HAN­NI­KO, per­so­na­li­zar y seg­men­tar

Li­dia Vi­llar y su ma­ri­do, Mi­kel Es­nal, des­cu­brie­ron su mo­de­lo de ne­go­cio, pro­duc­tos ar­te­sa­na­les de ca­li­dad y ex­clu­si­vos pa­ra las mas­co­tas, son­dean­do el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal don­de des­cu­brie­ron la fir­ma Mia Ca­ra.

Emprendedores - - [ Personas Y Negocios ] -

Des­pués de tra­ba­jar pa­ra ter­ce­ros co­mu­ni­can­do, di­se­ñan­do y pro­du­cien­do con mu­cho éxi­to, Li­dia Vi­llar y Mi­kel Es­nal de­ci­die­ron pro­bar suer­te por su cuen­ta. “Nos di­mos cuen­ta de que el mun­do de los pe­rros es­ta­ba real­men­te fal­to de pro­duc­tos de di­se­ño, ar­te­sa­na­les y de ca­li­dad. To­do lo que se ven­día aquí era ho­rri­ble. Fui­mos a la fe­ria de Nü­rem­berg y des­cu­bri­mos que lo úni­co pa­re­ci­do a lo que que­ría­mos mon­tar era la ale­ma­na Mia Ca­ra. Nos en­can­tó el ti­po de pro­duc­to que pue­de en­ca­jar con la de­co­ra­ción de una ca­sa: es al­go de di­se­ño y con es­ti­lo. En Ale­ma­nia, Fran­cia y Reino Uni­do fun­cio­na muy bien, pe­ro en Es­pa­ña no ha­bía na­da, así que de­ci­di­mos traer­lo”, ex­pli­ca Vi­llar. Al pro­yec­to de Han­ni­ko se su­ma­ron tam­bién los her­ma­nos de Mi­kel y so­cios de su es­tu­dio de di­se­ño, Igor y Asier Es­nal.

“Les imi­ta­mos en tres as­pec­tos. El pri­me­ro, en el mo­de­lo de ne­go­cio: ar­tícu­los y ac­ce­so­rios pre­mium pa­ra pe­rros. El se­gun­do, en el he­cho de con­tar con di­se­ña­do­res in­dus­tria­les. Y, en ter­cer lu­gar, ellos tra­ba­jan con pro­vee­do­res ale­ma­nes y no­so­tros tam­bién re­cu­rri­mos a pro­vee­do­res es­pa­ño­les”. “Ne­ce­si­ta­mos ge­ne­rar mar­ca y que na­da más ver­lo el clien­te di­ga ‘es­to es un Han­ni­ko’, y es la par­te más di­fí­cil por­que hay que in­ver­tir mu­cho y a me­dio/lar­go pla­zo. Tres son las prin­ci­pa­les di­fe­ren­cias con res­pec­to al mo­de­lo ori­gi­nal:

Per­so­na­li­zar: “Po­ne­mos el nom­bre de la mas­co­ta en la ca­ma, en la co­rrea, en el co­llar…”

Bus­car un ni­cho. “Es­pa­ña es­tá muy por de­trás de la fi­lo­so­fía ale­ma­na, in­gle­sa o fran­ce­sa de con­si­de­rar al pe­rro co­mo uno más de la fa­mi­lia y muy ale­ja­do de la es­ta­dou­ni­den­se pa­ra quie­nes es co­mo un ni­ño más. Aquí to­da­vía el pro­pie­ta­rio es re­ti­cen­te a gas­tar. Así que bus­ca­mos en­la­zar con un nue­vo lu­jo, más pen­dien­te del di­se­ño, un pú­bli­co de unos 30/40 años, que tie­ne un po­der ad­qui­si­ti­vo me­dio/al­to y que ven a la mas­co­ta a un miem­bro más de la fa­mi­lia. Uno de nues­tros pú­bli­cos ob­je­ti­vos es el mun­do gay”.

Pen­san­do en el off li­ne. “He­mos na­ci­do on li­ne pe­ro no des­car­ta­mos dar el sal­to al off li­ne, pe­ro no en tien­das de mas­co­tas sino en las lla­ma­das Con­cept Sto­res. Son pro­duc­tos con el fo­co en el di­se­ño. Que­re­mos ser el avan­ce de lo que vie­ne de Eu­ro­pa: quien lle­ga pri­me­ro lle­ga dos ve­ces”.

“Bus­ca­mos en­la­zar con un pú­bli­co de 30/40 años, con un po­der ad­qui­si­ti­vo me­dio/al­to y muy pen­dien­te del di­se­ño”

El amor por sus tres pe­rros es lo que ins­pi­ró a Li­dia Vi­llar a mon­tar es­ta em­pre­sa de pro­duc­tos ar­te­sa­na­les de ca­li­dad pa­ra mas­co­tas que en­ca­jan con cual­quier de­co­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.