El pla­cer de co­men­zar

ELLE (Spain) - - CARTA DE LA DIRECTORA -

EEs tiem­po de vol­ver. En la me­mo­ria que­dan el azul del Me­di­te­rrá­neo, el sa­bor agri­dul­ce de un tin­to de ve­rano y el eco de las ri­sas en las no­ches es­tre­lla­das. Sep­tiem­bre es­tá a las puer­tas. Y lle­ga acom­pa­ña­do de un pen­sa­mien­to má­gi­co, con la ilu­sión de es­ti­rar la ac­ti­tud des­preo­cu­pa­da de las va­ca­cio­nes y las ga­nas de con­ta­giar­nos su es­pí­ri­tu gipsy. Por­que, co­mo afir­ma en nues­tras pá­gi­nas Pau­lo Coel­ho, al que en­tre­vis­ta­mos con mo­ti­vo de su es­pe­ra­da no­ve­la au­to­bio­grá­fi­ca, Hip­pie, «ser hip­pie es un es­ta­do del co­ra­zón, una ma­ne­ra de per­ci­bir la reali­dad, una for­ma de sim­pli­fi­car la vi­da sin ser su­per­fi­cial». Es­te es tiem­po de cam­bios. Pa­ra mu­chos es co­mo un se­gun­do co­mien­zo del año. Sa­li­mos del mo­do off y me­di­ta­mos sobre qué aña­dir, qui­tar o mo­di­fi­car en nues­tra exis­ten­cia. Nos plan­tea­mos si só­lo ha­ce fal­ta cam­biar el orden y el pe­so de las prio­ri­da­des –más ami­gos, más atar­de­ce­res y más no­ve­las; me­nos tra­ba­jo, me­nos es­trés y me­nos co­ne­xión–. O si hay que atre­ver­se a re­no­var, em­pe­zan­do por ani­mar­se con un cor­te de pe­lo (prue­ba el lob, esa me­le­ni­ta que tan bien te sien­ta). Qui­zá el cuer­po te pi­da apun­tar­te a un club de lec­tu­ra (en­gán­cha­te al que ha or­ga­ni­za­do ELLE en Fa­ce­book). O des­cu­brir el ASMR, la úl­ti­ma téc­ni­ca an­ti­es­trés más allá del yo­ga (li­te­ral­men­te, res­pues­ta sen­so­rial me­ri­dia­na au­tó­no­ma, tam­bién co­no­ci­da co­mo or­gas­mo ce­re­bral). O, por qué no, ma­tri­cu­lar­te en un curso de bo­xeo (de cross­fit o de TRX). Es bueno mo­ti­var­se de­cre­tan­do que to­do es­te cóc­tel va a cam­biar las co­sas, que que­dan mu­chos me­ses por de­lan­te pa­ra con­se­guir­lo y que es­te sí se­rá el curso de tus sue­ños. Ya lo di­ce el fi­ló­so­fo fran­cés Fra­nçois Ju­llien: «To­dos te­ne­mos dos vidas, y la se­gun­da em­pie­za jus­to cuan­do nos da­mos cuen­ta que te­ne­mos só­lo una». Sep­tiem­bre es tem­po­ra­da de shop­ping. Por tu cuen­ta, con ami­gas o de la mano de tu hi­ja (una de mis ci­tas fa­vo­ri­tas de la ren­trée). ¿Qué se lle­va? Lo he­mos se­lec­cio­na­do pa­ra ti en nues­tro Fas­hion Book: el es­tam­pa­do de cua­dros es­co­ce­ses, las bo­tas mos­que­te­ras, el jer­sey de cue­llo de cis­ne, las jo­yas XL, la bla­zer over­si­ze, la ca­pa, el pon­cho... Igual­men­te, en­con­tra­rás el bol­so que te acom­pa­ña­rá en ese wee­kend ro­mán­ti­co. Y ese ves­ti­do lady que te ha­rá bri­llar en una reunión de tra­ba­jo. La ro­pa, co­mo siem­pre, es nues­tra alia­da, nues­tra cóm­pli­ce, nues­tro gran ta­lis­mán. Sep­tiem­bre es tam­bién un mes de estrenos. El mun­do de la cul­tu­ra es­tá en ebu­lli­ción y te abre sus puer­tas de par en par. Po­drás vi­si­tar pa­la­cios ha­bi­tual­men­te ce­rra­dos, co­mo el de San­ta Co­lo­ma y la Es­cue­la de Mi­nas. Ver lo úl­ti­mo en ar­te pa­sean­do por las 45 ga­le­rías se­lec­cio­na­das en el Gallery Wee­kend ma­dri­le­ño. Acer­car­te has­ta Se­go­via, al Hay Fes­ti­val, a es­cu­char las char­las en di­rec­to de la ac­triz Va­nes­sa Red­gra­ve, el es­cri­tor Ken Fo­llet o el pin­tor Eduar­do Arro­yo. Y en es­te nú­me­ro de ELLE en­con­tra­rás más nom­bres que agi­ta­rán el otoño. Al­gu­nos, ge­nios con­sa­gra­dos, co­mo el ar­tis­ta An­to­nio Ló­pez y el in­tér­pre­te Ja­vier Bar­dem; otros, ta­len­tos in­ci­pien­tes, co­mo Jes­si­ca Springsteen, la hi­ja del mis­mí­si­mo Boss del rock. ¿Re­cuer­das la emo­ción del pri­mer día de cla­se? ¿Es­tre­nar la ca­ja de ro­tu­la­do­res Ca­rio­ca? ¿Pa­sar la no­che fo­rran­do los li­bros del nue­vo curso? ¿No pe­gar ojo e ima­gi­nar quié­nes se­rán tus nue­vos com­pa­ñe­ros de pu­pi­tre? Pues mi de­seo es que re­vi­vas esa mis­ma sen­sa­ción aquí y aho­ra, que, al abrir es­te ejem­plar de la re­vis­ta, man­ten­gas in­tac­ta la ca­pa­ci­dad de sor­pre­sa de tu in­fan­cia. Ve­rás qué bien te sien­ta vol­ver.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.