Ven­der con­se­jos pue­de ser muy ren­ta­ble

Mon­tar una ase­so­ría no re­quie­re gran­des trá­mi­tes ni des­em­bol­sos eco­nó­mi­cos. Es un sec­tor ma­du­ro, con una de­man­da real, a la que es po­si­ble ac­ce­der con re­la­ti­va fa­ci­li­dad. Ade­más, es­te ti­po de ne­go­cio per­mi­te am­pliar en cual­quier mo­men­to la ofer­ta de ser­vi

Emprendedores - - [ Plan De Negocio ] Vender Consejos Puede Ser Muy - SIL­VIA MAZZOLI

En Es­pa­ña fun­cio­nan ac­tual­men­te 67.991 ac­ti­vi­da­des de “con­ta­bi­li­dad, te­ne­du­ría de li­bros, au­di­to­ría y ase­so­ría fis­cal”, tal y co­mo re­co­ge el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca (INE). Pres­tan sus ser­vi­cios un to­tal de 72.173 lo­ca­les (una me­dia de 1,06 lo­cal por em­pre­sa). El sec­tor pre­sen­ta una mar­ca­da ato­mi­za­ción y la gran ma­yo­ría de las em­pre­sas cen­tran sus ser­vi­cios en su pro­pia ciu­dad o co­mu­ni­dad au­tó­no­ma. Las ase­so­rías sue­len ser pe­que­ñas em­pre­sas, con una me­dia de 2,8 asa­la­ria­dos.

Por co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, Ma­drid, Ca­ta­lu­ña, Andalucía y la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na aglu­ti­nan más de 43.000 ase­so­rías, el 64% del to­tal. Del da­to más re­cien­te so­bre el vo­lu­men de ne­go­cio to­tal (11.090.493.000 €), pue­de de­du­cir­se que la fac­tu­ra­ción me­dia anual de las em­pre­sas del sec­tor se si­túa en torno a los 163.000 €.

¿Cuá­les son los ser­vi­cios más de­man­da­dos? Los de con­ta­bi­li­dad y ase­so­ra­mien­to fis­cal es­tán en ca­be­za y con­tri­bu­yen res­pec­ti­va­men­te en un 28% y 22% al vo­lu­men de ne­go­cio to­tal. Tam­bién tie­nen una im­por­tan­te pre­sen­cia las au­di­to­ras fi­nan­cie­ras, las ges­to­rías de nó­mi­nas y la­bo­ral y los ser­vi­cios de ges­tión em­pre­sa­rial.

LOS CLIEN­TES DE LAS ASE­SO­RÍAS

Se­gún los da­tos más re­cien­tes, son 2.847.735 las em­pre­sas es­pa­ño­las ins­cri­tas con es­ta ac­ti­vi­dad en la Se­gu­ri­dad So­cial. De ellas, el 53,9% co­rres­pon­de a au­tó­no­mos (sin asa­la­ria­dos); el 39,9% son mi­cropy­mes (de 1 a 9 tra­ba­ja­do­res); el 5,2%, pe­que­ñas em­pre­sas (10-49 tra­ba­ja­do­res); el 0,8%, me­dia­nas (50249 tra­ba­ja­do­res), y el 0,2% gran­des ase­so­rías (más de 250 tra­ba­ja­do­res). El 74,1% de las em­pre­sas desa­rro­llan su ac­ti­vi­dad en el sec­tor ser­vi­cios; el 9,3% en la cons­truc­ción; el 8,3% en la in­dus­tria, y el 8,3% en el sec­tor agra­rio.

A las em­pre­sas exis­ten­tes se su­man las de nue­va crea­ción: 94.382 el año pa­sa­do. Es­tas nue­vas em­pre­sas, al igual que las ya con­so­li­da­das, com­par­ten la ne­ce­si­dad de con­tar con unos ser­vi­cios pro­fe­sio­na­les que les re­pre­sen­ten an­te las di­fe­ren­tes ad­mi­nis­tra­cio­nes y les ayu­den a sal­va­guar­dar sus in­tere­ses eco­nó­mi­cos. Pe­ro, ade­más de las em­pre­sas, ca­da día es ma­yor el nú­me­ro de par­ti­cu­la­res que bus­can ase­so­ra­mien­to pro­fe­sio­nal pa­ra sus in­ver­sio­nes, ya sea pa­ra la ges­tión de pa­tri­mo­nio, com­pra­ven­ta de va­lo­res o in­mue­bles, pla­nes de ju­bi­la­ción o de aho­rro, etc.

