PEU­GEOT 208, THE FU­TU­RE OF MOBI­LITY ARRIVES TO THE CITY

Energia16 - - BIENVENIDO­S - Tex­to ENER­GÍA16

El nue­vo Peu­geot 208 an­ti­ci­pa có­mo se­rán los com­pac­tos ur­ba­nos en la pró­xi­ma dé­ca­da. Su di­se­ño di­ná­mi­co y fu­tu­ris­ta, su ver­sión ce­ro emi­sio­nes, su co­nec­ti­vi­dad de van­guar­dia y su con­duc­ción au­tó­no­ma de ni­vel 2 son una ven­ta­na al fu­tu­ro. En el in­te­rior, cuen­ta con la nue­va ge­ne­ra­ción del Peu­geot i-cock­pit®, acom­pa­ña­do de fun­cio­nes de ayu­da a la con­duc­ción.

Con un di­se­ño es­pec­ta­cu­lar y rompe­dor, una ex­pe­rien­cia a bor­do y unas pres­ta­cio­nes que lle­van al má­xi­mo el pla­cer de con­du­cir, el nue­vo Peu­geot 208 lle­ga al seg­men­to B dis­pues­to a con­ver­tir­se en una nue­va re­fe­ren­cia. “Sus tec­no­lo­gías in­no­va­do­ras, pen­sa­das pa­ra ha­cer más fá­cil la vi­da de sus usua­rios, y la po­si­bi­li­dad de po­der ele­gir en­tre ver­sio­nes ga­so­li­na, dié­sel o eléc­tri­cas lle­van la fi­lo­so­fía Peu­geot a una nue­va épo­ca”, se­gún ex­pli­ca la di­rec­to­ra ge­ne­ral de Peu­geot pa­ra Es­pa­ña y Por­tu­gal, Hé­lè­ne Bou­te­le­au.

El nue­vo Peu­geot 208 mues­tra có­mo se­rá con­du­cir en ciu­dad en los años 2020. Su tec­no­lo­gía no­ve­do­sa, que an­ti­ci­pa la con­duc­ción au­tó­no­ma, sus lí­neas di­ná­mi­cas que le ha­cen des­ta­car en su ca­te­go­ría, y su am­plia ofer­ta de mo­to­ri­za­cio­nes, en­tre las que fi­gu­ra una op­ción to­tal­men­te eléc­tri­ca, le con­vier­ten en un em­ba­ja­dor del fu­tu­ro del au­to­mó­vil.

En el in­te­rior, se apre­cia que se es­tá en­tran­do en una nue­va era del au­to­mó­vil na­da más sen­tar­se en el pues­to de con­duc­ción: el Peu­geot 208 es­tre­na la úl­ti­ma ge­ne­ra­ción del

EL 208 PER­MI­TE OP­TAR EN­TRE VER­SIO­NES GA­SO­LI­NA, DIÉ­SEL Y ELÉC­TRI­CAS EFI­CIEN­TES Y DE AL­TAS PRES­TA­CIO­NES

EL CUA­DRO DE INS­TRU­MEN­TOS APA­RE­CE CO­MO UN HO­LO­GRA­MA, CON IN­DI­CA­CIO­NES CLA­RAS, DI­NÁ­MI­CAS Y ANI­MA­DAS

Peu­geot i-cock­pit® 3D. El cua­dro de ins­tru­men­tos apa­re­ce an­te los ojos del con­duc­tor co­mo una es­pe­cie de ho­lo­gra­ma, con in­di­ca­cio­nes cla­ras, di­ná­mi­cas y ani­ma­das, que adap­tan su ta­ma­ño en fun­ción de la im­por­tan­cia en ca­da mo­men­to. La pan­ta­lla tác­til de 25,4 cm (de 10 pul­ga­das) y las te­clas Tog­gle Swit­ches ges­tio­nan un am­plio elen­co de equi­pa­mien­tos y fun­cio­nes de ayu­da a la con­duc­ción.

La fun­ción Dri­ve As­sist del Peu­geot 208 abre la puer­ta a una con­duc­ción se­mi­au­tó­no­ma en au­to­pis­ta y vías rá­pi­das gra­cias a que com­bi­na la ayu­da al man­te­ni­mien­to ac­ti­vo de ca­rril, aso­cia­do al La­ne Position As­sist –el La­ne Position As­sist (LPA) man­tie­ne la po­si­ción del vehícu­lo, ele­gi­da por el con­duc­tor pa­ra ca­da oca­sión, en la vía de cir­cu­la­ción–.

Por su par­te, el re­gu­la­dor de ve­lo­ci­dad adap­ta­ti­vo con fun­ción Stop & Go cuen­ta con ins­truc­cio­nes ajus­ta­bles de dis­tan­cia de se­gu­ri­dad y, en me­dio de un atas­co, ase­gu­ra el arran­que au­to­má­ti­co del vehícu­lo en pa­ra­das de me­nos de tres se­gun­dos.

Pa­ra re­for­zar aún más la se­gu­ri­dad, el Peu­geot 208 cuen­ta con un sis­te­ma de fre­na­do au­to­má­ti­co de emer­gen­cia de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, ca­paz de de­tec­tar pea­to­nes y ci­clis­tas cir­cu­lan­do por la vía, tan­to de día co­mo de no­che, en un am­plio ran­go de ve­lo­ci­da­des: en­tre 5 Km/h y 140 Km/h.

Apar­car en ciu­dad pue­de lle­gar a ser to­do un ar­te. El nue­vo Peu­geot 208 per­mi­te en­fren­tar­se a es­tas ma­nio­bras co­mo to­do un pro­fe­sio­nal gra­cias a la fun­ción Park As­sist, que ma­ne­ja au­to­má­ti­ca­men­te la di­rec­ción y, en ver­sio­nes con ca­ja au­to­má­ti­ca EAT8, los cam­bios de mar­chas, pa­ra ase­gu­rar un es­ta­cio­na­mien­to óp­ti­mo y sin so­bre­sal­tos.

La ca­pa­ci­dad de ele­gir es otra de las gran­des in­no­va­cio­nes que in­cor­po­ra el Peu­geot 208. Pa­ra mo­ver­se, el clien­te pue­de op­tar en­tre ver­sio­nes con mo­to­res ga­so­li­na, dié­sel o 100% eléc­tri­cas, con las me­cá­ni­cas más efi­cien­tes y pres­ta­cio­na­les del mer­ca­do. Al vo­lan­te, se pue­de op­tar, en to­do mo­men­to, por tres mo­dos de con­duc­ción: Eco, Nor­mal y Sport, que per­mi­ten des­ta­car, res­pec­ti­va­men­te, la efi­cien­cia, el con­fort y las pres­ta­cio­nes di­ná­mi­cas de es­te mo­de­lo.

APAR­CAR EN LA CIU­DAD PUE­DE LLE­GAR A SER UNA MA­NIO­BRA COM­PLI­CA­DA QUE SE FA­CI­LI­TA CON LA FUN­CIÓN PARK AS­SIST

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.