El día a día ‘healthy’ de Va­ne­sa Lo­ren­zo.

La ‘top’ Va­ne­sa Lo­ren­zo nos cuen­ta cómo el es­ti­lo de vi­da SALUDABLE ha si­do cla­ve pa­ra alcanzar no só­lo la ple­ni­tud fí­si­ca, sino tam­bién la emo­cio­nal.

ELLE (Spain) - - SUMMARIO - POR BLAN­CA GONZÁLEZ RUFINO. FO­TOS: JA­VIER LÓPEZ. REA­LI­ZA­CIÓN: BÁRBARA GARRALDA

Em­pe­zó co­mo mo­de­lo y lle­gó a ser una de las más acla­ma­das de nues­tro país. Des­pués am­plió su cu­rrí­cu­lum y se con­vir­tió en em­pre­sa­ria de éxi­to, au­to­ra del li­bro Yo­ga, un es­ti­lo de vi­da (Pla­ne­ta) y ma­dre por par­ti­da do­ble. Es­ta mujer todoterreno es, sin du­da, un ejem­plo de cómo rein­ven­tar­se tras de­jar la pri­me­ra lí­nea del fas­hion bu­si­ness. Aho­ra, Va­ne­sa Lo­ren­zo (Bar­ce­lo­na, 1977) uti­li­za su po­pu­la­ri­dad pa­ra de­mos­trar que lle­var un es­ti­lo de vi­da saludable es cues­tión de una or­ga­ni­za­ción im­pe­ca­ble, la de­di­ca­ción de un tiem­po fi­jo al día y la dis­po­si­ción de una bue­na for­ma­ción. Por to­do es­to, y más, ha cau­ti­va­do a la fir­ma Ko­ra Or­ga­nics –crea­da por la tam­bién top Mi­ran­da Kerr y a la ven­ta en ex­clu­si­va en Dou­glas–, que la ha con­ver­ti­do en su em­ba­ja­do­ra ma­de in Spain. ¿Su le­ma? «Los ges­tos sen­ci­llos son ca­pa­ces de trans­for­mar tu vi­da».

¿Qué te hi­zo cam­biar el chip?

Siem­pre he si­do fan de lo natural, pe­ro los años que es­tu­ve vi­vien­do en Nue­va York me hi­cie­ron to­mar con­cien­cia de lo im­por­tan­te que era cui­dar­me. Allí em­pe­cé con mis prác­ti­cas de yo­ga, y ver cómo el cuer­po y la men­te co­nec­tan en­gan­cha. Cuan­do te sien­tes có­mo­da con al­go in­ten­tas que eso se re­fle­je en tu vi­da, por eso co­men­cé a ha­cer cam­bios en mi ali­men­ta­ción y en mi ru­ti­na de be­lle­za. Hoy pro­cu­ro que to­dos los in­gre­dien­tes que con­su­mo sean lo más res­pe­tuo­sos po­si­bles.

¿En qué sen­ti­do has no­ta­do cam­bios?

Han si­do mu­chos cam­bios y to­dos muy po­si­ti­vos. Me en­cuen­tro me­jor a ni­vel emo­cio­nal. Estoy más fuer­te y enér­gi­ca. Con res­pec­to a la piel la ten­go mu­cho más lu­mi­no­sa e hi­dra­ta­da, no­to que re­ci­be las do­sis que ne­ce­si­ta en ca­da mo­men­to.

¿Es­to es al­go que es­tás in­cul­can­do a tu fa­mi­lia?

¡Cla­ro! Y me en­can­ta ver cómo mis hi­jas, aun­que son pe­que­ñas, sa­ben que hay ges­tos que ayu­dan mu­cho. Co­mo por ejem­plo ce­rrar el gri­fo del agua mien­tras te ce­pi­llas los dien­tes o en­ja­bo­nas las ma­nos. En su me­di­da, son ple­na­men­te cons­cien­tes de la im­por­tan­cia que tie­ne cui­dar de nues­tro en­torno.

¿Qué es lo que más te gus­ta de la cos­mé­ti­ca or­gá­ni­ca?

Que es ca­paz de dar a la piel to­do lo que ne­ce­si­ta sin gran­des ar­ti­fi­cios y, por su­pues­to, de una for­ma real­men­te efi­caz.

Cuan­do te lla­ma­ron pa­ra ser em­ba­ja­do­ra de Ko­ra Or­ga­nics, ¿qué pen­sas­te? Que era un ver­da­de­ro ho­nor. La mar­ca y su fi­lo­so­fía me gustan mu­cho. Ade­más, es muy sa­tis­fac­to­rio ver cómo tu men­sa­je lle­ga a la gen­te. En­tien­do que me han ele­gi­do a mí en Es­pa­ña por­que te­ne­mos una for­ma de ver la vi­da pa­re­ci­da, mu­chos va­lo­res en co­mún.

¿Co­no­ces per­so­nal­men­te a Mi­ran­da?

Aún no, pe­ro me en­can­ta­ría. He­mos in­ter­cam­bia­do con­ver­sa­cio­nes y me ha pa­re­ci­do una mujer muy natural, es cer­ca­na y en­can­ta­do­ra.

¿En qué con­sis­te tu ru­ti­na

beauty?

Soy su­per­es­tric­ta con la lim­pie­za, no me acues­to ja­más sin des­ma­qui­llar­me, in­clu­so cuan­do no me he ma­qui­lla­do. Cam­bio mis tra­ta­mien­tos se­gún dón­de es­té. Por ejem­plo, en Bar­ce­lo­na uti­li­zo unas fór­mu­las me­nos nu­tri­ti­vas que cuan­do ven­go a Ma­drid.

¿Y en que se ba­sa tu ali­men­ta­ción?

En la des­pen­sa de ca­sa to­do es muy natural, pe­ro cuan­do sal­go a ce­nar dis­fru­to ¡sin re­mor­di­mien­tos ni li­mi­ta­cio­nes! ■

Abri­go XL de Ge­rard Da­rel y ‘jeans’ de Liu Jo.

‘Heart Cha­kra’ (42 €), acei­te de aro­ma­te­ra­pia. KO­RA OR­GA­NICS ‘Foa­ming Clean­ser’ (68 €).

Jer­sey de Iro y va­que­ros blan­cos de Mos­chino. KO­RA OR­GA­NICS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.