CLA­VES DEL ÉXI­TO DE UNA ASE­SO­RÍA Ja­vier Cam­pón,

He­mos pre­gun­ta­do a un pro­fe­sio­nal cur­ti­do en el sec­tor de la ase­so­ría fis­cal, la­bo­ral y contable, con más de 25 años al fren­te de Cam­pón Ase­so­res, en Ma­drid, cuá­les son las prin­ci­pa­les cla­ves pa­ra mon­tar una ase­so­ría de éxi­to:

Pre­pa­ra­ción, for­ma­ción y pro­fe­sio­na­li­dad. Pa­ra mon­tar una ase­so­ría es ne­ce­sa­ria una ex­ce­len­te pre­pa­ra­ción: eco­no­mis­ta, abogado, ti­tu­la­do mer­can­til, di­plo­ma­do en em­pre­sa­ria­les, en ad­mi­nis­tra­ción y di­rec­ción de em­pre­sas o gra­dua­do so­cial. A es­to se aña­de una for­ma­ción con­ti­nua que nun­ca aca­ba, pues Es­pa­ña es uno de los paí­ses del mun­do que más le­gis­la, lo que su­po­ne una au­tén­ti­ca lo­cu­ra pa­ra los ase­so­res.

Las com­pe­ten­cias, el ri­gor pro­fe­sio­nal y la proac­ti­vi­dad pue­den lle­gar a po­si­cio­nar al ase­sor co­mo una fi­gu­ra cla­ve en la to­ma de mu­chas de las de­ci­sio­nes de sus clien­tes. Es ne­ce­sa­rio trans­mi­tir­les se­gu­ri­dad ple­na, pa­ra que se­pan

que to­do es­tá cu­bier­to y con­tro­la­do y pue­dan con­cen­trar­se en su pro­pio ne­go­cio”, ex­pli­ca Cam­pón.

Ges­tión de los co­la­bo­ra­do­res. Pa­ra que la ase­so­ría sea exi­to­sa, es ne­ce­sa­rio lo­grar la co­la­bo­ra­ción de otros pro­fe­sio­na­les. Ellos se­rán los ma­yo­res res­pon­sa­bles de la ca­li­dad del ser­vi­cio a los clien­tes. Hay que pro­cu­rar cap­tar a los me­jo­res, for­mar­los, mo­ti­var­los y re­te­ner­los. El ca­so de Ja­vier Cam­pón pue­de ser un buen ejem­plo ya que, des­de el prin­ci­pio, ins­tau­ró “la jor­na­da con­ti­nua de 8 a 15 ho­ras du­ran­te to­do el año, un día más de va­ca­cio­nes al año y un in­cre­men­to sa­la­rial res­pec­to al con­ve­nio co­lec­ti­vo, ade­más de tra­ba­jar 35 ho­ras se­ma­na­les con un sa­la­rio de 40 ho­ras.

Plan co­mer­cial y bue­na co­mu­ni­ca­ción. Pa­ra ex­pan­dir el ne­go­cio, hay que vol­car­se en las ac­ti­vi­da­des de co­mu­ni­ca­ción y cul­ti­var la ac­ti­tud y ca­pa­ci­dad co­mer­cial. ¿Quién me­jor que nues­tros clien­tes ac­tua­les pa­ra re­co­men­dar­nos a ami­gos y co­no­ci­dos e in­clu­so pa­ra es­ta­ble­cer si­ner­gias? La re­la­ción per­so­nal y di­rec­ta que se es­ta­ble­ce con el clien­te en el ne­go­cio de la ase­so­ría nos fa­ci­li­ta su fi­de­li­za­ción y nos brin­da es­tas po­si­bi­li­da­des.

En cuan­to a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, de­be­mos es­co­ger­los se­gún nues­tro ti­po de clien­tes: pren­sa lo­cal, bo­le­ti­nes em­pre­sa­ria­les, cu­ñas ra­dio­fó­ni­cas, In­ter­net, etc. “La pre­sen­cia en In­ter­net es im­pres­cin­di­ble. La web es el pun­to de par­ti­da de cual­quier es­tra­te­gia di­gi­tal y la pre­sen­cia en re­des so­cia­les (prin­ci­pal­men­te Lin­ke­dIN, Twit­ter, Fa­ce­book) pue­de re­pre­sen­tar una opor­tu­ni­dad pa­ra di­fe­ren­ciar­nos y des­ta­car. Sin des­cui­dar las re­la­cio­nes pú­bli­cas y el ob­je­ti­vo de po­si­cio­nar­se

co­mo ex­per­tos del sec­tor en el que se tra­ba­je”, ase­gu­ra Cam­pón.

Pre­cios. Es re­co­men­da­ble em­pe­zar la ac­ti­vi­dad con pre­cios me­dios, ya que un pre­cio ba­jo pon­dría en en­tre­di­cho la ca­li­dad de nues­tros ser­vi­cios y el po­si­cio­na­mien­to de nues­tra ase­so­ría en el mer­ca­do. Se­gún Cam­pón, “pa­ra in­cre­men­tar el va­lor per­ci­bi­do por par­te del clien­te y ga­nar­se su con­fian­za, con­tri­bu­yen fa­vo­ra­ble­men­te la ima­gen cá­li­da y lim­pia de la ofi­ci­na, un equi­pa­mien­to mo­derno y la ac­ti­tud de ser­vi­cio de los em­plea­dos”.

/ NO­VIEM­BRE 2018

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.