¿Qué te de­pa­ran los as­tros es­te mes?

ELLE (Spain) - - SUMARIO -

El signo del mes 23 DE AGOS­TO – 22 DE SEP­TIEM­BRE

Al ser de tie­rra, siem­pre bus­can la per­fec­ción, ha­cen ga­la de una gran me­ticu­losi­dad en to­das las fa­ce­tas de su vi­da y no de­jan ca­bos suel­tos. Pla­ni­fi­can mi­li­mé­tri­ca­men­te, por lo que cual­quier de­ci­sión es ana­li­za­da y so­pe­sa­da has­ta la sa­cie­dad. En el tra­ba­jo, ade­más de su rec­ti­tud y ho­nes­ti­dad, su aten­ción por el de­ta­lle y el orden les con­vier­ten en tra­ba­ja­do­res muy va­lo­ra­dos. En el amor, sin em­bar­go, son un po­co re­ser­va­dos y les cues­ta mos­trar lo que sien­ten. La sen­sa­ción de no do­mi­nar la si­tua­ción les des­agra­da. Ella Te has vis­to atra­pa­da en una te­la­ra­ña sin dar­te cuen­ta. Se tra­ta de una atrac­ción fas­ci­nan­te y no­ve­do­sa pa­ra ti. ¡Dé­ja­te en­vol­ver y que el des­tino ha­ga el res­to! Él Si­gue lu­chan­do y no te rin­das an­te los ob­je­ti­vos que te has mar­ca­do. Nun­ca es tar­de pa­ra que se ma­te­ria­li­cen, y la lu­na te mar­ca es­te mes; sus im­pul­sos te ayu­dan.

LIBRA 23 DE SEP­TIEM­BRE – 22 DE OC­TU­BRE

Ella Te en­cuen­tras fren­te a dos puer­tas. Una da ac­ce­so a la es­ta­bi­li­dad; la otra, a un mun­do por des­cu­brir. An­tes, hu­bie­ras es­co­gi­do la pri­me­ra. Aho­ra, tie­nes du­das. ¡Arries­ga!

Él Tu con­cep­to de ti mis­mo es al­to; sa­bes qué quie­res y có­mo lo­grar­lo. Pe­ro ten cui­da­do, es fá­cil con­ver­tir­te en al­guien en­greí­do.

ESCORPIO 23 DE OC­TU­BRE – 21 DE NO­VIEM­BRE

Ella No te sien­tas pe­que­ña, por­que ser una per­so­na sen­si­ble es ma­ra­vi­llo­so. Tu ca­pa­ci­dad de per­cep­ción es su­pe­rior a la de los de­más, así que ex­plo­ta ya esa cua­li­dad.

Él El co­lum­pio en el que es­tás sen­ta­do se va dis­tan­cian­do del sue­lo y te ale­ja de la reali­dad. De­ja de so­ñar y vuel­ve a po­ner los pies en la tie­rra, pues es ho­ra de pa­sar a la ac­ción.

SAGITARIO 22 DE NO­VIEM­BRE – 21 DE DI­CIEM­BRE

Ella Es­te mes, flo­ta­rás co­mo en una nu­be. To­do mar­cha­rá sobre rue­das y te co­rres­pon­de­rán en el amor. Apro­ve­cha al má­xi­mo es­te buen mo­men­to que vi­ves.

Él Cuan­do te mi­ras en el es­pe­jo, no re­co­no­ces a la per­so­na que ves re­fle­ja­da. Es­tás apá­ti­co y sin chis­pa, pe­ro no te preo­cu­pes, por­que, en bre­ve, vol­ve­rás a la nor­ma­li­dad.

CAPRICORNIO 22 DE DI­CIEM­BRE – 20 DE ENE­RO

Ella Ve­nus mar­ca tu signo. Con su ayu­da, ce­rra­rás una eta­pa de la que te sien­tes muy or­gu­llo­sa, pe­ro, a la vez, abri­rás una nue­va mu­cho más atrac­ti­va y fas­ci­nan­te.

Él ¡Si­gues en mo­do va­ca­cio­nes! Es ho­ra de cen­trar­se y de vol­ver a la ru­ti­na dia­ria; ne­ce­si­tas con ur­gen­cia la dis­ci­pli­na del día a día.

