IN­FIL­TRA­CIÓN NA­ZI EN NOR­TEA­MÉ­RI­CA

Enigmas - - CONSPIRA -

Uno de los as­pec­tos me­nos co­no­ci­dos del es­pio­na­je ale­mán es la crea­ción de ani­llos de es­pías –spy rings– en te­rri­to­rio nor­te­ame­ri­cano du­ran­te la épo­ca de En­tre­gue­rras, que ser­vi­rían co­mo vi­tal fuen­te de in­for­ma­ción pa­ra la ca­rre­ra ar­ma­men­tís­ti­ca. Uno de los más sor­pren­den­tes hom­bres del es­pio­na­je ale­mán en EEUU fue Fre­de­rick “Fritz” Jou­bert Du­ques­ne. Es­te per­so­na­je ro­dea­do de som­bras, aven­tu­re­ro, pe­rio­dis­ta, ve­te­rano de la gue­rra de los Bóers y es­pía al ser­vi­cio de Ale­ma­nia en las dos gue­rras mun­dia­les, con­si­guió crear una red de en­la­ces y con­fi­den­tes gi­gan­tes­ca que ob­te­nía in­for­ma­ción so­bre los in­ven­tos más avan­za­dos de la Ar­ma­da y otros de­par­ta­men­tos gu­ber­na­men­ta­les es­ta­dou­ni­den­ses, así co­mo pla­nes de or­ga­ni­za­ción, eva­cua­ción y mu­chos otros da­tos de gran va­lía que ha­cía lle­gar a sus su­pe­rio­res de la Ab­wehr en Ber­lín. Fi­nal­men­te, se­ría ob­je­to de un plan or­ques­ta­do por el FBI con la ayu­da del agen­te do­ble Wi­lliam Se­bold que des­man­te­la­ría aque­lla in­men­sa red en uno de los mo­men­tos más de­li­ca­dos de la his­to­ria nor­te­ame­ri­ca­na. Asi­mis­mo, en 1942 des­em­bar­ca­ban en sue­lo es­ta­dou­ni­den­se dos sub­ma­ri­nos ale­ma­nes, en­via­dos tam­bién por la Ab­wehr del al­mi­ran­te Ca­na­ris, con la am­bi­cio­sa mi­sión de rea­li­zar sa­bo­ta­jes y sem­brar el te­rror en el in­te­rior del país, en el que se­ría el pri­mer in­ten­to se­rio de in­fil­tra­ción en el mis­mo has­ta los aten­ta­dos del 11 de sep­tiem­bre de 2001. Una ope­ra­ción de­ta­lla­da en el li­bro, co­no­ci­da con el nom­bre en cla­ve de “Pas­to­rius”, que fi­nal­men­te se frus­tra­ría por la de­la­ción de uno de los sa­bo­tea­do­res, el ale­mán Geor­ge “John” Dasch.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.