ME­DU­SEA

Una uti­li­dad po­co co­no­ci­da de las me­du­sas

Emprendedores - - [ Oportunidades ] -

¿Qué pa­sa si ves una me­du­sa en el mar a dos me­tros de ti? Se­gu­ra­men­te, sal­drías na­dan­do y pon­drías agua de por me­dio. Pe­ro la si­tua­ción cam­bia mu­cho si ve­mos a es­tos ilus­tres com­pa­ñe­ros de pla­ya en un acua­rio, sin pe­li­gro de ata­car­nos. Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, “el mo­vi­mien­to de las me­du­sas pro­du­ce una sen­sa­ción de re­la­ja­ción que hip­no­ti­za”, ex­pli­ca Ana Gor­di­llo, fun­da­do­ra de Me­du­sea, em­pre­sa de cría y ven­ta de me­du­sas.

Es­te pro­yec­to na­ció ha­ce dos años de la mano de es­ta bió­lo­ga. Ella tra­ba­ja­ba en el Ocea­no­grà­fic de Va­len­cia con las me­du­sas. Allí vio la bue­na aco­gi­da que te­nían es­tos in­ver­te­bra­dos ma­ri­nos en­tre el pú­bli­co, lo que pro­pi­ció que se em­bar­ca­ra en es­ta aven­tu­ra.

“El ne­go­cio es­tá en­fo­ca­do a la ven­ta de me­du­sas a par­ti­cu­la­res y tien­das de ani­ma­les. Tam­bién ofre­ce­mos me­du­sa­rios con lu­ces led que gra­dúan el co­lor pa­ra cau­ti­var al clien­te”, se­ña­la Gor­di­llo ex­pli­can­do el con­cep­to de ne­go­cio de la em­pre­sa. “Ade­más que­re­mos in­cor­po­rar los me­du­sa­rios en even­tos, sa­las de es­pe­ra, inau­gu­ra­cio­nes y ho­te­les. Ya pu­si­mos un acua­rio en el spa El Pa­ra­dor El Sa­ler con re­sul­ta­dos muy po­si­ti­vos”, ase­gu­ra.

Uni­ca­men­te es­tá co­mer­cia­li­zan­do la me­du­sa Au­re­lia Au­ri­ta por­que es más fá­ci­les de criar. Ade­más no son ur­ti­can­tes. Los clien­tes es­tán a sal­vo de pi­ca­du­ras. “En ge­ne­ral es­tos ani­ma­les ne­ce­si­tan me­nos cui­da­dos que los de­más seres vi­vos ma­ri­nos, no en­su­cian tan­to y so­la­men­te hay que qui­tar la co­mi­da so­bran­te”, de­ta­lla Gor­di­llo. “Nues­tro ob­je­ti­vo a cor­to pla­zo se cen­tra en ir in­tro­du­cien­do al­gu­nas nue­vas es­pe­cies de me­du­sas en la me­di­da en que se va­yan co­no­cien­do por los clien­tes y cre­cien­do el mer­ca­do”.

A prio­ri, es­te ne­go­cio es sen­ci­llo de mon­tar y no ne­ce­si­ta in­ver­sio­nes de ca­pi­tal ele­va­das pa­ra co­men­zar la ac­ti­vi­dad (un acua­rio de me­du­sas cues­ta 1.200 eu­ros). Me­du­sea dis­po­ne con 6 acua­rios don­de ca­ben 150 me­du­sas en ca­da uno, “aun­que con dos acua­rios de 90 li­tros es su­fi­cien­te”. El gas­to en per­so­nal es tam­bién mí­ni­mo. en es­ta em­pre­sa úni­ca­men­te son dos em­plea­dos.

Es­te ne­go­cio, aun vir­gen en Es­pa­ña, con úni­ca­men­te dos em­pre­sas en el sec­tor, ha si­do tes­ta­do en el ex­tran­je­ro, con­cre­ta­men­te en Es­ta­dos Uni­dos y Reino Uni­do, don­de las me­du­sas lle­van ca­si una dé­ca­da ven­dién­do­se a par­ti­cu­la­res y em­pre­sas, se­gún afir­ma Gor­di­llo. Es por eso que la la­bor de co­no­ci­mien­to de es­te pro­duc­to es cla­ve pa­ra su cre­ci­mien­to. “Al ser ani­ma­les po­co co­no­ci­dos he­mos he­cho un ma­nual que ex­pli­ca to­das sus pe­cu­lia­ri­da­des. Hay que acom­pa­ñar al clien­te pa­ra que no se sien­ta per­di­do y ade­más te­ner una fuer­te pre­sen­cia en re­des so­cia­les”, acon­se­ja la bió­lo­ga.

Ana Gor­di­llo(en la fo­to) sa­be que in­tro­du­cir una nue­va es­pe­cie en es­te mer­ca­do es com­pli­ca­do. En el ca­so de las me­du­sas, se tra­ta de un ani­mal de acua­rio con tra­di­ción en EE.UU. y Reino Uni­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.