VIVOIDIOMAS Y MYHOSTPITALITY

Apren­der de la ex­pe­rien­cia del mer­ca­do pa­ra pi­vo­tar y adap­tar­se a las exi­gen­cias del clien­te

Emprendedores - - Dossier -

Lo que ha he­cho Ma­ría Án­ge­les León es lo que al­gu­nas star­tups –no to­das– ha­cen co­rrec­ta­men­te: vi­rar, cuan­do los ob­je­ti­vos mar­ca­dos no son los es­pe­ra­dos y an­tes que ob­ce­car­se en la idea ori­gi­nal, te­ner cin­tu­ra pa­ra adap­tar­se al mer­ca­do.

PUN­TO DE EN­CUEN­TRO

La idea ini­cial de es­ta em­pren­de­do­ra era crear una co­mu­ni­dad on­li­ne, “don­de las per­so­nas pu­die­ran or­ga­ni­zar in­ter­cam­bio de idio­mas a tra­vés de la con­vi­ven­cia y que la re­la­ción en­tre las dos par­tes fue­ra el co­no­ci­mien­to de la len­gua y la cul­tu­ra del otro, pe­ro siem­pre des­de la pers­pec­ti­va per­so­nal, a tra­vés del con­tac­to hu­mano. Que­ría­mos que nues­tra pla­ta­for­ma fue­ra un pun­to de en­cuen­tro pa­ra po­der lue­go te­ner vi­ven­cias reales que apor­ta­sen y apo­ya­sen otros mo­dos de apren­di­za­je de idio­mas que pue­de ha­ber más tra­di­cio­na­les co­mo asis­tir a aca­de­mias o ha­cer un cur­so on­li­ne, etc.”.

Y así na­ció MyHOSTpitality (www.myhostpitality.com). “Una idea pue­de sur­gir con mu­cha mo­ti­va­ción e ilu­sión, pe­ro si es com­ple­ja de eje­cu­tar­la, hay que es­tar abier­to al mer­ca­do pa­ra ver qué de­man­da y po­der ofre­cer otro ti­po de ser­vi­cios que ini­cial­men­te no los te­nías ni si­quie­ra con­si­de­ra­dos, co­mo fue en mi ca­so. Si la de­man­da no exis­te hay que te­ner la ca­pa­ci­dad de adap­tar­se a lo que el clien­te te pide pa­ra po­der te­ner una em­pre­sa sos­te­ni­ble a lar­go pla­zo”. León re­cuer­da que, al ser in­ter­cam­bio de idio­mas, “una par­te im­por­tan­te de la co­mu­ni­dad eran ex­tran­je­ros. Y si bien, cap­tá­ba­mos mu­chos es­pa­ño­les, nos cos­ta­ba mu­cho po­der lle­gar a ese pú­bli­co ex­tran­je­ro”. El he­cho de no te­ner un part­ner fí­si­ca­men­te en otros des­ti­nos, di­fi­cul­ta mu­cho esa cap­ta­ción: “Y vi­mos la opor­tu­ni­dad de cam­biar cuan­do una em­pre­sa ame­ri­ca­na, cer­ti­fi­ca­da por el de­par­ta­men­to de Es­ta­do pa­ra or­ga­ni­zar pro­gra­mas es­co­la­res, nos con­tac­tó pa­ra pre­gun­tar­nos si den­tro de nues­tra co­mu­ni­dad ha­bía es­tu­dian­tes que qui­sie­ran ha­cer un año es­co­lar allí. De­ci­di­mos, en­ton­ces, ha­cer un pi­lo­to pa­ra ver qué pa­sa­ba. Con­se­gui­mos ha­cer dos ven­tas y vi­mos que ha­bía cier­ta de­man­da. Y fru­to de eso fue cuan­do hi­ci­mos la tran­si­ción de ir de­di­can­do más tiem­po a VivoIdiomas (www.vivoidiomas.es)”.

Tras esa pri­me­ra ex­pe­rien­cia, “te­ne­mos otro part­ner, que tie­ne una red más am­plia que mue­ve mu­chos más es­tu­dian­tes. He­mos ce­rra­do acuer­dos de co­la­bo­ra­ción con dis­tin­tos dis­tri­tos es­co­la­res de Ca­na­dá. He­mos apren­di­do mu­cho y es­ta­mos es­tan­da­ri­zan­do los pro­ce­sos pa­ra que, de ca­ra a 2019, sea­mos más ági­les y nos cen­tre­mos más en la ven­ta”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.