EL DES­CU­BRI­DOR

Enigmas Monográfico - - LAS MENTIRAS DE LA HISTORIA CONSTRUCCIONES IMPOSIB -

“El 5 de di­ciem­bre de 1833 se de­cla­ró el có­le­ra mor­bo en el pe­que­ño pue­blo de Fron­te­ra. Cuan­do arri­bé la epi­de­mia es­ta­ba con to­da su fuer­za y otra ca­la­mi­dad no me­nos fu­nes­ta, la gue­rra ci­vil se ha­lla­ba en vís­pe­ras de es­ta­llar…”. Es qui­zá por ello por lo que el due­ño de es­tas pa­la­bras, un fal­so con­de de vida tor­men­to­sa y nom­bre in­ter­mi­na­ble, Juan Fe­de­ri­co Ma­xi­mi­li­ano Wal­deck, de­ci­dió ale­jar­se de las lla­nu­ras de Ta­bas­co pa­ra per­der­se du­ran­te tres años en las im­pe­ne­tra­bles sel­vas de Chia­pas. Po­cos, sal­vo aque­llos a los que de­bía al­gún di­ne­ro, le echa­ron de me­nos. Su vida li­cen­cio­sa, su pro­ce­den­cia fran­ce­sa, in­gle­sa o che­ca, se­gún con­ve­nien­cia, sus men­ti­ras des­pia­da­das y su ca­ra tan du­ra como las es­fe­ras de Cos­ta Ri­ca, le gran­jea­ron no po­cos enemi­gos al “con­de de Wal­deck”, na­ci­do en 1766 en Por­ts­mouth, In­gla­te­rra. Era un es­ta­fa­dor, tan du­cho en el ar­te de la pa­la­bra como des­ali­ña­do de as­pec­to, por­que los cro­nis­tas re­fie­ren que el “aris­tó­cra­ta” ves­tía con as­pec­to des­ali­ña­do, acom­pa­ña­do de un con­si­de­ra­ble he­dor. Y sin em­bar­go, a él de­be­mos que por vez pri­me­ra sa­lie­ra a la luz de en­tre su verde re­ti­ro uno de los si­tios más fas­ci­nan­tes del mun­do.

A la de­re­cha, el Pa­la­cio de Pa­len­que, cu­yos pla­nos, rea­li­za­dos por el di­bu­jan­te Lu­ciano Cas­ta­ñe­da, se pue­den ob­ser­var ba­jo es­tas lí­neas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.