En pleno si­glo XXI se­gui­mos ne­ce­si­tan­do del con­tac­to per­so­nal

ES EL COARTÍFICE DE AROUND, UN NUE­VO CON­CEP­TO DE CLUB PRI­VA­DO QUE PRE­TEN­DE "DAR RES­PUES­TA A LAS NE­CE­SI­DA­DES DE TO­DA UNA GE­NE­RA­CIÓN QUE BUSCA SEN­TIR­SE ACO­GI­DA Y VALORADA CO­MO SE ME­RE­CE".

Emprendedores - - Nova Noticias / Soluciones / Ideas -

EM­PREN­DE­DO­RES.: - ¿No pue­de pa­re­cer la idea de un “club pri­va­do” un po­co an­ti­cua­da?

LUDOVICO DUPRÉ: En efec­to la idea del club pri­va­do pue­de pa­re­cer un tan­to an­ti­cua­da, pe­ro por eso el re­to de los ‘loun­ges’ Around ha si­do rein­ven­tar el con­cep­to y mo­der­ni­zar su for­ma­to. Pe­ro lo he­mos he­cho ba­sán­do­nos en una ne­ce­si­dad que si­gue sien­do muy ac­tual, y es la de que to­dos los se­res hu­ma­nos sen­ti­mos de ser que­ri­dos y re­co­no­ci­dos.

EMP.: ¿Qué ideas quie­re trans­mi­tir?

L.D..: Around pre­ten­de ser una re­com­pen­sa pa­ra esos "hé­roes de ca­da día" que, anó­ni­ma­men­te, lu­chan a dia­rio por in­ten­tar me­jo­rar sus vi­das. Y que ade­más es gen­te bon­da­do­sa, con va­lo­res y muy res­pe­tuo­sa, pe­ro que a pe­sar de ello no ve pre­mia­dos sus ges­tos, ya que la so­cie­dad ac­tual pa­re­ce que va­lo­ra más a los que as­cien­den sin pen­sar en los de­más y a los que pre­fie­ren co­ger ata­jos, aun­que eso su­pon­ga pi­sar a sus com­pa­ñe­ros.

EMP.: Os di­ri­gís es­pe­cial­men­te a los “mi­llen­nials”. ¿Pen­sáis que pue­den vol­ver a, di­ga­mos, lo tra­di­cio­nal, aho­ra que se van ha­cien­do ma­yo­res?

L.D.: Around no es un pro­duc­to des­ti­na­do a un pú­bli­co tra­di­cio­nal, sino a gen­te que po­de­mos con­si­de­rar, co­mo he di­cho, “los hé­roes de ca­da día”, per­so­nas so­bra­da­men­te pre­pa­ra­das, con va­lo­res, que sien­ten una gran cu­rio­si­dad por el mun­do que les ro­dea, que lu­chan ca­da día por se­guir cre­cien­do y que bus­can un re­fu­gio en el que se les re­co­noz­ca ese es­fuer­zo y en el que po­der pro­ta­go­ni­zar la me­jor ver­sión de ellos mis­mos. Aun­que en un prin­ci­pio pen­sa­mos que ese es­ti­lo de vi­da co­rres­pon­día al de mu­chos miem­bros de la ge­ne­ra­ción ‘mi­llen­nial’, lo cier­to es que lo es­ta­mos en­con­tran­do en per­so­nas mu­cho más ma­yo­res. Y es que el es­ti­lo de vi­da y la vi­sión del mun­do no tie­ne por qué de­pen­der de la edad.

EMP.: Ade­más, apos­táis por una co­mu­ni­dad fí­si­ca en es­tos tiem­pos, do­mi­na­dos por las digitales.

L.D.: Uno de los as­pec­tos re­vo­lu­cio­na­rios de Around es que com­bi­na am­bas es­fe­ras, la fí­si­ca y la di­gi­tal. La di­gi­tal in­cor­po­ran­do avan­za­dos equi­pos tec­no­ló­gi­cos que fa­ci­li­tan la con­vi­ven­cia en los ‘loun­ges’ au­to­ma­ti­zan­do to­dos los ser­vi­cios, crean­do nues­tra pro­pia red de con­tac­tos y ha­cien­do las de­li­cias de los “na­ti­vos digitales”. Y la fí­si­ca por­que nos he­mos da­do cuen­ta que el con­tac­to per­so­nal en­tre las per­so­nas tam­bién es una ne­ce­si­dad que si­gue vi­gen­te en el si­glo XXI, y que pre­ci­sa­men­te mu­chas re­des so­cia­les po­nen obs­tácu­los a su desa­rro­llo. Aun­que tam­bién po­drán que­dar en otros lu­ga­res y co­mu­ni­car­se a tra­vés de la pro­pia red so­cial de los clubs.

EMP.: La se­lec­ción de miem­bros no se ba­sa­rá en el po­der ad­qui­si­ti­vo. ¿Cuá­les se­rán las cua­li­da­des pa­ra per­te­ne­cer a él?

L.D.: En efec­to, ése va a ser uno de los as­pec­tos que más nos di­fe­ren­cie de los an­ti­guos clubs pri­va­dos in­gle­ses. En nues­tro ca­so la se­lec­ción se ha­rá, pre­ci­sa­men­te, por ese es­ti­lo de vi­da y la vo­lun­tad de per­te­ne­cer a una co­mu­ni­dad que va­lo­re as­pec­tos co­mo la con­vi­ven­cia, el res­pe­to, la vo­lun­tad de se­guir cre­cien­do y la in­quie­tud y la cu­rio­si­dad por el mun­do que nos ro­dea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.