ATA­QUES DE ES­CUA­LOS EN ES­PA­ÑA

Enigmas - - REPORTAJE -

Te­ne­mos en nues­tra men­te los ata­ques del gran ti­bu­rón en la pe­lí­cu­la de Spiel­berg. Pue­de su­ges­tio­nar, nos pue­de crear te­mor, pe­ro so­mos cons­cien­tes de que se tra­ta de una de esas his­to­rias pro­ve­nien­tes de la ima­gi­na­ción de Holly­wood, y, por otro la­do, que esas co­sas es­tán su­ce­den le­jos, que es­tán le­jos de ocu­rrir en nues­tras cos­tas. ¿O no? Acu­da­mos a los es­pe­cia­lis­tas pa­ra con­fir­mar­lo: In­ter­na­tio­nal Shark At­tack Fi­les. Se­gún es­ta pre­ci­sa ba­se de da­tos, des­de el año 1847 se han pro­du­ci­do tres ata­ques de ti­bu­rón en aguas es­pa­ño­las. Tran­qui­li­dad: nin­guno ha cau­sa­do la muer­te a la víc­ti­ma. El pri­me­ro de ellos, en mar­zo de 1986, en Ta­ri­fa. Un jo­ven dis­fru­ta­ba de un día de wind­surf cuan­do fue mor­di­do por un es­cua­lo de gran ta­ma­ño. Se cree que un ti­bu­rón blan­co. A cau­sa de las he­ri­das, los mé­di­cos le ampu­taron el pie de­re­cho. Sie­te años más tar­de fue un doc­tor va­len­ciano quien tu­vo la ma­la for­tu­na de en­con­trar­se con un ejem­plar de unos dos me­tros mien­tras na­da­ba a unos 200 me­tros de la cos­ta en la pla­ya de Las Are­nas, en Va­len­cia. Él mis­mo se hi­zo un tor­ni­que­te, pe­se a lo que per­dió va­rios de­dos de un pie. En el Gol­fo de Viz­ca­ya, un pes­ca­dor de On­da­rroa fue mor­di­do en el bra­zo por un ti­bu­rón mo­rra­jo. La rá­pi­da in­ter­ven­ción de otro pes­ca­dor y el res­ca­te por un he­li­cóp­te­ro de Sal­va­men­to Ma­rí­ti­mo dis­mi­nu­yó las con­se­cuen­cias del ata­que.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.