ACUARIO 21 DE ENE­RO – 21 DE FE­BRE­RO

Ella Esas se­ña­les que per­ci­bes en tu in­te­rior te avi­san de que tu cuer­po ne­ce­si­ta cier­tos cui­da­dos. El ve­rano ha si­do in­ten­so y, aun­que no te des cuen­ta, pa­sa fac­tu­ra.

Él Vuel­ves a sen­tir ma­ri­po­sas en el es­tó­ma­go, y ha­cía tiem­po que no te pa­sa­ba. Si abres tu co­ra­zón, es po­si­ble que fun­cio­ne.

PISCIS 22 DE FE­BRE­RO – 20 DE MAR­ZO

Ella Las ci­ca­tri­ces se van ce­rran­do pau­la­ti­na­men­te, y la he­ri­da se cu­ra. Po­co a po­co, vas pa­san­do pá­gi­na en tu vi­da y bus­cas nue­vos es­tí­mu­los. Haz lo po­si­ble por se­guir en esa lí­nea po­si­ti­va y to­do te irá muy bien.

Él La in­cer­ti­dum­bre en tus de­ci­sio­nes pue­de pro­vo­car que pier­das al­gu­nas opor­tu­ni­da­des. Es­pa­bi­la, o el tren se mar­cha­rá sin ti.

ARIES 21 DE MAR­ZO – 20 DE ABRIL

Ella No du­des de la in­ten­ción de los que te ro­dean, por­que lo úni­co que quie­ren es echar­te una mano. A ve­ces, ves fan­tas­mas don­de no los hay. ¡Con­fía en ellos!

Él Di­rec­to y sin ro­deos... En es­tos úl­ti­mos tiem­pos, es­tás lla­man­do a to­das las co­sas por su nom­bre, de ma­ne­ra que tu le­ma de­be­ría ser: al pan, pan, y al vino, vino.

TAURO 21 DE ABRIL – 21 DE MA­YO

Ella Es­te es un mes muy bueno pa­ra ti. Recuperarás amis­ta­des del pa­sa­do que ha­cía tiem­po que ha­bías per­di­do y, gra­cias a eso, aflo­ra­rán los sen­ti­mien­tos ol­vi­da­dos.

Él Igual que un cohe­te en la ram­pa de lan­za­mien­to, te en­cuen­tras muy cer­ca de sal­tar por los ai­res. Di­le to­do lo que sien­tes y no te re­pri­mas más. ¡Ve­rás que li­be­ra­ción!

GÉMINIS 22 DE MA­YO – 21 DE JU­NIO

Ella Nep­tuno te fa­vo­re­ce es­te mes. Con­vier­te esa ener­gía po­si­ti­va en cla­ri­vi­den­cia emo­cio­nal pa­ra to­mar las de­ci­sio­nes ade­cua­das; una ayu­da ex­tra­or­di­na­ria.

Él Vuel­ves de va­ca­cio­nes con las pi­las car­ga­das y sien­do tú mis­mo otra vez. Bien­ve­ni­do, te es­pe­ran con los bra­zos abier­tos.

CÁN­CER 22 DE JU­NIO – 22 DE JU­LIO

Ella Ale­gre, son­rien­te, di­cha­ra­che­ra, lo­cuaz… no pue­des sen­tir­te más ple­na que así. Y ya sa­bes que, cuan­do es­tás bien por den­tro, los de afue­ra tam­bién lo no­tan.

Él La ‘dol­ce vita’ te ha pa­sa­do fac­tu­ra. Tras un ve­rano in­ten­so, es ne­ce­sa­rio re­cu­pe­rar los bue­nos há­bi­tos, así que no lo de­mo­res.

LEO 23 DE JU­LIO – 22 DE AGOS­TO

Ella Jú­pi­ter te mar­ca, y aparece el caos. Te en­re­da el al­ma ca­pri­cho­sa­men­te, ge­ne­ran­do una ma­ra­ña de sen­ti­mien­tos con­tra­pues­tos que tie­ne di­fí­cil so­lu­ción.

Él Cui­da tu es­ta­do fí­si­co, ya que re­per­cu­te di­rec­ta­men­te en tu bie­nes­tar in­te­rior. Si uno de los dos fa­lla, se rompe la ecua­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.