VES­TIR­SE DE MU­JER MUER­TE PA­RA HUIR DE LA

Enigmas - - SOMBRAS -

en ex­clu­si­va al re­sul­ta­ron ata­car prác­ti­ca­men­te del Esos eran las víc­ti­mas sín­dro­me. Las pe­sa­di­llas ho­mi­ci­das sa­nos y hom­bres… con­se­cuen­cias del ex­tra­ño se­xo mas­cu­lino. Jó­ve­nes, las adop­ta el pue­blo una mu­jer su­frió su­pers­ti­cio­sas que ase­sino oní­ri­co. Só­lo muer­tes es en de las creen­cias reali­dad Se­gún una dia­blo cau­san­te de es­tas los va­ro­nes. hmong en Laos, el mu­jer ce­lo­sa, y por es­pí­ri­tu ello só­lo ata­ca a ace­chan­te el es­pec­tro de una del pa­sar por es­te mo­do, pa­ra huir ha­cer­se y La úni­ca for­ma, de a la ce­lo­sa dia­bla te­me­ro­sos de la et­nia y mor­tal se­ría en­ga­ñar más ello, los miem­bros an­tes de dor­mir e una mu­jer. Por cam­bia­rían su in­du­men­ta­ria mu­jer. Así hmong pren­das de ca­ma ata­via­dos con irían a la con­si­guen vi­vir su sue­ño en paz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.