Imi­ta, adap­ta y acer­ta­rás

CIN­CO EM­PRE­SAS QUE TRIUN­FAN ADAP­TAN­DO NE­GO­CIOS QUE ARRA­SAN EN EL EX­TRAN­JE­RO Na­die dis­cu­te que la imi­ta­ción es una de las gran­des fuen­tes de ideas de ne­go­cio. La cla­ve es sa­ber adap­tar el mo­de­lo a co­piar al mer­ca­do o al sec­tor al que te di­ri­ges. Te en­se­ña

Emprendedores - - [ Personas Y Negocios ] - ISA­BEL GAR­CÍA MÉN­DEZ

I mi­tar es una de las gran­des fuen­tes de ins­pi­ra­ción pa­ra el em­pren­de­dor. Es­ta clo­na­ción pue­de re­fe­rir­se tan­to a mo­de­los que triun­fan en otro sec­tor y son sus­cep­ti­bles de apli­car al nues­tro co­mo a ideas que arra­san en otro mer­ca­do o país y que­re­mos im­por­tar a nues­tro ám­bi­to geo­grá­fi­co. Aho­ra bien, con ser im­por­tan­te la ca­pa­ci­dad de ras­trear bue­nas ideas, lo es mu­cho más rea­li­zar una bue­na adap­ta­ción. Pa­ra ser efi­ca­ces, de­bes te­ner en cuen­ta es­tos dos prin­ci­pios:

Que ten­ga sen­ti­do el mer­ca­do o sec­tor al que nos di­ri­gi­mos.

De­bes ana­li­zar si el mer­ca­do o sec­tor es­tá pre­pa­ra­do tan­to téc­ni­ca, co­mo re­gu­la­to­ria o cul­tu­ral­men­te pa­ra acep­tar la idea a imi­tar.

Que se adap­ten al mer­ca­do/ sec­tor.

Las ideas nun­ca se pue­den trans­plan­tar sin más. Es ne­ce­sa­rio iden­ti­fi­car las pe­cu­lia­ri­da­des, gus­tos, idio­sin­cra­sia y cos­tum­bres del nue­vo mer­ca­do, pú­bli­co o sec­tor en el que que­re­mos ins­ta­lar­nos.

Y no ol­vi­des que imi­tar mo­de­los tie­ne la ven­ta­ja, de ca­ra a los in­ver­so­res, de ha­ber si­do tes­ta­do en otros mer­ca­dos, de ma­ne­ra que es una op­ción me­nos arries­ga­da que la in­no­va­ción pu­ra y más fá­cil de ven­der a los ac­cio­nis­tas.

E

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.