la pro­tec­ción de los más vul­ne­ra­bles, opor­tu­ni­da­des de desa­rro­llo... Que to­dos nos im­pli­que­mos –con las ad­mi­nis­tra­cio­nes por de­lan­te– y exis­ta una fi­nan­cia­ción ade­cua­da.

¿Cuá­les son tus pe­que­ños ges­tos eco?

Evi­to as­cen­so­res y el ai­re acon­di­cio­na­do, voy ca­mi­nan­do siem­pre que pue­do, apa­go lu­ces, re­ci­clo con mi­nu­cio­si­dad –en es­pe­cial el plás­ti­co– y aho­rro agua. Has­ta la úl­ti­ma go­ta.

¿Có­mo se ges­tio­na sa­ber que a los po­lí­ti­cos os po­nen ver­des?

Soy cons­cien­te de nues­tra ma­la pren­sa, pe­ro de­be­mos cen­trar­nos en la tras­cen­den­cia de las de­ci­sio­nes que to­ma­mos.

¿Cuál es tu idea de sos­te­ni­bi­li­dad?

Es una nue­va for­ma de ha­cer que pa­sa por te­ner siem­pre pre­sen­te el cui­da­do del pla­ne­ta. Eso no sig­ni­fi­ca re­nun­ciar al pro­gre­so, sino mos­trar una ma­yor sen­si­bi­li­dad ha­cia la na­tu­ra­le­za, que es lo que nos ga­ran­ti­za­rá un fu­tu­ro me­jor.

¿Los es­pa­ño­les es­ta­mos com­pro­me­ti­dos con la cau­sa?

Sí, ca­da vez más. Lo di­cen las en­cues­tas de la Unión Eu­ro­pea y yo lo cons­ta­to con mis so­bri­nos pe­que­ños: tie­nen la con­cien­cia que a no­so­tros nos fal­tó a su edad.

¿Ne­ce­si­ta­mos un par­ti­do eco­lo­gis­ta fuer­te?

No. El me­dio am­bien­te no en­tien­de de ideo­lo­gías, y mal fa­vor le ha­ce al pla­ne­ta quien pre­sen­ta lo con­tra­rio. To­dos, en ca­da po­lí­ti­ca, de­be­mos te­ner pre­sen­te nues­tro en­torno. Di­cho es­to, sí quie­ro se­ña­lar que en los es­ta­tu­tos del Par­ti­do Po­pu­lar la pro­tec­ción del me­dio am­bien­te es una cons­tan­te.

¿Qué es lo que más te gus­ta de tu tra­ba­jo?

El con­tac­to con la gen­te del cam­po. Son a quien más me de­bo.

¿Tus li­bros de ca­be­ce­ra?

El bos­que ani­ma­do, de Wen­ces­lao Fer­nán­dez Fló­rez, con unas des­crip­cio­nes de la na­tu­ra­le­za ga­lle­ga pre­cio­sas, y El fin del mun­do tal y co­mo lo co­no­ce­mos, de Mar­ta Gar­cía Aller. Un le­ma.

Lo vi es­cri­to en una pa­red: «Cuan­do es­tu­dies y tra­ba­jes, pien­sa que Es­pa­ña al­gún día te ne­ce­si­ta­rá».

¿Qué ca­rac­te­rís­ti­cas te de­fi­nen?

La au­to­exi­gen­cia y el ri­gor. Ten­go que sa­bér­me­lo to­do.

De pe­que­ña que­rías ser...

A par­tir de una edad, psi­quia­tra. Has­ta que leí Los ren­glo­nes tor­ci­dos de Dios, de Tor­cua­to Lu­ca de Te­na.

En tu opi­nión, ¿qué em­po­de­ra a las mu­je­res?

No­so­tras mis­mas, nues­tras ca­pa­ci­da­des y nues­tra de­ter­mi­na­ción. La so­cie­dad en su con­jun­to y los po­de­res pú­bli­cos es­ta­mos obli­ga­dos a qui­tar ca­da obs­tácu­lo: no de­ben exis­tir.

¿Có­mo te ves de aquí en unos años?

Con­fie­so que soy in­ca­paz de pla­ni­fi­car so­bre mí mis­ma.

¿Playa o mon­ta­ña?

Di­fí­cil elec­ción... Me en­can­tan las dos.

¿Cuá­les son tus de­por­tes fa­vo­ri­tos?

El es­quí y el te­nis. Aun­que he prac­ti­ca­do des­de gimnasia rít­mi­ca en el co­le­gio has­ta rugby cuan­do es­tu­dia­ba la ca­rre­ra.

¿Qué es lo me­jor que has oí­do so­bre ti? ¿Qué echas de me­nos?

«[...] A quien trans­pa­ren­ta ver­dad en tu por­te sen­ci­llo y bueno». Así fue co­mo me de­di­ca­ron un li­bro.

Más tiem­po pa­ra po­der ha­cer­lo to­do un po­co más des­pa­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.