ANA­LI­ZA EL PRO­DUC­TO Y EL MER­CA­DO

Emprendedores - - Gestión -

Una vez de­ci­di­do el ti­po de pro­duc­to y de­fi­ni­do el ra­dio de ac­ción geo­grá­fi­co en el que se va a se­lec­cio­nar el pro­vee­dor, hay que se­guir in­for­mán­do­se.

De­bes res­pon­der a pre­gun­tas co­mo: “¿pue­do im­por­tar esa mer­can­cía a Es­pa­ña?”, “¿va a exi­gir una es­pe­cial ho­mo­lo­ga­ción pa­ra cum­plir con la le­gis­la­ción de la UE?”, “¿ne­ce­si­ta­ré con­tra­tar una em­pre­sa cer­ti­fi­ca­do­ra?”, “¿exis­te al­gu­na res­tric­ción co­mer­cial con el país de ori­gen?”... Son pre­gun­tas que de­be­rás con­tes­tar po­co a po­co pe­ro con­vie­ne te­ner en men­te to­do el pro­ce­so. Es­pe­cial pre­cau­ción hay que te­ner con el ti­po de aran­cel al que pu­die­ra es­tar su­je­to el pro­duc­to. Jo­sé Ma­nuel

Cas­te­llano, di­rec­tor de In­ter­na­cio­nal de His­paCo­lex, ex­pli­ca: “Cuan­do el im­por­ta­dor no es­tá se­gu­ro del có­di­go de par­ti­da aran­ce­la­ria que le co­rres­pon­de, pue­de que el fa­bri­can­te de­ci­da for­zar el con­cep­to pa­ra uti­li­zar otro con me­nos exi­gen­cias en el país de des­tino”. En ese ca­so el ries­go es gran­de, ya que pue­de que en la adua­na es­pa­ño­la las au­to­ri­da­des con­si­de­ren que el aran­cel de­cla­ra­do no se co­rres­pon­de con la mer­can­cía. Se pa­ra­li­za­rá el trán­si­to ge­ne­ran­do gas­tos adi­cio­na­les.

“¿Exis­te al­gu­na res­tric­ción co­mer­cial con el país de ori­gen? Es una cues­tión a te­ner pre­sen­te an­tes de em­pe­zar a im­por­tar”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.